OFRECIDO POR AMB
La vía verde recupera un sector degradado del río Sec en Cerdanyola del Vallès.
La vía verde recupera un sector degradado del río Sec en Cerdanyola del Vallès.
AMB

La recuperación de los espacios naturales, vital para la integración social y económica

Plan PSG. El AMB promueve el programa de actuaciones en paisajes naturales y urbanos para recuperar espacios fluviales, mejorar zonas degradadas e integrar infraestructuras.
Inversión. El plan de actuaciones en paisajes naturales y urbanos prevé una inversión de 8,4 millones de euros hasta el 2023.
Cambio de hábitos. Los residentes del área metropolitana regresan a los espacios naturales, donde el AMB trabaja hace años por su recuperación.

Durante muchos años diversos espacios naturales del área metropolitana de Barcelona han permanecido en la indiferencia. Los ríos más importantes que la cruzan, el Besòs y el Llobregat, por generaciones han sido una barrera entre los municipios. En varias zonas la desidia ha llevado a la generación de basurales, con sectores invadido por vegetación exótica y ocupados por huertos y viviendas ilegales.

Desde el AMB, a través de los planes PSG (Programa de actuaciones en paisajes naturales y urbanos) se trabaja intensamente para revertir este panorama. 

Las acciones encaradas en los últimos años han reconvertido numerosos sectores de estos ríos y sus afluentes, con la transformación de sus márgenes en paseos sostenibles para los residentes de los municipios ribereños y de otras ciudades del área metropolitana.

Este cambio se reflejó con claridad estas semanas, en que las medidas sanitarias ante la pandemia han limitado la movilidad entre municipios. Los fines de semana, los senderos fluviales y otros espacios verdes son usados por miles de vecinos que buscan el contacto con la naturaleza.

Desde el AMB, a través de los planes PSG, se trabaja intensamente para revertir la indiferencia natural

Los dos ríos del área metropolitana

En la última década se han invertido más de 30 millones de euros en diferentes proyectos para recuperar la ecología y el uso social del río Llobregat. 

Actualmente es posible recorrer las dos márgenes del río desde su desembocadura en el Mediterráneo hasta el municipio de Martorell, en un entorno recuperado que aporta una gran rentabilidad en términos ecológicos y sociales.

En cuanto al río Besòs, su margen norte presenta un parque fluvial de cinco kilómetros que se presenta como el principal espacio de ocio y deportes para los residentes de los municipios de Santa Coloma de Gramanet, Montcada i Reixach y Sant Adrià del Besòs, así como de los distritos de Nou Barris, Sant Martí y Sant Andreu de Barcelona.

El PSG 2020-2023

Tras la experiencia del PSG 2016-2019, el 24 de noviembre el Consejo Metropolitano aprobó las líneas principales del plan 2020-2023, que implicará la inversión de 8,4 millones de euros.

El objetivo, a grandes rasgos, es consolidar, recuperar y mejorar la infraestructura verde de la región metropolitana, que sean espacios de valor natural y ecológico pero también social, cultural y económico.

El plan 2020-2023 está dotado de una inversión de 8,4 millones de euros

Los cuatro ejes

Para ello el plan PSG se divide en cuatro ejes de actuación:

-Invertir en los espacios fluviales metropolitanos de los ríos Besòs y Llobregat, así como en sus afluentes y rieras adyacentes.

-Recuperar las zonas degradadas y resolver los problemas de división que se dan entre los ámbitos naturales y urbanizados.

-Integrar las infraestructuras viarias, energéticas y de servicios en el paisaje metropolitano.

-Mejorar la conectividad entre los espacios urbanos y naturales, buscando soluciones que sean sostenibles y respeten a la naturaleza.

La premisa es que los espacios naturales y urbanos son parte de una misma realidad geográfica y cultural, que tienen que mantener una sinergia conjunta, donde un ámbito se complementa con el otro.

Se trata de comprender que el área metropolitana es un espacio social y económico con un valioso patrimonio paisajístico y ambiental, que sirve para mejorar la calidad de vida de las personas y promover la equidad social.

El enfoque metropolitano

Los ayuntamientos son los que deciden las actuaciones necesarias en cada municipio. El AMB actualmente se encuentra en la etapa de recepción de las propuestas del PSG 2020-2023, que serán evaluadas y aprobadas en los próximos meses.

Los criterios que se aplican a las diferentes soluciones tienen “un enfoque metropolitano”, precisa Álvaro Sainz, técnico de Infraestructuras del AMB.

Esto significa que se busca que las propuestas sean lo más integradores posibles entre municipios, que los espacios naturales “no sean una barrera física sino que permita la integración entre los ayuntamiento”, describe Mireia Monràs, arquitecta del AMB.

Antes de la vía verde había un sendero improvisado y sin seguridad para el peatón.
Antes de la vía verde había un sendero improvisado y sin seguridad para el peatón.
AMB

El AMB se encarga del diseño y ejecución de los proyectos, y la financiación es asumida en un 50% por ese organismo y el otro 50% por el ayuntamiento. Además la mayoría de los proyectos son cofinanciados parcialmente por los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER).

