Suspendida la recreación de la batalla de 1812 en Astorga (León) por granizo

  • Una intensa granizada de más de 45 minutos de duración ha obligado a suspender esta tarde en Astorga (León) la recreación de la batalla que aconteció en 1812 en la ciudad durante la Guerra de la Independencia y para la que habían llegado más de quinientos figurantes desde nueve países europeos.

Astorga (León), 28 abr.- Una intensa granizada de más de 45 minutos de duración ha obligado a suspender esta tarde en Astorga (León) la recreación de la batalla que aconteció en 1812 en la ciudad durante la Guerra de la Independencia y para la que habían llegado más de quinientos figurantes desde nueve países europeos.

Según han confirmado a Efe fuentes de la organización frente al "campo de batalla", ubicado en Valdeviejas, a las puertas de Astorga, la tormenta de granizo ha hecho imposible el desarrollo de del espectáculo historicista, ya que el terreno se ha convertido en un barrizal impracticable y no ha permitido actuar a los recreadores, vestidos con trajes de época y a caballo.

Estaba previsto que esta recreación fuese la única que se iba a celebrar en España durante 2012 con motivo del bicentenario de la Guerra de la Independencia (1808-1814) y en la que la ciudad de Astorga jugó un papel fundamental, ya que allí vencieron las tropas españolas sobre las imperiales napoleónicas.

Decenas de personas habían acudido a presenciar la recreación de esta batalla, pero la intensa granizada obligó a muchas de ellas a refugiarse de forma improvisada en coches, casas cercanas y toldos de mercadillos instalados para la ocasión.

La tormenta ha causado desolación y tristeza entre los presentes, sobre todo, entre los recreadores y aficionados a las batallas históricas, que se han desplazado desde la mayoría de las comunidades autónomas españoles y países como Francia, Italia, Polonia, República Checa, Inglaterra, Bélgica, Alemania y Holanda.

"Veníamos con la ilusión de celebrar la batalla, pero el tiempo nos lo ha fastidiado", ha lamentado a Efe el camionero Pedro Soriano, recreador disfrazado de soldado francés pero con acento andaluz, concretamente de Bailén (Jaén), desde donde ha viajado para "luchar" contra los españoles.

"Una lástima porque se ha puesto a granizar en el momento más oportuno", ha señalado con tristeza el figurante Pedro Díaz, residente en Valladolid pero que ha viajado junto al Grupo de Recreadores de Artilleros de Aragón, con los trajes del ejército español para combatir contra los franceses.

El granizo ha sido tan intenso que "si te metes en el campo de batalla, te llevas un kilo de barro en las botas cada vez que pisas", ha indicado Díaz, que ha recordado que a ese problema se añade el peso de los trajes y de los cañones que "si los metes, se traban y no hay quien los saque", ya que pesan alrededor de 300 kilos, ha señalado.

Mostrar comentarios