Miércoles, 11.12.2019 - 20:41 h

España no identifica ni escolariza bien a los alumnos superdotados, según un estudio

Se calcula que el 2% de la población es superdotada pero, sin embargo, sólo el 0,24% de los niños escolarizados tienen altas capacidades. 

En España cada Comunidad Autónoma tiene una legislación diferente y también utiliza un método distinto para la identificación. 

España no identifica ni escolariza bien a los alumnos superdotados y con altas capacidades

Siempre ha habido niños más inteligentes que otros, aunque no siempre se refleja en las notas. Hablamos de los superdotados. Pero ¿qué es ser más inteligente? A principios del siglo XX el francés Alfred Binet propuso un nuevo método para calcular la inteligencia en base a la correcta ejecución de tareas que exigían comprensión, capacidad aritmética y dominio del vocabulario. Se propuso, junto con Simon, elaborar un test para medir la edad mental y en 1905 publican su primera escala Binet-Simon, que revisarían en 1908 ampliándola para niños de 3 a 13 años.

Después se propuso utilizar el término cociente intelectual para comparar la edad mental con la edad cronológica. Así un niño muy inteligente tendría una edad mental superior a su edad cronológica, y su CI sería superior a 100, y si tenía retraso su CI sería menor que 100.

La distribución de la puntuación del Cociente Intelectual en la población toma la forma de una curva en forma de campana de Gauss. La gran mayoría se encuentra en el medio, entre 90 y 110, y cuando nos alejamos hacia los extremos encontramos menos personas. Así tendríamos solo un 2% de personas con un CI hasta 70, que serían discapacitados intelectuales, y solo un 2% de personas con un CI a partir de 130, los superdotados.

En España, según las estadísticas del Ministerio de Educación Cultura y Deporte a finales del curso 2014/2015 había 19.187 alumnos de altas capacidades. Si tenemos en cuenta que hay 8.101.473 alumnos en total escolarizados en nuestro país, el porcentaje de altas capacidades es de apenas el 0,24 % del total.

Esto supone que 142.842 estudiantes superdotados están escolarizados en nuestro país pero no reciben la educación específica. Y el informe va más allá ya que no escolarizarlos de manera correcta causa fracaso escolar y se afirma que el 50% de estos alumnos no detectados estarían engrosando las cifras de fracaso escolar según los estudios del propio Ministerio.

Como contrapartida el Informe PISA 2012 dice que en España solo hay un 8% de alumnos en los niveles de excelencia en Matemáticas, 4 puntos porcentuales menos que el promedio OCDE y 3 menos que el promedio UE. Este porcentaje de alumnos excelentes se mantiene estable desde el año 2003, mientras que ha aumentado el porcentaje de alumnos rezagados del 23 al 24%. (Fuente PISA 2012 Informe Español).

Por otra parte España se ha vuelto a situar a la cabeza de Europa en abandono escolar temprano, el que hace referencia a los jóvenes de 18 a 24 años que dejaron sus estudios tras completar la educación obligatoria o antes de graduarse. Un 23,5% de los jóvenes españoles abandona la enseñanza prematuramente, el doble de la media comunitaria, situada en el 11,9%, (Fuente Eurostat)

Mientras en todo el mundo, sobre todo en Estados Unidos, comenzaron a preocuparse por identificar y potenciar a estos alumnos hace muchos años, en España no es hasta 1931 cuando comienza a hablarse de ellos con las primeras actuaciones con la creación del Instituto de Selección Obrera en Madrid. Es la primer vez que se establecen becas para los niños más destacados. Falta de legislación

Y mientras en la mayoría de los países desarrollados se creaban programas específicos para aquellos niños diferentes y más inteligentes, en España casi no había ni legislación. Es en 2006 cuando se crea la ley más avanzada al respecto y que apenas se modificó en 2013. 

Así, establece que:Las Administraciones educativas dispondrán los medios necesarios para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional, así como los objetivos establecidos con carácter general en la presente Ley. Las Administraciones educativas podrán establecer planes de centros prioritarios para apoyar especialmente a los centros que escolaricen alumnado en situación de desventaja social.Corresponde a las Administraciones educativas asegurar los recursos necesarios para que los alumnos y alumnas que requieran una atención educativa diferente a la ordinaria, por presentar necesidades educativas especiales, por dificultades específicas de aprendizaje, TDAH, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tarde al sistema educativo, o por condiciones personales o de historia escolar, puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de sus capacidades personales y, en todo caso, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.

