OFRECIDO POR CAIXABANK
CaixaBank calcula que, este año, el 85% de las nuevas tarjetas estarán fabricadas con material sostenible, lo que podría suponer alcanzar los 5 millones.
CaixaBank calcula que, este año, el 85% de las nuevas tarjetas estarán fabricadas con material sostenible, lo que podría suponer alcanzar los 5 millones.
CAIXABANK

CaixaBank apuesta por los materiales reciclados en sus tarjetas

La entidad inicia los cambios en la producción de todas las modalidades de sus medios de pago con una apuesta por el reciclaje y la lucha contra el cambio climático. El banco calcula que habrá 5 millones de dichas unidades en circulación para finales de 2021.

La lucha contra el cambio climático también se puede llevar en la cartera. ¿Cómo? Eliminando el plástico de la fabricación de las tarjetas y sustituyéndolo por materiales reciclados, tal y como ha decidido hacer CaixaBank, convirtiéndose en la primera entidad financiera española y unos de los primeros bancos del mundo en luchar de esta forma contra el cambio climático.

En la actualidad, la entidad lidera el sector de medios de pago en España a través de su filial CaixaBank Payments & Consumer, con más de 18,8 millones de tarjetas emitidas. Dado el alto volumen de unidades que tiene en el mercado, de todas las marcas y modalidades, estas pasarán a estar elaboradas con materiales de origen reciclado (PVC-R) o biodegradable (PLA) de forma progresiva. De hecho, para este año se calcula que el 85% de las nuevas tarjetas estarán fabricadas con material sostenible, lo que podría suponer alcanzar los 5 millones.

Pioneros por un cambio sostenible

Gracias al cambio de materiales en la producción de su gama de tarjetas, CaixaBank contribuirá a reducir la huella de carbono, ya que al fabricarlas con PVC-R y no con plástico, se consume un 45% menos de agua y se reduce un 15% la emisión de CO2.

Con esta decisión, la entidad dirigida por Gonzalo Gortázar avanza en un proceso que inició en 2019 mediante la introducción de tarjetas fabricadas con materiales sostenibles por primera vez en España. Durante esta etapa, toda la gama de tarjetas regalo de la entidad (unas 150.000 unidades al año) fueron las primeras en transformarse. Estas pasaron a estar fabricadas con ácido poliláctico, un material procedente del almidón de maíz que permite su eliminación sin residuos al final de su vida útil, es decir, en un máximo de dos años.

Al usar materiales reciclados, se consume un 45% menos de agua y se reduce un 15% la emisión de CO2

Más tarde, en agosto de 2020, la entidad lanzó la primera tarjeta comercializada en el país realizada con material 100% reciclado: la tarjeta Visa & Pay, de PVC-R y de las que actualmente hay 125.000 en circulación.

Reducir el impacto medioambiental

La mayoría de tarjetas nuevas de CaixaBank estarán fabricadas con PVC recalado (PVC-R), una alternativa al plástico que se obtiene a partir de fuentes como desechos de la industria de la construcción, el reciclaje de las bolsas de plástico y residuos de otras tarjetas, entre otros.

En el resto de modalidades, la entidad hará uso del PLA: un material de origen biológico y biodegradable. El PLA y el PVC-R garantizan una duración de cinco años o superior para las tarjetas, contribuyendo a la reducción de plástico y a una producción sostenible.

El cambio de materiales en la fabricación de los sistemas de pago no es la única manera que tiene CaixaBank de luchar contra el cambio climático. La entidad ha evolucionado las técnicas de impresión del nombre del cliente y los datos de las tarjetas, personalizando tan solo el reverso y utilizando impresión en láser en vez de tintas. Dos técnicas con las que se reducen las emisiones de gases contaminantes, se generan menos residuos y se incrementa la durabilidad de cada producto.

Además, en el momento en el que la vida útil de la tarjeta llega a su fin y el cliente la entrega en su oficina, CaixaBank pone en marcha un proceso para recuperar el material y reutilizarlo, dándole una segunda vida. Esto es posible gracias al circuito de reciclaje con el que cuenta la entidad para las tarjetas caducadas o en desuso.

Un compromiso firme con el planeta

CaixaBank está comprometido con el respeto a la sostenibilidad, siendo una de las entidades líder en el mundo en la actuación para mitigar los efectos del cambio climático. Por ello está incluida en el índice CDP (Carbon Disclosure Project) como uno de los referentes en estrategias y políticas sostenibles, creyendo que estos valores deben estar incluidos en el modelo de negocia de las organizaciones.

CaixaBank ha logrado reducir sus emisiones en un 85% desde el año 2009

La estrategia medioambiental es uno de los cinco ejes del Plan de Banca Socialmente Responsable y la entidad está adherida a los Principios de Ecuador, además de estar comprometida con el cumplimiento de los Acuerdos de París.

En su Plan de Gestión Medioambiental 2019-2021, CaixaBank ha logrado reducir sus emisiones en un 85% desde el año 2009. Asimismo, se ha convertido en el único banco español cotizado que compensa la totalidad de sus emisiones, siendo una entidad Carbon Neutral.

La entidad forma parte del Grupo Español de Crecimiento Verde y fue la primera en estar incluida en la lista RE100 para favorecer el suministro de energías limpias. Su compromiso con la sostenibilidad también se traduce en su participación en el Compromiso Colectivo para la Acción Climática de Naciones Unidas, una declaración que se crea en el marco de los Principios de Banca Responsable para que el sector financiero movilice sus productos, servicios y relaciones para facilitar la transición económica hacia un modelo sostenible.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.