Sábado, 21.10.2017 - 18:29 h

Distrito Sanitario Aljarafe-Norte impulsa un proyecto para mejorar la atención bucal de ancianos en residencias

El grupo de investigación 'Lemures' inicia en el Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte, un estudio de calidad de vida oral, patología dental y lesiones en la mucosa oral en ancianos institucionalizados, lo que supone un avance en la atención integral de este tipo de paciente y una mejora en la calidad asistencial al mismo.

El grupo investigador está formado por un equipo multidisciplinar constituido por Gracia Bejarano (investigadora principal) y odontóloga de la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Salud Bucodental del Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte; Eva Reyes Gilabert, odontóloga de la citada UGC, y María del Carmen Sánchez García, médica de familia de la Zona Básica de Alcalá de Guadaíra del Distrito Sanitario Sevilla Sur.

También, se encuentran Alfredo Reinoso, odontólogo de la UGC de Salud Bucodental del Distrito Aljarafe-Sevilla Norte; Alfonso García Palma, odontólogo y coordinador de la UGC de Salud Bucodental del citado distrito; María Butrón, enfermera del Hospital Virgen del Rocío; Carmen Salinas Merchán, psicóloga y auxiliar enfermera de la UGC de Salud Bucodental de este distrito, al que también pertenece Luis Gabriel Luque, médico de familia y responsable de la Unidad de Investigación.

Según informa la Junta de Andalucía en un comunicado, el proyecto de investigación 'Lemures' es un estudio cuasiexperimental de tres años de duración sobre ancianos institucionalizados en Residencias de Mayores del citado distrito. Durante el proyecto se analizará la calidad de vida, las necesidades de tratamiento y el coste asociado a la salud oral de las personas institucionalizadas.

Además, se estudia la relación de estos parámetros con otras variables clínicas. Con este proyecto se pretende demostrar que una asistencia integral a las personas residentes institucionalizadas puede mejorar su calidad de vida, su salud general y optimizar el uso de los recursos sanitarios dedicados a su atención.

Tal como detalla, "el envejecimiento progresivo de la sociedad, debido al incremento del número de personas mayores de 60 años es el factor poblacional que caracteriza los cambios demográficos actuales, junto al descenso de la natalidad". Este envejecimiento progresivo de la población implica un incremento de los recursos sanitarios dedicados a estas personas y, por tanto, "una adaptación de la provisión de salud y un esfuerzo por parte de los gestores para la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público".

Añade que las personas mayores tienen un alto riesgo de sufrir afecciones bucodentales (caries, alteraciones periodontales y cáncer bucal); con frecuencia este deterioro de la salud oral y del aparato masticatorio tienen repercusiones sobre la salud general de estas personas y "se achacan al proceso inevitable del envejecimiento, idea que se debe desterrar del razonamiento clínico".

"No sólo es el envejecimiento el responsable de los problemas de salud oral de este grupo etario, también influyen la higiene oral, las comorbilidades, los fármacos que usan habitualmente, muchos de ellos responsables de su hiposalivación-xerostomía. Por todo ello, la atención de la salud bucodental requiere un abordaje multidimensional y multidisciplinar", sentencia.

Los especialistas resaltan la importancia de realizar una valoración integral desde el punto de vista odontológico que se centre no solo en el estado de salud bucal sino también atienda a sus enfermedades crónicas, tratamientos y hábitos de higiene así como valoración de otros aspectos como son el grado de autonomía del paciente, detectar trastornos del estado de ánimo o cognitivos, conocimientos acerca de la higiene bucal tanto del propio paciente como de los cuidadores. Entre algunas de las principales enfermedades sistémicas que pueden tener efectos locales en la boca están la diabetes, enfermedades cardiovasculares, demencia, entre otros.

En este estudio participan seis centros sociosanitarios de Sevilla: Residencia Montetabor (Bollullos de la Mitación), Residencia San Pedro Nolasco (El Viso del Alcor), Residencia Alconchel (Mairena del Alcor), Residencia San Nicolás (Cantillana), Residencia Cristo Rey (Pilas) y Residencia CER Espartinas (Espartinas).

El estudio recién comenzado es un paso más en la atención del paciente anciano, conocer el perfil de estos pacientes ayudará a definir patrones de mayor riesgo y actividades específicas para cada subgrupo, a especificar los fármacos de mayor riesgo para padecer enfermedades buco-dentales, adecuar los escasos recursos sanitarios a los pacientes, identificar los puntos de mejora que servirán para la creación de una guía de atención a la salud bucodental de los ancianos institucionalizados y a redefinir los contenidos de las intervenciones formativas-informativas sobre cuidados bucodentales e higiene de prótesis para cuidadores formales e informales de estos pacientes.

"El estado de salud general no está separado de su salud bucal, ya que cualquiera de estos aspectos puede llegar a condicionar o a deteriorar otro, de ahí la importancia de tomar conciencia en este sentido y mejorar la calidad en la asistencia del paciente", incide.

Este proyecto ha sido aprobado por el Comité de Ética de la Investigación de los Hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla y recibió el primer premio al mejor proyecto de investigación en el XI Congreso Andaluz de Semergen celebrado en Chiclana (Cádiz).

Ahora en portada

Comentarios