Experiencia y gestión del AMB

Además de la ejecución, el AMB pone a disposición de los proyectos la experiencia de sus equipos técnicos, y ayuda a resolver la gestión de permisos ante organismos y compañías implicadas.

Un ejemplo es la obra de mejora del espacio fluvial e integración de las infraestructuras en Cerdanyola del Vallès, donde se construyó un paso peatonal y para bicicletas junto a la calle de la Clota, y por debajo de una autopista y un viaducto ferroviario.

“La visión metropolitana fue esencial para gestionar las autorizaciones ante Adif, el concesionario de la autopista y la empresa de gas”, apunta Sainz.

La integración entre dos municipios

El proyecto de construcción de un vado sobre el río Ripoll, realizado bajo el PSG 2016-2019, es un ejemplo de una obra que sirve para cohesionar el territorio y que permitió recuperar una zona degradada.

La obra, que tuvo un coste total de 355.847 euros, consiste en un vado inundable de cuatro metros que permite el tránsito peatonal y de bicicletas entre Ripollet y Cerdanyola del Vallès.

El vado inundable sobre el río Ripoll elimina la barrera natural entre Cerdanyola y Ripollet.
El vado inundable sobre el río Ripoll elimina la barrera natural entre Cerdanyola y Ripollet.
AMB

Esta unión donde antes había una división natural se enmarca en dos macro proyectos: el de la estrategia global de recuperación ambiental y del fomento del uso social del Besòs y sus afluentes, y el de impulsar las infraestructuras verdes en el territorio.

Entre los beneficios de la obra, se encuentra la integración con el circuito de la ronda verde de Ripollet, para promover la movilidad y la vida saludable, y la solución para los vecinos de ambos municipios para trasladarse de una a otra ciudad, como es el acceso al polígono industrial que se encuentra en Cerdanyola o al cercano complejo Baricentro.

“Los vecinos de Ripollet y Cerdanyola pueden disfrutar de un espacio natural muy importante, y en estos meses de desescalada hemos visto su importancia, cómo la gente paseaba por aquí para aprovechar este pulmón verde”, describe Sainz.

Recuperar una zona degradada

Las actuaciones del AMB también implicó la recuperación del espacio. “Gran parte de donde está el vado estaba ocupada por huertos ilegales, no era posible ver el río”, señala Monrás.

“La gente no sabía que era ilegal, no era algo perjudicial pero el río estaba acorralado por huertos y especies vegetales invasoras”, agrega la arquitecta.

La idea es “naturalizar espacios que han sido desnaturalizados”, grafican los técnicos del AMB; por esa razón -indican- en la zona no se instalaron mesas de picnic ni se colocaron papeleras. “No se buscó convertir al cauce del río en un parque, sino permitir que la gente pueda pasar de un lugar al otro respetando el medio ambiente”, añade Sainz.

El cauce del río Ripoll, donde se encuentra el vado, estaba ocupado por huertos ilegales.
El cauce del río Ripoll, donde se encuentra el vado, estaba ocupado por huertos ilegales.
AMB

La idea de recuperación de espacios naturales también beneficia al ámbito educativo, que sirva a las escuelas para realizar actividades de educación ambiental, como la observación de la flora y la fauna y detectar las especies invasoras, apunta Monrás.

La recuperación de un sector abandonado

Otro proyecto con un enfoque metropolitano es la mejora y urbanización parcial de un tramo del río Sec en Cerdanyola del Vallès. Hasta hace pocos meses, el tramo del carrer de la Clota que llegaba al límite de este municipio con Badía del Vallès era tierra de nadie. 

Apenas era posible caminar por la carretera sin riesgos por la alta velocidad de los vehículos, muchas partes del río se usaba de vertedero, y el paso peatonal era interrumpido por huertas y viviendas ilegales.

“Veíamos que es un punto de conexión importante, porque la gente necesitaba pasar por aquí para ir a Badía o a la Universidad Autónoma. Pensamos en hacer una actuación que dignifique el espacio y que ayude a controlar las presencias ilegales”, señala la arquitecta Mireia Monràs.

La construcción de una vía verde permite la conexión peatonal y en bicicleta entre los dos municipios en un entorno seguro

La construcción de una vía verde inaugurada en mayo de este año permite la conexión peatonal y en bicicleta entre los dos municipios en un entorno seguro y agradable.

Se trata de una franja de hormigón de 350 metros de largo y con un ancho de tres metros, separada de la carretera por una cuneta que permite el drenaje del agua de lluvia.

Además se han instalado un par de bancos de madera junto al río, y tres puntos de iluminación artificial por debajo de los viaductos para garantizar la seguridad de peatones y ciclistas por la noche.

Según describe Monrás, en la margen del río se han plantado numerosas especies vegetales para “controlar la erosión de manera natural”

Texto: Juan Pedro Chuet-Missé

  • REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
    Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.