OFRECIDO POR BANCO SABADELL
Soft Skills
Las 'soft skills' son habilidades cada vez más demandadas por las empresas.
iStock

De la inteligencia emocional a la gestión de la ansiedad: las ‘soft skills’ más demandadas

Además de las competencias profesionales, las compañías dan cada vez más importancia a las habilidades relacionadas con el control de las emociones.

Generar un buen ambiente de trabajo, saber anticiparse a las necesidades o reaccionar correctamente ante las adversidades. Son algunas, pero hay muchas más: las soft skills (en español, habilidades blandas) se han convertido en un requisito más a la hora de seleccionar candidatos para un puesto de trabajo, y están en muchas ocasiones a la altura de las llamadas hard skills (habilidades duras), dadas por los conocimientos técnicos y la formación del potencial empleado.

En un mercado laboral cada vez más dinámico, las soft skills se convierten en nuevos puntos diferenciales entre posibles incorporaciones a las compañías ante una demanda de empleo creciente. La formación académica, los idiomas o la experiencia suelen ser requisitos mínimos; con ellos como base, la capacidad social del candidato es la que cobra importancia.

Puede interesarte: Hard y soft skills, la clave para contratar al candidato ideal

La digitalización como punto de partida

Aunque la importancia de las soft skills ha sido creciente, el último año marcado por la crisis de la COVID-19 ha precipitado el interés de los altos cargos en las habilidades sociales de sus empleados dentro de un contexto tensionado por los cambios, la adaptación digital y el teletrabajo.

“En este último año, hemos visto un gran cambio en este aspecto”, apunta la compañía Udemy for Business en el estudio The 2021 Workplace Learning Trends. “El rápido cambio hacia el trabajo a distancia y la incertidumbre de la pandemia han transformado la experiencia del empleado. Ahora, los empleadores reconocen que las soft skills ayudarán a los trabajadores a desenvolverse en el futuro”.

Según el Foro Económico Mundial, mil millones de personas a nivel global necesitarán el desarrollo de nuevas habilidades en la próxima década para desenvolverse con facilidad en un nuevo entorno marcado por la digitalización y la automatización de puestos de trabajo. ¿Cuáles son esas habilidades que hacen únicos a los candidatos?

Puede interesarte: ¿Qué competencias dominarán el trabajo en 2021?

Las ‘soft skills’ más valoradas

Carmen Sebrango Sadia, directora de Carreras Profesionales en CEU Educational Group, define las soft skills como “aquellas que se adquieren día a día, como comportamientos o habilidades sociales”. Frente a herramientas que se pueden adquirir en la formación, como competencias y conocimientos técnicos, cada vez cobran más importancia aquellas que dependen de la actitud ante un reto o una situación comprometida. La experta destaca, entre otras, competencias como el autoconocimiento, la comunicación, el trabajo en equipo, la innovación o el liderazgo.

Por su parte, Jaime Asnai González, Managing Director de PageGroup, pone el foco en “todo aquello relacionado con el trabajo multidisciplinar”, es decir, la cooperación entre diferentes áreas o la capacidad de trabajo y de entendimiento no solo con el propio equipo, sino con otros departamentos dentro de la compañía. “Además del conocimiento de la organización, se requieren habilidades comunicativas y de liderazgo”, explica el experto, “así como la capacidad de empatizar y entender las complejidades de otros departamentos”.

Las líneas de estos dos expertos coinciden con las publicadas por el Foro Económico Mundial. En el planteamiento de la Cumbre para el Reinicio Laboral, celebrada en torno al análisis del trabajo después de la pandemia, la organización internacional señaló que las habilidades más demandadas desde hoy hasta 2025 son y serán, por orden: el pensamiento analítico y de innovación, el aprendizaje activo y estratégico, la resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad, originalidad e iniciativa del trabajador.

Puede interesarte: Cómo aplicar el pensamiento crítico en tu trabajo

La salud mental cobra importancia

Udemy for Business pone el foco en la salud mental: en 2020, explican, fueron muchas las compañías que aumentaron la preocupación en torno a la estabilidad emocional de sus empleados.

“Las empresas están descubriendo el valor de entrenar la resiliencia y la empatía en sus trabajadores”, según el informe. “Trabajar desde el hogar ha desdibujado los límites entre lo personal y lo profesional, el riesgo de sobretrabajar o de sufrir ansiedad y estrés ha aumentado. Por ello, los empleados se han preocupado más que nunca en realizar cursos relacionados con la gestión del tiempo, la motivación y la consecución de metas”.

Según datos de esta compañía, durante el año 2020 aumentó la búsqueda de distintos cursos relacionados con la mejora de la salud mental y el bienestar. En concreto, los relacionados con la gestión de la ansiedad contaron con cerca de un 4% más de demandantes, los enfocados a la resiliencia aumentaron un 1,3% y los enfocados a la gestión del estrés, algo más de un 1% en comparación con el año anterior.

Puede interesarte: La realidad virtual, gran aliada de la salud mental

‘Soft skills’ en puestos directivos

“En puestos directivos, tenemos que hablar del liderazgo, el desarrollo de las personas y la comunicación, que son sin duda habilidades imperativas para ese tipo de cargos”, explica Asnai González.

En el contexto de la crisis sanitaria derivada de la pandemia, los líderes de las compañías han tenido que hacer frente a retos que han marcado, más que nunca, la capacidad de crear cohesión y equipo en la distancia y con una situación nunca antes vista, así como la empatía ante teletrabajadores que han requerido una mayor flexibilidad y medidas de conciliación.

Puede interesarte: Así debe ser el nuevo líder empresarial

Esta empatía está marcada, en muchos casos, por una comunicación fluida. “La comunicación es lo que nos conecta con las personas, y debería ser una capacidad destacada de todos los directivos”, afirma Jaume Gurt, Advisor & Mentor de directivos, en el Podcast de Banco Sabadell. “El problema está en que muchos líderes ven la comunicación como un instrumento para llegar a unos objetivos, pero no como un elemento fundamental”.

En paralelo, la pandemia ha tenido un impacto negativo en las cuentas de muchas empresas y ha dejado un panorama marcado por la incertidumbre. Teniendo en cuenta estas dificultades, expertos de la comunidad global de directivos APD han establecido como características principales, entre otras, la capacidad por parte de los líderes de adaptarse a las nuevas circunstancias y la entereza para obtener buenos resultados de cada una de ellas.

Independientemente del rango, existen soft skills aplicables de forma vertical; la empatía, la capacidad de comunicación y la innovación son, entre otras, cualidades a valorar en un candidato sea cual sea el puesto al que aplique.

Puede interesarte: Cómo detectar el talento dentro de la empresa y hacerlo crecer

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.