En otro artículo del texto normativo se afirma:Corresponde a las Administraciones educativas adoptar las medidas necesarias para identificar al alumnado con altas capacidades intelectuales y valorar de forma temprana sus necesidades. Asimismo, les corresponde adoptar planes de actuación, así como programas de enriquecimiento curricular adecuados a dichas necesidades, que permitan al alumnado desarrollar al máximo sus capacidades.Diferencia entre superdotado y altas capacidades intelectuales

Comunmente se define la inteligencia como una capacidad mental muy general que, entre otras cosas, implica habilidad para razonar, planificar, resolver problemas, pensar de forma abstracta, comprender ideas complejas, aprender con rapidez y aprender de la experiencia.

Los superdotados son niños con una inteligencia extraordinaria, que se puede detectar ya desde edades muy tempranas (3 – 4 años) y que presenta un 2% de la población. Tiene relación directa con el cociente intelectual y el baremo más aceptado es el de tener un cociente intelectual de 130 o superior.

Hace unos años se introdujo un nuevo concepto, el de las altas capacidades. Según la leyes de Educación en España, englobaría a los estudiantes más capaces. El problema es que cada Comunidad lo define de una manera y también lo trata de forma diferente. En Madrid se trata de los alumnos un 2% por encima de la media, un 10% superior en Andalucía... Aunque la mayoría habla de un cociente de 120 o superior.

Pero no podemos olvidar otro tipos de inteligencia, como los recogidos dentro de Teoría de las Inteligencias Múltiples. Serían las diferentes habilidades,como la del área espacial, musical, interpersonal, personal, linguística, lógico-matemática, corporal-kinestésica y naturalista. Estas habilidades también requerirían un tratamiento diferente. ¿Cómo se identifica a un niño superdotado?

Identificar a estos niños es el gran problema. No existe un criterio unificado y se da la paradoja de que un niño puede tener altas capacidades en Andalucía pero no en Cataluña. Entre los criterios de identificación nos encontramos:

La teoría de los Tres Anillos de Renzulli, mal entendida e interpretada en nuestro país, por la que se exige a los alumnos alta capacidad intelectual, alta creatividad y alto rendimiento, dejando fuera a miles de estudiantes superdotados porque están desmotivados o no pintan con “muchos colores”.

La superdotación se evalúa a partir de los 12-13 años, ya que afirman que la inteligencia no se consolida hasta esa edad. (La inteligencia se mantiene estable y se puede medir desde los 3-4 años con pruebas estandarizadas y baremadas en todo el mundo).

Superdotados, Talentosos y Talentos Complejos, con educación especial a partir de un percentil 75% en una o varias áreas.

Ausencia de criterio concreto y de normativa específica, dejando la decisión de evaluar a los estudiantes en manos del tutor, que en su mayoría no tiene formación específica y confunde superdotación con alto rendimiento escolar.

La falta de una legislación y un criterio unificado y la utilización de estos métodos de detección que ya han sido descartadas por los especialistas han llevado a nuestro país a una situación lamentable. El 90% de los alumnos superdotados (más de 142.000 alumnos) están sin identificar (Estadísticas MECD Curso 2014/2015) y es probable que un niño considerado superdotado en una comunidad no lo sea en otra. 

Las estadísticas aseguran que el 50% de los superdotados abandona la escuela con fracaso escolar al no existir un programa adecuado para ellos. De hecho, si se comprueban las actuaciones de cada Comunidad puede verse la escasez de programas concretos y específicos. 

Como muestra el cuadro, la diferencia entre el número de superdotados identificados en las Comunidades Autónomas es notable, un dato que no sorprende si consultamos la normativa de cada una de ellas. ANDALUCÍA: Superior al 75 % capacidad intelectual y en creatividad,Talentos complejos:Tres capacidades superior al 80% o simples: una capacidad superior al 95%. ARAGÓN: Superior al 75% capacidad intelectual pero después de cumplir 12/13 años, Precoces (superdotados con menos de 12/13 años); Talentos Simples o complejos capacidad>95%. ASTURIAS: Alta Capacidad, Alto rendimiento y Alta Creatividad (sin definición más concreta) ISLAS BALEARES. Sin definición concreta CANARIAS. Sobretación capacidad superior 75% pero a partir de los 12/13 años, Precoces (superdotados con menos de 12/13 años); Talentos Simples >95 % o complejos capacidad>85% CANTABRIA: Alta Capacidad, Alto rendimiento y Alta Creatividad (sin definición más concreta) CASTILLA Y LEÓN: Presentar una capacidad, ritmos y estilos de aprendizaje diferentes a los demás alumnos (sin definición más concreta) CASTILLA-LA MANCHA. Presentar una capacidad, ritmos y estilos de aprendizaje diferentes a los demás alumnos (sin definición más concreta) CATALUÑA: Alta capacidad intelectual, Alta Creatividad, Muy buena memoria y Alto Rendimiento (sin definición más concreta), También se habla en la normativa de Talentos Simples, Talentos Complejos y Alumnos precoces (sin definición más concreta) COMUNIDAD VALENCIANA: No se define EXTREMADURA: Alta Capacidad, Alto rendimiento y Alta Creatividad (sin definición más concreta) GALICIA: Alta Capacidad, Alto rendimiento y Alta Creatividad (sin definición más concreta) MADRID: Alta Capacidad (CI 130 o superior), Alto rendimiento y Alta Creatividad MURCIA: Alta Capacidad, Alto rendimiento y Alta Creatividad (sin definición más concreta) NAVARRA: Presentar una capacidad, ritmos y estilos de aprendizaje diferentes a los demás alumnos (sin definición más concreta) PAÍS VASCO: Los superdotados/as suelen tener buena memoria, gran capacidad de atención y concentración, flexibilidad cognitiva, facilidad para afrontar situaciones novedosas y adaptarse a los cambios (sin definición más concreta), También se habla en la normativa de Talentos Simples, Talentos Complejos y Alumnos precoces (sin definición más concreta) LA RIOJA: No se define.Diez actuaciones imprescindibles 

La falta de detección de estos superdotados y por tanto la falta de programas específicos está restando talento y productivodad a nuestras empresas y a nuestro país y por tanto impide que evolucionemos al mismo ritmo que el resto. Además, estos niños están engrosando las listas del fracaso escolar, lastrando con ello, la posición de nuestro país y los estándares de desarrollo. Sin embargo, las asociaciones de superdotados de nuestro país ya han denunciado que no es así y señalan otro riesgo de esta falta de identificación. El coste en profesionales médicos que tienen que diagnosticar y tratar los problemas psicológicos derivados del no diagnóstico.

Por eso desde la organización El Mundo del Superdotado han elaborado un decálogo que han presentado en el IV Congreso Nacional de Superdotación y Altas Capacidades que ha comenzado este viernes en Madrid se ha presentado un decálogo para solucionar este problema. 

1) Fijar un criterio único a nivel nacional para definir a un niño como de Altas Capacidades que no deje fuera a ningún niño superdotado (CI igual o superior a 130) independientemente de su creatividad y su rendimiento escolar, que se amplíe el concepto de altas capacidades intelectuales a niños con un cociente intelectual de 120 o superior, así como a los niños con talentos especiales (artísticos, deportivos, etc.).

2) Admitir las evaluaciones de los psicólogos clínicos sanitarios dándoles la misma validez que a los diagnósticos realizados por el resto de profesionales sanitarios de nuestro país. Ningún orientador discute un informe médico y no tiene sentido que discuta una evaluación realizada por un psicólogo clínico sanitario

3) Formar al profesorado y a los equipos de orientación para que sepan identificar tempranamente a este tipo de alumnos y obtener de ellos su máximo potencial.

4) Acelerar a los niños de altas capacidades un mínimo de tres años durante su etapa escolar, tal como se recoge en la legislación actual, simplificando al máximo los trámites burocráticos a realizar por el centro y considerando esta medida de carácter ordinario igual que la repetición de curso, en lugar de ser excepcional y sin necesitar autorización especial por parte de la administración.

5) Establecer dentro de cada centro escolar el Aula Abierta de Altas Capacidades Intelectuales, a la cual acudirán semanalmente los niños de altas capacidades del centro para realizar actividades de enriquecimiento curricular.

6) Sensibilizar a los estudiantes sobre las diferencias que supone tener altas capacidades intelectuales y desarrollar en los compañeros de los niños superdotados el respeto a la diferencia para evitar los problemas actuales de acoso escolar a estos niños.

7) Facilitar la creación de colegios especiales de superdotados, tanto públicos como privados para que los padres que así lo deseen puedan dar a sus hijos educación específica.

8) Facilitar la participación de los estudiantes superdotados en programas universitarios, tanto en programas de verano como en programas especiales de ingreso temprano en la universidad, tal como se hace en otros países desarrollados.

9) Apoyar a las organizaciones sociales que lleven a cabo programas para el desarrollo emocional e intelectual de los superdotados para complementar las actividades realizadas por la administración

10) Formar a los padres de los niños superdotados para que colaboren con la administración en el desarrollo educativo y emocional de estos niños, para que puedan dar su máximo potencial a nuestra sociedad.

Detectar y educar de manera adecuada a los alumnos superdotados o can altas capacidades tendría que ser una prioridad a la luz de los datos y estadísticas de los estudios.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING