Domingo, 19.11.2017 - 13:38 h

Cafeterías y cajeros automáticos, lugares idóneos para ubicar desfibriladores externos automáticos

Las cafeterías y los cajeros automáticos podrían ser lugares perfectos para el acceso público a desfibriladores externos automáticos (DEA), según concluye una nueva investigación que se publica en la revista 'Circulation', de la Asociación Americana del Corazón.

Cafeterías y cajeros automáticos, lugares idóneos para ubicar desfibriladores externos automáticos

Un desfibrilador externo automatizado (DEA) es un dispositivo médico computarizado que puede comprobar el ritmo cardiaco de una persona y reconocer un ritmo que requiere una descarga e indicar a la persona que lo usa cuándo es necesaria una descarga. El DEA emplea avisos de voz, luces y mensajes de texto para informar al rescatador de los pasos a seguir.

La colocación de DEA en las comunidades es un esfuerzo continuo para proporcionar acceso a estos dispositivos que salvan vidas para que las personas que presencien un paro cardiaco puedan ayudar a los afectados fuera del hospital. Para determinar el mejor lugar para colocar estos dispositivos, los investigadores estudiaron diferentes negocios y localidades municipales en Toronto, Canadá.

Los científicos clasificaron los negocios y otros lugares de acuerdo a cuántos infartos cardiacos ocurrieron en los 100 metros a la redonda de esos sitios y cuándo estaban abiertos. "Encontramos que las cafeterías y los cajeros automáticos estaban altamente clasificados a través de varias métricas relacionadas, y que esas puntuaciones eran estables a través de los años", afirma el autor del estudio, Timothy C.Y. Chan, catedrático de Investigación en Nueva Optimización y Análisis de Salud en la Universidad de Toronto, en Canadá.

Ahora en portada

Comentarios