Yemen acusa a los rebeldes chiíes de violar la tregua tras la toma de Amrán

  • El Gobierno yemení acusó hoy al movimiento rebelde chií de los hutíes de violar los acuerdos de alto el fuego con la captura el martes de la ciudad de Amrán, una ofensiva que será analizada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

Saná, 9 jul.- El Gobierno yemení acusó hoy al movimiento rebelde chií de los hutíes de violar los acuerdos de alto el fuego con la captura el martes de la ciudad de Amrán, una ofensiva que será analizada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

La Comisión Suprema Militar y de Seguridad, encabezada por el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, denunció en un comunicado que los insurgentes chiíes atacaron al batallón 310 del Ejército en Amrán, pocas horas después de haber firmado una tregua.

"Traicionaron el acuerdo", aseguró la comisión, que responsabilizó "legal y moralmente a los milicianos chiíes de todo lo sucedido en Amrán".

El lunes pasado, ambos bandos firmaron un acuerdo que estipula la retirada de los rebeldes de todas las instituciones gubernamentales en Amrán, 50 kilómetros al norte de Saná, a cambio de la salida de las tropas de la ciudad.

Las autoridades pidieron a los hutíes abandonar todas las sedes gubernamentales y cuarteles militares de Amrán, escenario de enfrentamientos intermitentes desde hace dos meses.

Los soldados del batallón 310 permanecen en el cuartel como rehenes, mientras que su general Hamid al Qosheibi ha muerto.

Una fuerte de seguridad dijo a Efe que los milicianos chiíes se apropiaron de unos 45 tanques y de más de 20 lanzadores de proyectiles de ese cuartel.

También el comité gubernamental mediador formado por el presidente yemení acusó a los hutíes de violar el alto el fuego: "Afrontan la total responsabilidad de la dramática situación que vive Amrán", agregó.

Por otro lado, la agencia oficial Saba informó de que el enviado especial de la ONU para Yemen, Yamal Benomar, comunicó a Hadi que su Consejo de Seguridad celebrará hoy una reunión urgente para analizar la situación en Amrán.

Benomar responsabilizó a los hutíes de las consecuencias que deriven de su ofensiva en Amrán, como también hizo el secretario general del Consejo de Cooperación del Golfo (CGG), Abdelatif al Ziani, que pidió a los insurgentes replegarse a su feudo de la provincia de Saada.

El movimiento chií se enfrenta en Amrán con el Ejército y combatientes tribales suníes del partido Reforma Islámica, adversario histórico de los hutíes, en unos combates que no han cesado pese a las treguas firmadas.

Hace cuatro días, decenas de combatientes hutíes murieron en combates y bombardeos del Ejército yemení en la periferia de Amrán, lanzados en respuesta a varios ataques simultáneos llevados a cabo por los chiíes contra sedes del Ejército.

Los hutíes, que se alzaron en armas en 2004 dirigidos por Husein al Huti, padre del actual líder del grupo, controlan desde 2010 la provincia septentrional de Saada y tratan desde hace meses de ampliar las zonas bajo su dominio.

Mostrar comentarios