OFRECIDO POR BANCO SABADELL
Es imprescindible controlar los gastos y contar con una planificación financiera.
Es imprescindible controlar los gastos y contar con una planificación financiera.
Archivo

¿Sabes realmente en qué te gastas el dinero?

Aprender a gestionar la economía personal, identificar los gastos y los ingresos, y contar con un 'colchón' financiero es clave para disfrutar de una seguridad financiera y conseguir ahorrar más.

Identificar y controlar todos los gastos, ahorrar una parte de los ingresos todos los meses y poder disfrutar de algún capricho de vez en cuando. Esa es la combinación perfecta en lo que a salud financiera se refiere, una tarea nada sencilla en la que la incertidumbre y la inestabilidad laboral derivada de la pandemia también han influido de manera notable.

Aunque la pandemia ha supuesto un importante impulso para el ahorro, bien porque las limitaciones y las restricciones de movilidad han dificultado el consumo y la incertidumbre y la inestabilidad laboral han provocado una contención del gasto que ha pospuesto decisiones que conllevan un gran desembolso, tan solo el 16% de los españoles ha conseguido ahorrar más dinero de lo acostumbrado desde el estallido de la crisis sanitaria. Un 43% confiesa que su capacidad de ahorro ha disminuido en este tiempo, mientras que un 40% apunta que ahorra lo mismo que antes. Así lo señala el ‘Informe Europeo de Pagos de Consumidores’, elaborado por Intrum, que destaca también que un 48% de los españoles no se siente motivado a aumentar su consumo dada la situación actual, mientras que un 46% quiere aumentar sus ahorros por si sus ingresos disminuyen de manera repentina durante esta crisis económica.

Aun así, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares españoles llegó al 31,1% de su renta disponible en el segundo trimestre de 2020, debido principalmente al cambio de hábitos y a la contención en el gasto. Este dato, que marcó un máximo histórico, se moderó en el tercer trimestre del año hasta un 4,8%, fruto de la reactivación en el consumo que supuso la desescalada y la relajación de las limitaciones de movimiento.

Este nuevo escenario ha provocado que otros factores entren en juego a la hora de hacer un balance personal con el que planificar de manera correcta la economía: por un lado, un mayor consumo de luz y de agua en los hogares en los que ha crecido el teletrabajo; y por otro lado, un menor uso del transporte público, por ejemplo.

Puede interesarte: ¿Cómo es la salud de tus finanzas? Pon a prueba tu economía personal

Clasificar los gastos

Identificar los gastos, saber cuáles son obligatorios y de cuáles se puede prescindir, es clave para conocer realmente en qué se gasta el dinero. Con estas cuestiones identificadas, es mucho más fácil establecer unos objetivos de ahorro para, por ejemplo, comprar una vivienda, hacer un viaje soñado o conseguir la libertad financiera.

  • Gastos fijos: son aquellos que hay que pagar obligatoriamente de manera periódica, como la cuota de hipoteca o de alquiler, el plazo de un préstamo, el seguro del coche… En la organización de las finanzas personales, estos son los gastos más complejos de recortar, pues se trata de cuotas fijas que rara vez se pueden modificar.
  • Gastos variables: aquí se agrupan diversas partidas, desde las facturas de la luz o la compra en el supermercado hasta una cena en un restaurante. Por ello, hay que diferenciar entre los que son necesarios (la alimentación y los suministros básicos) y los que son prescindibles (salir a cenar todas las semanas). En el caso de los necesarios, es fundamental contar con una cantidad fija todos los meses para poder afrontarlos, mientras que los prescindibles pueden evitarse por completo si se pasa por un momento de inestabilidad económica.
  • Gastos hormiga: se denomina así a los pequeños gastos diarios, como puede ser un café a media mañana. Se trata de pequeñas cantidades que pasan inadvertidas en la economía personal, pero que pueden llegar a suponer unos 150 euros al mes. 

