Savater pide posibilitar "la vuelta" de los 180.000 vascos "exiliados"

  • El catedrático y escritor Fernando Savater ha apostado por que las instituciones favorezcan "la vuelta" al País Vasco de los alrededor de 180.000 ciudadanos que en las últimas décadas se han visto obligados a marcharse a otras zonas de España por la violencia terrorista.

San Vicente del Raspeig (Alicante), 8 mar.- El catedrático y escritor Fernando Savater ha apostado por que las instituciones favorezcan "la vuelta" al País Vasco de los alrededor de 180.000 ciudadanos que en las últimas décadas se han visto obligados a marcharse a otras zonas de España por la violencia terrorista.

En una conferencia ofrecida junto al exconsejero vasco de Justicia José Ramón Recalde en la Universidad de Alicante, en el marco del seminario "El Nuevo Panorama del Terrorismo en España", Savater ha abogado por ayudar a "la recuperación de esa gente de un modo u otro, y posibilitar que vuelva con normalidad a sus puestos laborales".

Ha proseguido que si el País Vasco tiene aparentemente hoy "ese tono más homogéneo en torno a las ideas nacionalistas" es precisamente porque quienes no estaban de acuerdo con esas ideas o se veían amenazados por los violentos "se han tenido que ir".

"La mayoría de los que se han quedado no se atrevían a protestar, estaban de acuerdo o se beneficiaban" del clima creado por el mundo terrorista, lo que le lleva a concluir que la actual "hegemonía" nacionalista es consecuencia de la violencia.

Ha señalado que algunos estudios realizados en los últimos años cifran en unas 180.000 las personas que se han visto empujadas a trasladarse a otros puntos de España, cifra de la que ha destacado que supone cerca del 10 por ciento de los vascos.

Tras admitir que hoy se lleva un "tiempo largo" sin atentados, Savater ha querido aclarar que, aunque "no hay violencia mortal", sí existe otra a diferentes niveles, ya que, por ejemplo, a él le podría resultar difícil pasear por algunos de los pueblos de su comunidad.

El escritor ha declarado "no ser partidario del olvido de la experiencia" y ha reiterado que ETA "todavía hoy funciona", por lo que su fin sólo llegará cuando decida disolverse y se ponga a disposición del Estado de derecho.

Ha lamentado que algunos dirigentes políticos que considera "próximos" a la banda, en referencia a Bildu, todavía no hayan hecho ningún tipo de "rechazo explícito" de la violencia.

Recalde se ha referido a los presos etarras, al comentar que es "partidario en lo posible del acercamiento para no castigar a la familia", aunque, a continuación, ha matizado que también es consciente del "peligro" que esto supondría.

Esto es así porque cree que un cambio de política penitenciaria para acercar los presos al País Vasco "podría ir en contra de la normalización" de los encarcelados, ante lo cual duda de que sea una medida "prudente" en estos momentos.

De las ikastolas, de las que él mismo y su familia han sido fundadores, ha reconocido que "algo ha salido mal" porque "se han convertido en una organización educativa muy ideologizada, donde se han apartado las posiciones iniciales más abiertas sobre la enseñanza en euskera", en el sentido de que el idioma no se convirtiera en "un arma".

Como víctima del terrorismo, ha subrayado que ha recibido un tiro en la boca pero que "nunca" se ha sentido humillado por ETA, aunque sí ha tenido "rabia" al ver la actitud "repugnante" de algunos terroristas cuando son juzgados en la Audiencia Nacional.

Mostrar comentarios