Martes, 23.10.2018 - 10:09 h

Una lista de la compra podría indicar cuándo fue escrita la Biblia

“Tráeme aceite, harina o marcha para tal sitio”, son algunas de las escrituras que ha descubierto un grupo de investigadores en el desierto de Judea.

Científicos israelíes ofrecen pistas sobre el periodo en que terminó la redacción del Antiguo Testamento
Científicos israelíes ofrecen pistas sobre el periodo en que terminó la redacción del Antiguo Testamento

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tel Avibi (Israel) han publicado un estudio en la revista científica PANS en el que se realiza un análisis de los fragmentos de cerámica encontrados en la fortaleza de la antigua ciudad cananea de Arad, en el sur de Israel.

“Tráeme aceite, harina o marcha para tal sitio”, estas son algunas de las escrituras que ha descubierto un grupo de investigadores en el desierto de Judea. Una lista de la compra escrita a mano que da testimonio sobre el nivel de alfabetización del momento.

Esta lista de la compra proviene del año 586 a.C., lo que hace evidente que 600 años antes del nacimiento de Jesús, el nivel de alfabetización era importante.

Durante décadas, los investigadores y expertos en textos bíblicos se han preguntado sobre cuál fue la extensión de la Biblia hebrea elaborada antes de la caída del reino de Judá.

La Biblia no fue compuesta en tiempo real, probablemente fue escrita y editada más tarde. La pregunta es: ¿cuándo exactamente?”, comenta el matemático Arie Shaus a Gizmondo.

“Muchos estudios aseguran que en el período del Primer Templo (de Salomón, destruido por esa dinastía babilonia) había un nivel muy bajo de alfabetización, por lo que no hubo razón para transcribir textos bíblicos”, explica a Efe Arie Shaus, doctorando de la Universidad de Tel Aviv y uno de los principales autores de la investigación.

Sin embargo, a fin de contrastar esas teorías, el equipo analizó las inscripciones aparecidas en los fragmentos de cerámica conocidos en el argot arqueológico como ostracón, que habían sido hallados previamente en los años 60.

Las inscripciones reflejan normas y directrices cotidianas

El equipo  de investigación consiguió elaborar un modelo que se basa en algoritmos que analizan 16 inscripciones las cuales permitieron deducir con un alto nivel de probabilidad el origen de 18 textos escritos por al menos seis autores.

Los escritos también mostraban instrucciones más sofisticadas para el movimiento de tropas y el registro de gastos de avituallamiento, lo que según los autores refleja que existía en ese período un alto nivel de escritura.

“Si analizas los textos con detenimiento llegas a la conclusión de que todo el aparato del Ejército era ilustrado y podemos presumir que en el reino había un sistema educativo que permitió no sólo a los sacerdotes y escribas, sino a muchas otras personas poder leer y escribir”, subraya Shaus.

Una posible primera versión de los textos bíblicos

El elevado nivel de alfabetización unos 600 años a.C conduce a pensar a los autores si este hecho se puede relacionar con una posible primera versión escrita del Pentateuco o de otros libros tempraneros de la Biblia. “Tenemos razones para creer que esta habilidad implicó la existencia de textos bíblicos puesto que hubo un público que podía apreciar estos escritos”, argumenta.

Los investigadores concluyen que en aquella época pudieron haberse escrito textos como el Libro de Josué, Jueces, Samuel o Reyes

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios