Un joven ecuatoriano con un tumor pide ayuda para que su madre pueda acompañarle

  • Bilbao.- El joven ecuatoriano que será operado en las próximas semanas en el hospital vizcaíno de Cruces de un tumor en el cerebro, y a cuya madre le han denegado un visado humanitario para que viaje a España, ha pedido "ayuda" a las autoridades para permitir que su progenitora pueda acompañarle.

Un joven ecuatoriano con un tumor pide ayuda para que su madre pueda acompañarle
Un joven ecuatoriano con un tumor pide ayuda para que su madre pueda acompañarle

Bilbao.- El joven ecuatoriano que será operado en las próximas semanas en el hospital vizcaíno de Cruces de un tumor en el cerebro, y a cuya madre le han denegado un visado humanitario para que viaje a España, ha pedido "ayuda" a las autoridades para permitir que su progenitora pueda acompañarle.

Desde su cama en el Hospital de Cruces, en Barakaldo, el joven ecuatoriano, David Gregorio, de 28 años, ha dicho en declaraciones a EFE-TV que está "preocupado" y "un poco indignado" por la situación. "Pido que las autoridades me ayuden y puedan hacer algo para que venga mi madre", ha dicho.

David Gregorio, que vive en España desde hace 8 años con todos los papeles en regla y con un trabajo como cocinero, carece de familiares que vivan en el país, por lo que solicitó a su madre, que vive en Guayaquil (Ecuador), que se trasladara a Bilbao para atenderle durante la operación y el postoperatorio, ya que corre el riesgo de quedarse parapléjico tras la intervención quirúrgica, según ha explicado el abogado del joven, Javier Galparsoro.

La madre solicitó el visado ante el Consulado de España en Guayaquil y para ello presentó diversos informes neurológicos de Cruces, así como una carta de invitación policial expedida por la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional de Bilbao.

La contestación del Consulado, según Galparsoro, fue denegar el visado con el argumento de que el motivo del viaje "no está debidamente justificado" y de que "existe el temor de que la madre pretenda quedarse en España".

Esta decisión, según el letrado, solo puede recurrirse por la vía de lo Contencioso-Administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, pero la resolución puede tardar más de tres años.

"La cónsul no se lo da (el visado) porque no se fía de que ella retorne a Ecuador. Ella solo viene por verme a mí, por estar conmigo y ver mi recuperación, si todo sale bien o quedo con secuelas de mi intervención quirúrgica", ha explicado el joven.

Ha indicado que los médicos le han dicho que necesita "un soporte familiar para mi recuperación" y ha reiterado su petición "a quién corresponda" para que "nos ayuden".

David Gregorio ha pedido a la cónsul que ha denegado el visado "que tenga un poco de humanidad y un poco de corazón" y ha añadido: "sólo quiero ver a mi madre, que esté conmigo y, si quedo mal, que me lleve a Ecuador; si quedo bien, sigo con mi vida normal, trabajando".

El abogado del joven ha presentado una queja formal a través de la oficina del Defensor del Pueblo Español y de la Defensoría del Pueblo en Guayaquil con el objetivo de que el Consulado reconsidere su "inhumana y dramática" decisión, y expida "de inmediato" el visado.

También ha informado de estos hechos tanto a la Embajada de Ecuador en España como al Consulado de Ecuador en Bilbao y ha solicitado también la destitución de la persona encargada del consulado español en Guayaquil.

Mostrar comentarios