Jueves, 20.09.2018 - 07:56 h

UN ESTUDIO PROMOVERÁ HÁBITOS SALUDABLES PARA PREVENIR EL ALZHÉIMER

El Barcelonaßeta Brain Research Center, el centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, ha impulsado un estudio para controlar los factores de riesgo modificables de la enfermedad de Alzheimer, con la colaboración, entre otros, del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya y de la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya.
Según informó este martes la citada fundación en una nota, el objetivo del programa, llamado ‘AlfaLife’, es promover hábitos de vida saludables basados en cuatro pilares que la comunidad científica vincula a algunos de los riesgos de desarrollar alzhéimer: la nutrición, el ejercicio físico, la actividad cognitiva y la actividad social.
La investigación cuenta con 400 voluntarios que serán controlados durante todo un año. “Con la entrega y seguimiento de las pautas para promover hábitos de vida más saludables pretendemos que los participantes instauren estas acciones en su día a día, para mejorar sus indicadores de salud cardiovascular y disminuir el riesgo de sufrir demencia”, explicó Nina Gramunt, neuropsicóloga de la Fundación Pasqual Maragall e investigadora principal del estudio.
Aunque aún se desconoce la causa del alzhéimer, la comunidad científica cree que cada vez hay más evidencias de que, más allá de los factores de riesgo no modificables (edad avanzada y la genética), hay algunos modificables que están asociados a la enfermedad.
Los modificables están relacionados con el riesgo cardiovascular, como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la diabetes, el tabaquismo y el sobrepeso; y con el estilo de vida. Hay estudios que apuntan que si se reducen estos factores de riesgo, se podría prevenir hasta la mitad de los casos.
Los 400 voluntarios tienen mayoritariamente entre 45 y 75 años y son personas cognitivamente sanas, que forman parte de la cohorte del Estudio ‘Alfa’, que se inició en 2012 con la colaboración de la Obra Social 'la Caixa'.
Este trabajo cuenta con 2.743 voluntarios adultos sanos, de entre 45 y 75 años, la gran mayoría hijos e hijas de enfermos de alzhéimer. Entre ellos se encuentra Cristina Maragall Garrigosa, hija de Pasqual Maragall y portavoz de la fundación.
Los voluntarios de este estudio se someten a pruebas (cognición, genética, neuroimagen...) cada tres años y durante décadas, con el objetivo de entender la historia natural de la enfermedad e identificar los factores de riesgo y los indicadores biológicos que podrían incidir en su desarrollo.

Ahora en Portada 

Comentarios