Miércoles, 22.11.2017 - 21:42 h

Obama, Leonardo DiCaprio y David Bowie, entre los nombres de 15 nuevas especies de arañas

Un científico de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos, y cuatro de sus estudiantes de pregrado han descubierto 15 nuevas especies de arañas 'sonrientes' y las han bautizado con nombres como el científico naturalista David Attenborough, el expresidente estadounidense Barack Obama y su mujer, Michelle Obama, el actor Leonardo DiCaprio y el cantante-artista David Bowie.

Localizadas en islas del Caribe y otros lugares del sur, los investigadores bautizaron a estas nuevas especies con el nombre técnico de 'Spintharus davidattenboroughi', 'S. Barackobamai', 'S. Michelleobamaae' y 'S. Berniesandersi', así como 'S. Davidbowiei' y 'S. Leonardodicaprioi'. "Fue un proyecto de investigación de pregrado", subraya el director del estudio, el experto en arañas y profesor de la Universidad de Vermont Ingi Agnarsson.

"Al nombrar a estas arañas, los estudiantes y yo queríamos honrar a las personas que defendían los derechos humanos y nos advirtieron sobre el cambio climático: líderes y artistas que promovieron enfoques sensatos para un mundo mejor", relata este científico, cuyo trabajo se publica este martes en 'Zoological Journal' de la Sociedad Lenneana de Londres, dedicada al estudio y la difusión de la taxonomía.

Hasta ahora, se ha pensado que las hermosas arañas amarillas con cara 'sonriente' del género 'Spintharus' -designadas así por su rostro sonriente en el abdomen- tienen una especie extendida "desde el norte de Norteamérica hasta el norte de Brasil", dice Agnarsson.

Sin embargo, cuando un equipo de investigación del Proyecto de Biogeografía del Caribe (CarBio) -encabezado por Agnarsson y Greta Binford, en el Lewis & Clark College-, examinó arañas de Jamaica, Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, las Antillas Menores, Florida, Carolina del Sur, Costa Rica, México y Colombia, descubrió que esa especie extensa era en realidad muchas especies endémicas.

ESPECIES DE ARAÑAS CRÍPTICAS

Utilizando el trabajo genético de CarBio, y mediante el laborioso trabajo de fotografía y laboratorio de los estudiantes de Vermont, el equipo -con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencia- fue capaz de identificar y describir formalmente 15 nuevas especies. "Y si seguimos buscando, estamos seguros de que hay más", añade Agnarsson.

Cada estudiante que ayudó a describir a las arañas también llegó a nombrar algunas de ellas y algunas recibieron el nombre de familiares queridos, pero todos coincidieron en que una de las arañas se llamara Bernie Sanders, según relata Lily Sargeant, estudiante que trabajó en el proyecto y que se graduó en la Universidad de Vermont el año pasado. "Todos tenemos un gran respeto por Bernie, que nos representa un sentimiento de esperanza", justifica el consenso.

"Nuestro tiempo en esta tierra es limitado -señala Lily Sargeant-. Pero creo que las ideas no son así, espero que al bautizar a esa araña en honor a Bernie podamos recordar las ideas que él tiene en este punto crucial en la vida de nuestra nación".

Con respecto a la decisión de nombrar a otra de las arañas Leonardo DiCaprio, la estudiante Chloe Van Patten explica que su proceso de nombramiento se remonta a lo que ella llama una "obsesión" de la escuela secundaria con el actor, pero también a que él ahora está involucrado en asuntos ambientales.

La región del Caribe ha sido durante mucho tiempo conocida por los científicos como un importante punto caliente global para la diversidad biológica. El principal experto en arañas del género 'Spintharus' en las primeras décadas, Herbert W. Levi (1921-2014), había llegado a la conclusión de que las diferencias que observaba en estas arañas a lo largo de una amplia franja geográfica representaban la variación dentro de una especie.

Pero las nuevas técnicas moleculares desplegadas por los líderes del proyecto, Agnarsson y Binford, muestran lo contrario. "Estas son especies crípticas -dice Agnarsson-. Como demostró claramente el trabajo del doctor Levi, son difíciles de distinguir al mirarlas". Pero los datos de ADN son claros: estas arañas no se han cruzado -intercambiando genes- durante millones de años.

"Los pensamientos sobre la conservación cambian dramáticamente cuando se pasa de tener una especie común y extendida a una endémica en, digamos, Jamaica que tiene necesidades de conservación muy específicas", explica Agnarsson. "De repente tenemos un aumento de 15 veces en la diversidad en este grupo particular, sólo porque hicimos un estudio detallado", apunta.

"Eso nos dice algo sobre la biodiversidad en general. Cuanto más miramos, más descubrimos", afirma Agnarsson. La biología de la conservación, según el equipo, depende fundamentalmente de una buena taxonomía, ya que preservar una especie extensa es una tarea radicalmente diferente a la de proteger el hábitat preciso de una especie local aislada genéticamente.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios