Superviviente en Indonesia pide investigar el naufragio y que no quede impune

  • Rafael Martínez, superviviente del naufragio el día 16 de una embarcación en Indonesia, pide al Gobierno español y a los de los países de origen de los turistas que lograron sobrevivir, que inste a las autoridades indonesias a que abra una investigación para que el suceso no quede impune.

Madrid, 25 ago.- Rafael Martínez, superviviente del naufragio el día 16 de una embarcación en Indonesia, pide al Gobierno español y a los de los países de origen de los turistas que lograron sobrevivir, que inste a las autoridades indonesias a que abra una investigación para que el suceso no quede impune.

Martínez, periodista de la Agencia Efe, y su novia, María Pallol, llegaron anoche a Madrid desde Yakarta, contentos de haber sobrevivido al naufragio pero todavía apesadumbrados por la desaparición de los otros dos españoles que viajaban en el barco y que son los únicos de los 25 pasajeros que no han sido rescatados.

Convencido de que el Gobierno indonesio no va a hacer nada por iniciativa propia para depurar las responsabilidades que pudieran derivarse por la falta de seguridad de la embarcación, Martínez se ha dirigido, en declaraciones a EfeRadio, a los países de origen de los supervivientes para que reclamen esa investigación.

De no ser así, el suceso quedará "impune", porque como pudo comprobar esta pareja de españoles, ni la Policía de Indonesia, de la que recibieron un trato "más bien malo", ni la propietaria de la embarcación han manifestado interés alguno en investigar lo sucedido.

Una investigación aún más necesaria, dice Martínez, en un país en el que el turismo es una fuente de ingresos muy importante.

El superviviente se ha referido también a la seguridad de los barcos en el archipiélago indonesio y ha diferenciado entre los que utilizan los locales, que son "muy peligrosos" porque "van sobresaturados", y los turísticos, generalmente embarcaciones más rápidas, en mejor estado, más caras y, en principio, más seguras.

"Nada nos hacía pensar que no fuera así. Piensas que el barco tendrá seguridad suficiente que garantice que nada sucederá o que si sucede, habrá procedimientos de emergencia", subraya el periodista.

A aquellos turistas que viajen por el archipiélago les aconseja que no lo hagan en las embarcaciones para los locales y que opten por las turísticas, pero que antes de embarcar intenten supervisar todos los elementos que puedan ofrecer seguridad, además de comprobar si cuenta con chalecos salvavidas.

Martínez no se olvida de los dos españoles desaparecidos, y aunque reconoce que ya han pasado muchos días, no pierde la esperanza y no contempla "otro escenario que no sea el de que están vivos".

Según su relato, Jorge de Miguel y Víctor García, ambos procuradores en Madrid, abandonaron el barco entre 30 y 40 minutos después que Rafael y su novia y siguieron el mismo itinerario a nado.

"Estaban mental y físicamente capacitados para llegar a la isla. No nos explicamos qué ha podido pasar", dice Martínez.

Los dos supervivientes fueron recibidos anoche en el aeropuerto de Madrid por familiares, amigos y compañeros, un reencuentro "fantástico", según Martínez, porque aunque sabe que su experiencia es difícil de superar, es consciente de que sus allegados lo han llevado peor porque apenas podían tener contacto con ellos.

Pensar en sus familias y en su perra "Tam tam" les dio fuerza para seguir nadando con una sola idea en la cabeza: volver a España, manifiesta Martínez, que de su experiencia ha sacado algo positivo: comprobar cómo se supera el cuerpo humano.

"Ante una situación tan complicada y difícil, es alucinante lo que una persona puede llegar a hacer para sobrevivir", concluye el periodista, no sin antes tener un recuerdo para los pescadores que les ayudaron y arroparon nada más ser rescatados. EFE

so/agc

Mostrar comentarios