Viernes, 20.10.2017 - 09:42 h

Una dieta equilibrada y una vida activa podrían ayudar a prevenir la osteoporosis, según expertos

Se presenta en Santander la campaña 'Vida activa, nutrición y salud ósea', organizada por FHOEMO y CICS

Mantener una dieta equilibrada y una vida activa podrían ayudar a prevenir la osteoporosis, según se ha destacado en la presentación de la campaña 'Vida activa, nutrición y salud ósea', organizada por la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO) y el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), que se ha celebrado en la sede de Cocemfe-Cantabria de Santander.

Durante la jornada, se ha ofrecido a los asistentes pautas para llevar una correcta alimentación con un adecuado aporte de nutrientes, ejercicios para realizar una apropiada actividad física y un estilo de vida que ayuden a prevenir las enfermedades óseas.

Además, se han realizado densitometrías a los cántabros que han acudido a la presentación que han tenido la oportunidad de conocer la calidad del estado de sus huesos, ha informado la organización en nota de prensa.

En la jornada, que ha inaugurado la presidenta de la Asociación Cántabra de Fibromialgia, Mar Arruti, el doctor Manuel Díaz Curiel, presidente de FHOEMO, ha recalcado que "es muy importante prevenir las enfermedades óseas siguiendo una alimentación equilibrada rica en calcio incorporando lácteos y pescado, silicio tomando verduras y cereales, vitamina D a través del sol principalmente y de alimentos como los frutos secos y las setas y vitamina K a través de hortalizas y pollo".

DIETA EQUILIBRADA

La alimentación y el ejercicio físico son los aspectos centrales de la campaña ya que, aunque hay factores de riesgo que no pueden ser modificados como la edad o el sexo, practicar ejercicio diario y llevar hábitos de nutrición saludables serán claves para mantener la salud de los huesos, tal y como ha explicado el presidente de FHOEMO.

En este sentido, en la dieta se podría introducir el consumo moderado de cerveza (1 o 2 cañas al día para las mujeres y entre 2 y 3 para los hombres), bebida elaborada a partir de ingredientes naturales y de bajo contenido alcohólico, ya que como ha explicado el profesor de Nutrición y Dietética en la Complutense de Madrid, Jesús Román, esta bebida "contiene ingredientes como el silicio, que promueve la densidad ósea y evita la pérdida del hueso, o los fitoestrógenos, asociados a la mejora de los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteoporosis".

De hecho, un consumo moderado de cerveza, dos cañas diarias, aportan 15 mg de silicio, lo que representa la mitad de la ingesta diaria recomendada de este mineral, ha señalado.

Del mismo modo, el estudio 'Silicon in beer and brewing', realizado por investigadores del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de California, concluye que la cerveza es una fuente sustancial de silicio para la dieta.

Además, según el Instituto Nacional de Salud estadounidense (NIH), el silicio dietético puede ser importante para el crecimiento y desarrollo del hueso y del tejido conectivo. Los antioxidantes naturales contenidos en la cerveza, como los polifenoles y flavonoides, favorecerían la salud ósea además de frenar el proceso oxidativo del cuerpo.

Otras investigaciones apuntan a que el consumo moderado de esta bebida fermentada tendría efectos positivos sobre el metabolismo y la masa ósea. De hecho, la ingesta dietética de silicio se asocia con un incremento del tejido óseo de cadera en hombres y mujeres premenopáusicas.

Si la alimentación es importante, practicar ejercicio físico es el complemento que permite seguir un estilo de vida activo y saludable que ayude a mantener fuertes los huesos. De ese modo, evitar el sedentarismo y realizar ejercicio suave, continuado y a diario son recomendaciones que se incluyen en la guía para cambiar hábitos y prevenir enfermedades óseas como la osteoporosis, que afecta a tres millones de personas en España, la mayoría mujeres.

Y es que llevar una vida activa y practicar ejercicio de manera habitual estimula la formación del tejido óseo y potencia la musculatura. Realizar sesiones regulares de al menos 30 minutos fortalece los huesos y el bienestar de quienes que padecen este tipo de enfermedades, ha indicado el doctor en Fisioterapia, Pablo Olabe.

Además, los paseos al aire libre son la mejor forma de adquirir la cantidad diaria necesaria ya que la luz del sol proporciona gran cantidad de vitamina D. "Es importante exponer amplias zonas del cuerpo al sol de manera periódica en cortos espacios de tiempo", ha recordado Díaz Curiel.

Ahora en portada

Comentarios