Puede interesarte: Los nuevos gastos hormiga, cómo controlarlos y conseguir ahorrar

Cómo gestionar el dinero

La mayoría de expertos financieros coincide en seguir la regla 50/30/20: destinar un 50% de los ingresos a los gastos fijos y a los variables necesarios; un 30% a los gastos prescindibles y a los caprichos; y un 20% al ahorro. No obstante, estos porcentajes pueden variar en función del salario percibido y de las circunstancias personales de cada uno, disminuyendo el porcentaje de ahorro y aumentando el de los gastos fijos si se tiene un salario más bajo; o aumentando la capacidad de inversión hasta el 30% si se tienen unos ingresos más elevados, por ejemplo, o destinar un 10% a la solidaridad o a la formación.

Otro método muy popular y extendido para ahorrar es el reto de las 52 semanas (las mismas que tiene un año), que consiste en ir ahorrando cada semana una cantidad de dinero, empezando por un euro la primera semana, dos euros la segunda… y así sucesivamente hasta la semana 52, en la que se ahorrará esa misma cantidad. Así, al finalizar el año, se habrá acumulado un total de 1.378 euros, una cantidad que puede ser un excelente punto de partida para un fondo de contingencia.

Puede interesarte: Los principales sistemas de ahorro y cómo ponerlos en práctica

Un ‘colchón’ económico

Una de las enseñanzas que ha traído la pandemia, puede que incluso una de las más importantes, es la capacidad de ser resilientes o, lo que es lo mismo, aprender a adaptarse a circunstancias adversas o de incertidumbre. Ya sea para solucionar un pequeño contratiempo, como puede ser una reparación en el hogar, o para un imprevisto de mayor gravedad, como es la pérdida del empleo, contar con un ‘colchón’ económico resulta fundamental. Para alcanzar esta seguridad financiera, existen los fondos de contingencia y los fondos de emergencia.

Para crearlos es imprescindible controlar los gastos y contar con una planificación financiera adecuada. Diana Ferrer, doctora y profesora de Derecho Fiscal y Gestión Tributaria en ESADE, explica en el Podcast de Banco Sabadell , la importancia de planificarse para optimizar la gestión de las finanzas: "Siempre es un buen momento para empezar a planificarse". "Aunque hay dos buenos momentos del año para hacerlo: en noviembre y en enero", añade. Por esto, Ferrer recomienda "simplemente con sentarte y ordenar los gastos anuales, la previsión igual es un ahorro".

Un fondo de contingencia está destinado a cubrir imprevistos: una avería en el coche, el cambio de un electrodoméstico o una multa de tráfico… cuestiones que pueden suponer un desembolso económico importante y que pueden trastocar la economía personal si no se cuenta con algo de dinero ahorrado para afrontarlos. La cantidad reservada a este fondo, según los expertos, debe oscilar entre los 1.000 y los 2.500 euros, aunque todo depende de la economía de cada familia. Una cuenta de ahorro con disponibilidad inmediata es el mejor lugar para guardar este fondo.

Puede interesarte: Fondo de emergencia y fondo de contingencia: para qué sirven y cuándo recurrir a ellos 

Por su parte, un fondo de emergencia está destinado a cubrir imprevistos mayores, como puede ser la pérdida de empleo, encontrarse en una situación de expediente de regulación temporal de empleo (ERTE ), pagar una operación médica… es decir, aquellas gestiones que requieren un desembolso mayor, y que en caso de ya contar con él evitan tener que pedir un préstamo o recurrir a los fondos de un plan de ahorro. Para los expertos, la cantidad de este depósito de emergencia debería representar entre tres y seis meses de gastos fijos, es decir, la cantidad suficiente para pagar los gastos fijos durante ese tiempo. No obstante, según un informe presentado en diciembre de 2020 por la Fundación Mutualidad Abogacía y la Fundación IE de IE University, un 40% de los hogares en España está por debajo del umbral de seguridad financiera, al no alcanzar su ahorro acumulado el equivalente al 60% del salario medio de tres meses

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.