En el homenaje a las víctimas de la Covid

Las redes se ceban con el vestido que llevó Pilar Llop: "Es hacer el ridículo"

La presidenta del Senado ha optado por vestir una falda morada y una blusa dorada para asistir al homenaje de las víctimas por el coronavirus celebrado este jueves. 

Pilar Llop
Las críticas al vestido de la Presidenta del Senado Pilar Llop en el homenaje.
TVE 

El Estado ha rendido homenaje a las víctimas de la pandemia de coronavirus y a los colectivos que le han hecho frente en primera línea, con un acto presidido por el Rey en el Patio de la Armería del Palacio Real. La ceremonia duró unos 40 minutos y la presidenta del Senado Pilar Llop ha recibido muchas críticas por su elección de vestido para el acto. 

Llop ha elegido acudir a la ceremonia con una falda morada, una blusa dorada y un cinturón marrón y no pasó desapercibida. La mayoría de los asistentes vistió de negro o con colores más sobrios.

El acto ha contado con solo tres intervenciones. Además del Rey de España, Felipe VI, comparecieron el hermano del periodista fallecido José María Calleja y una enfermera del hospital de Vall d'Hebron de Barcelona, ambos elegidos por la dureza con la que la enfermedad golpeó ambas provincias. 

Durante el acto, el Felipe VI ha presidido este jueves la ceremonia de Estado en memoria de las víctimas de la pandemia de Covid-19 en la que ha puesto en valor las conductas de "miles de ciudadanos que han sido ejemplo moral para todos". En su discurso el monarca también ha apelado a homenajear a las víctimas con "espíritu de superación", respeto y entendimiento, con especial recuerdo a los más mayores que han fallecido, una generación que trabajó por "la libertad y la tolerancia con "vocación de concordia".

Ha subrayado que "el mejor homenaje renovado" que se les puede rendir es "la determinación frente a la adversidad y el espíritu de superación del pueblo español", que "muestran el camino a seguir para afrontar y vencer las dificultades". "Hemos contraído una obligación moral y un deber cívico", ha dicho el jefe del Estado. "La obligación moral de reconocer, respetar y recordar siempre la dignidad de los fallecidos y especialmente el espíritu de esa generación admirable de españoles; y el deber cívico de preservar e impulsar los mejores valores que fundamentan nuestra convivencia", ha afirmado. Durante su discurso, los usuarios seguían cebándose con el vestido de Llop: 

Mostrar comentarios