OFRECIDO POR FUNDACIÓN MUTUA MADRILEÑA
Imagen de archivo de un laboratorio.
  
  

Tres historias para entender por qué hay que impulsar la investigación médica española

Fundación Mutua Madrileña ha destinado este año 2,3 millones de euros a ayudar al desarrollo de la ciencia de la salud en España.

En torno al 40% de las personas que han padecido cáncer de colon localizado sufre una recaída a los tres o cuatro años, a pesar de la cirugía y los tratamientos de quimioterapia. La pérdida de una proteína (CDX2) es uno de los motivos de la reaparición de la enfermedad, y encontrar la manera de recuperarla o dar con nuevas dianas terapéuticas para hacer frente a esta carencia es clave para mejorar el pronóstico de estos pacientes. En esta ardua tarea se encuentra la oncóloga Noelia Tarazona, miembro del Instituto de Investigación Sanitaria de Valencia (Incliva). Un esfuerzo similar realiza en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) el médico Alberto Jorge Mora, quien está desarrollando una superficie más funcional para que las prótesis que se colocan a quienes sufren una amputación provoquen menos secuelas, como heridas y úlceras, sean más efectivas en cuanto a fuerza y sensibilidad y mejoren la calidad de vida de estos pacientes.

En la misma área de investigación, el doctor Alberto Lázaro y su equipo del Laboratorio de Fisiopatología Renal del Hospital Gregorio Marañón, investiga sobre la utilidad terapéutica de cilastatina para tratar la rabdomiólisis, una de las consecuencias más generales y a veces menos atendidas de las lesiones provocadas por traumatismos de diferente tipología (como accidentes o quemaduras) que puede provocar la disminución de la función renal y el llamado fracaso renal agudo (FRA). El FRA es un síntoma de peor pronóstico que se asocia al resto de comorbilidades aumentando la tasa de mortalidad hasta el 60%. 

Estos son solo tres ejemplos de las 21 investigaciones científicas que han recibido la ayuda de Fundación Mutua Madrileña, que en su XVII edición de Ayudas a la Investigación en Salud ha concedido dos millones de euros entre diferentes proyectos en las áreas de enfermedades raras que se manifiestan en la infancia (4 estudios), trasplantes (5 estudios), traumatología y sus secuelas (4 estudios) y oncología, centrada en esta edición en el origen y las causas del cáncer de colon (4 estudios). Además, se van a financiar también otros 4 estudios liderados por especialistas del cuadro médico de Adeslas, compañía aseguradora líder en seguros de salud y perteneciente al Grupo Mutua Madrileña, dentro de la categoría especial prevista en las bases, dotada con 200.000 euros.

El doctor Alberto Lázaro, del Laboratorio de Fisiopatología Renal del Hospital Gregorio Marañón
El doctor Alberto Lázaro, del Laboratorio de Fisiopatología Renal del Hospital Gregorio Marañón
  

En total, la fundación de la aseguradora ha destinado este año 2,3 millones a este fin, pues lanzó financió 4 proyectos de investigación para avanzar en el conocimiento y tratamiento del Covid-19.

Para el doctor Mora, recibir este impulso económico “es una gran alegría, porque llevamos mucho tiempo con el proyecto, que requiere mucha financiación. Siempre nos hemos quedado a las puertas y recibir esto es una satisfacción enorme. Este grupo de pacientes sufre mucho, es una de las causas de mortalidad joven y tiene unas secuelas y una pérdida de calidad de vida muy grande, y poder desarrollar el proyecto va a suponer una ayuda inmensa para todos ellos”. Para Tarazona, es un aliciente para seguir investigando. “Cuando uno estudia medicina, piensa que todo es ver pacientes, pero la investigación es clave. Después de varias becas, recibir esto como investigadora independiente supone la culminación de todo lo aprendido y da más ganas de seguir creando nuevas líneas. Aunque hay ayudas públicas, la oncología es un campo que necesita mucha investigación, y suena muy bonito todo lo que queremos hacer, pero no siempre es posible. Que haya una unión de financiación pública y privada supone que podamos seguir avanzando en la lucha de esta enfermedad”.

El doctor Alberto Jorge Mora (con pijama verde) y su equipo del IDIS, en una fotografía tomada antes de la pandemia.
El doctor Alberto Jorge Mora (con pijama verde) y su equipo del IDIS, en una fotografía tomada antes de la pandemia.
   

“En los tiempos actuales, con la poca inversión en I+D por parte de las autoridades pertinentes y el oscuro camino que se prevé en los años siguientes, muchas de las líneas de investigación prioritarias de grupos pequeños se quedarán en la cuneta por falta de fondos o personal, por lo que la inversión en este tipo de proyectos y la obtención de una ayuda supone un auténtico espaldarazo para poder continuar desarrollando investigaciones de calidad orientadas a la búsqueda de nuevas terapias, mayor conocimiento y en definitiva la mejora de enfermedades altamente prevalentes”, destaca, por su parte, Lázaro.

La doctora Noelia Tarazona, en el laboratorio de INCLIVA.
La doctora Noelia Tarazona, en el laboratorio de INCLIVA.
   

Otros proyectos seleccionados

La Fundación Mutua, que preside Ignacio Garralda, contribuye económicamente por decimoséptimo año consecutivo a la investigación médica de calidad que se hace en España. Las ayudas de esta convocatoria se han concedido a 21 estudios que se llevarán a cabo en 18 hospitales de 10 comunidades autónomas.

En el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), con participación de investigadores de otros siete centros de Cataluña, Andalucía, Cantabria, Valencia, Galicia y Madrid, se está investigando sobre el origen del cáncer de colon en relación a la bacteria Fusobacterium; mientras que el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda en Madrid, en colaboración con investigadores de Aragón, Galicia, Navarra y Cataluña, desarrollará y validará un método de diagnóstico en tiempo real por PCR de los virus HTVL para implementarlo de forma sistemática en el cribaje de donantes de órganos.

En el Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra, la ayuda servirá para desarrollar una terapia génica combinada para tratar la porfiria aguda intermitente, una enfermedad rara metabólica que cursa con déficit neurológico, y en el Instituto de Investigación del Hospital La Fe de Valencia para la búsqueda de biomarcadores de respuesta al tratamiento en pacientes con atrofia muscular espinal.

La Fundación Mutua Madrileña también ha concedido tres becas a la Cooperación Internacional para profesionales de la medicina y la enfermería que desarrollarán su labor en Kenia, Mozambique y Etiopía. Así, la Fundación pone de relieve su compromiso con el desarrollo de la investigación científica en España. Desde la puesta en marcha de la primera convocatoria en 2004, se han respaldado cerca de 1.400 proyectos de investigación con una aportación de más de 61 millones de euros.