Martes, 21.11.2017 - 09:08 h

Casi la mitad de los pacientes con hipertensión arterial no cumple con el tratamiento prescrito

El 46,9 por ciento de los pacientes diagnosticados con hipertensión arterial (HTA) no cumple con el tratamiento prescrito por su médico, según han mostrado los datos del estudio 'La Adherencia al Tratamiento en España', promovido por el Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT), y presentado en el marco del Día Mundial de la enfermedad.

Casi la mitad de los pacientes con hipertensión arterial no cumple con el tratamiento prescrito

Se trata de una patología de causa diversa que afecta en España el 42,6 por ciento de la población adulta, siendo la prevalencia mayor en varones (49,9%) que en mujeres (37,1%) y también en prediabéticos (67,9%) y diabéticos (79,4%). Además, el 37,4 por ciento de los hipertensos están por diagnosticar. En el grupo de hipertensos conocidos, toma tratamiento el 88,3 por ciento de los pacientes y sólo el 30 por ciento tiene la presión controlada.

La mayoría de las personas con hipertensión no muestra ningún síntoma, si bien, en ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre. Si no se controla, la hipertensión puede provocar complicaciones como la isquemia miocárdica, la propia insuficiencia cardiaca y otras manifestaciones en otros órganos y sistemas.

"La hipertensión arterial le cuesta al Estado unos 3.600 millones de euros anuales, el 7,5 por ciento del presupuesto total de Sanidad", según cálculos de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA).

Por ello, realizar un diagnóstico precoz es fundamental para realizar una correcta prevención de las complicaciones que pueden aparecer, por otra parte una de las claves para establecer un tratamiento eficaz es la comunicación con el paciente.

De hecho, a juicio de los expertos, el conocimiento exhaustivo de la enfermedad, de su tratamiento y de las condiciones saludables de vida como dieta, ejercicio o deshabituación tabáquica son esenciales en la mejora de la adherencia al tratamiento puesto que todos estos aspectos se encuentran íntimamente vinculados.

Ahora en portada

Comentarios