Jueves, 05.12.2019 - 23:53 h
Desaparecida en Manuel (Valencia)

Levantan baldosas, miran tuberías... sin noticias de Marta Calvo 22 días después

Aunque no se descarta ninguna posibilidad, todo apunta a un posible asesinato. El sospechoso podría haber huido a Italia. 

La Guardia Civil busca en una segunda vivienda a Marta Calvo
La Guardia Civil busca en una segunda vivienda a Marta Calvo / EFE

Perros, helicópteros y lanchas tratan de dar con alguna pista de la joven desaparecida hace ya 22 días en Manuel (Valencia). En estas tres semanas sin rastro de Marta Calvo, los agentes de la Guardia Civil no han cesado en la búsqueda de una pista que ayude a localizar el paradero de esta joven de 25 años que el 7 de noviembre envió a su madre una localización, su última señal de vida, hasta la fecha.

El hombre con el que había quedado en una cita a través de una plataforma en Internet también está desaparecido y, después de conocerse sus antecedentes policiales en Italia -donde ha estado en prisión- y notarse un fuerte olor a lejía en su casa, se ha convertido en el principal sospechoso de un caso cuyo final se pronostica como "duro". Los agentes levantan baldosas y plaquetas en busca de algún resto biológico. También miran ya en las tuberías. 

Mientras en esa vivienda de Manuel se levanta el pavimento y los azulejos para encontrar algún resto biológico que ayude en la búsqueda de Marta, en otro pueblo cercano -a 30 kilómetros- se está registrando otra vivienda que también había sido alquilada por el sospechoso. Hasta Manuel fueron los agentes el pasado 20 de noviembre, una vez que la madre puso la denuncia después de que el inquilino le dijera que no conocía a ninguna Marta.

Al notar el fuerte olor a lejía, la vivienda se precintó y no ha sido hasta el día 27 cuando el registro ha sido más exhaustivo. Ahora, otro equipo registra en paralelo una vivienda en el pueblo de L'Olleria por si en algún momento el sospechoso hubiera llevado allí a Marta, o por si lograran alguna pista que diera también con el paradero del sospechoso, que pudo pasar allí la noche tras abandonar Manuel. 

Desde que recibió la visita de la madre hasta el día de hoy, los investigadores no descartan que el sospechoso haya podido incluso salir del país. Desde la noche del día 7 hasta que abrió la puerta a la madre de la desaparecida tuvo dos días para dejar la casa impoluta. Dado sus antecedentes policiales y su relación con la posible mafia italiana hay quien piensa que tiene conocimiento suficientes para eliminar posibles pistas. De hecho cuando decidió huir de la localidad le dejó su vehículo a un amigo al que supuestamente le habría dicho que lo llevara al desguace.

En ese coche tuvo que llevar a Marta hasta su vivienda en Manuel porque la joven ni tiene vehículo ni carné. Lo primero que se registraron fueron las cámaras de seguridad, así como el posicionamiento del móvil de los dos. Ahora los agentes de la Guardia Civil busca restos biológicos en las viviendas y cada vez amplía más el perímetro de búsqueda sobre la primera casa en la que se perdió el rastro a Marta. Pozos, ríos... los agentes no quieren dejarse ni un palmo sin registrar.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING