Una víctima del tsunami vuelve después de haberla dado por muerta

  • Un familiar la encontró hace unas semanas pidiendo limosna y demacrada. Todavía se deben realizar los análisis de ADN.
Padma Wawlanbookke (I), la mujer que podría ser Padma (The Independent)
Padma Wawlanbookke (I), la mujer que podría ser Padma (The Independent)
The Independen
lainformacion.com
lainformacion.com

El 26 de diciembre de 2004 se montó en un tren en Colombo (Sri Lanka), fue la última vez que los suyos supieron de ella. Se dirigía a Matara, en el sur de la isla asiática, sin embargo la enfermera Padma Wawlanbookke no llegó a alcanzar su destino. El tren en el que viajaba fue sacudido por las grandes olas del tsunami.

Según las autoridades locales, 1500 pasajeros murieron en aquel accidente, entre los que fueron contabilizados la enfermera, su marido y sus dos hijos. La sorpresa se produjo, según explica Independent, hace tres semanas cuando Premawardan Wawlanbokke, hermano de Padma, estaba comprando piezas de recambio para su coche en una ciudad cercana a la capital y reconoció a una mujer que se parecía increíblemente a la desaparecida.

Estaba muy sucia y pedía limosna cerca de un alto edificio. Sin dar crédito a lo que estaba presenciando, Premawardan decidió llamar a su otra hermana que inmediatamente se desplazó a lugar. También ella reconoció en el rostro cansado y envejecido de la indigente a su hermana desaparecida hace cinco años. Decidieron llevarla a casa, pero rápidamente se dieron cuenta de que la presunta Padma tenía graves problemas psíquicos, por lo que tras unos días con ella la trasladaron al hospital psiquiatrico de Unawatuna donde está comenzando a hablar y a recordar algo de su pasado. Según el corresponsal del Independent cuando le enseñó una foto de su boda, la mujer sonrió con cierta excitación: -"Es mi marido".

Pero antes de dar por seguro que esa mujer es quien pretenden que sea se tendrá que llevar a cabo un análisis de ADN que se hará en los próximos días. Según las autoridades de Sri Lanka, el tsunami de hace 5 años dejó sin vida a cerca de 40.000 personas en la isla asiática. Muchos de ellos fueron enterrados en fosas comunes y todavía hoy se contabilizan en miles los presuntos desaparecidos. Son muchas las familias que esperan el milagro, justo por eso la historia del posible encuentro de Padma ha regado la esperanza de tantas personas.


Dudas en la familia

Algunos miembros de la familia Wawlanbokke fueron al lugar de la tragedia al día siguiente del tsunami. "Sabíamos que tenía que coger aquel tren", afirma al Independent Karunawathiee, hermana de Padma. "Después vimos por la televisión la catástrofe. Mi marido fue allí pero no encontró nada. Hemos rezado siempre por ella y por su familia. Hasta hoy pensábamos que estaban muertos". Muchos miembros de la familia Wawlanbokke aseguran tener la certeza de que esa mujer es Padma. Ahora esperan con confianza el análisis de ADN para llevársela definitivamente a casa.

"Estoy seguro de que es Padma. Tiene una marca en la mano como la que tenía mi hermana. Además su cara es idéntica". Sin embargo, de otra opinión es Rohana Munasinghe, otro de los parientes de la mujer. Esta última recuerda que Padma sufrió dos partos con cesárea y que la mujer encontrada no tiene ninguna cicatriz en su cuerpo. También la hija de Rohana confirma la historia de los dos embarazos y añade: "Padma no hubiese conseguido vivir cinco años por la calle. No era lo bastante fuerte".

Por ahora los médicos no se pronuncian pero albergan esperanzas: "Cuando llegó aquí no conseguía ni hablar", afirma el doctor de la clínica psiquiátrica en la que se encuentra, "pero con el tiempo ha comenzado a decir algunas frases". Para "animar" los recuerdos de la presunta Padma, sus posibles familiares le han llevado varias fotos en los últimos días. Ha habido una que le ha afectado especialmente, se ve a Padma junto a otras tres compañeras de trabajo. -"Entonces yo también era enfermera".

Mostrar comentarios