OFRECIDO POR AMB
Entre los nuevos programas sociales del 2021 se encuentra el ApropAMB, con planes para promover la ocupación juvenil.
Entre los nuevos programas sociales del 2021 se encuentra el ApropAMB, con planes para promover la ocupación juvenil.
Robert Ramos

Los presupuestos diseñados para combatir la crisis de la COVID-19

La reactivación económica es una de las claves para recomponer el tejido social. El AMB rediseña sus presupuestos para incluir nuevos planes sociales y de inversiones, congela tributos y subvencionará a las personas que no puedan pagarlos.

Los presupuestos aprobados por el Área Metropolitana de Barcelona cuentan con un importante incremento de las inversiones para reactivar la economía y reparar el tejido social y productivo, dañado por la crisis desatada por el coronavirus.

La pandemia causó un impacto en la sociedad cuyos efectos se prolongarán por varios años. Entre estos se encuentran la pérdida de puestos de trabajo, el cierre de comercios y empresas y la caída en los sectores de la construcción, los servicios, el turismo y la cultura.

Pero el perjuicio es mayor en los colectivos vulnerables como los jóvenes, las mujeres y las personas mayores. Los presupuestos para 2021 no solo mantienen las inversiones que este organismo impulsa desde hace años, sino que las reorganiza y expande para “reasignar recursos en programas que luchen contra los efectos de la pandemia”, describe Ramon Torra, gerente del AMB.

Protección a los sectores vulnerables

Además del lanzamiento de estos planes, el AMB procura proteger a los sectores más vulnerables con acciones de congelamiento de tributos y ayudas a familias y empresas que no pueden asumir cargas tributarias.

Para el 2021 la propia institución del AMB contará con un consolidado de 2.230 millones de euros, lo que representa un incremento del 19% respecto al año pasado. En términos absolutos, la diferencia es de 159 millones de euros.

El presupuesto consolidado del AMB es de 2.230 millones de euros

Por la reactivación económica

“El principal activo del presupuesto es la recuperación de la actividad económica”, señala Torra.

El objetivo es que el organismo pueda atender las necesidades sociales urgentes generadas la pandemia, pero sin dejar de lado sus líneas de inversión habituales, como impulsar la movilidad sostenible, combatir la emergencia climática, promover la vivienda asequible y gestionar los residuos y el ciclo del agua, entre otros ámbitos.

Apoyo a la cohesión social

Uno de los programas que se han creado para afrontar la crisis es el ‘Plan metropolitano de apoyo a la cohesión social, la economía de proximidad y la coprodución de servicios’, conocido como ApropAMB.

Dotado de una partida de 16,6 millones de euros, apoyará económica y técnicamente los programas municipales que asistan a los colectivos vulnerables, fomenten el comercio de proximidad, otorguen ayudas para la generación de empleo e impulsen la inserción laboral de los jóvenes y las mujeres.

Esta iniciativa se suma al ‘Plan metropolitano de apoyo a las políticas sociales municipales’, que tiene un presupuesto anual de 7,5 millones de euros.

La reactivación económica es uno de los ejes para combatir los efectos del coronavirus.
La reactivación económica es uno de los ejes para combatir los efectos del coronavirus.

Viviendas asequibles

El AMB continúa con la hoja de ruta para crear el operador Habitatge Metropólis Barcelona, que este año espera sumar un socio privado para seguir adelante con la construcción y promoción de 4.500 viviendas con protección oficial en seis años. “Este es un activo importante que nunca habíamos tenido en la mesa”, dice Torra.

La construcción de viviendas, además de permitir el acceso a las personas que buscan su emancipación familiar o que tienen rentas bajas, también es una fuente de generación de empleo, por lo que refuerza la reactivación económica buscada.

Cabe aclarar que las viviendas construidas por el Impsol, uno de los organismos que depende del grupo AMB, se diseñan teniendo en cuenta los nuevos roles de género y la amplitud de espacios interiores, que coincide con las nueva tendencias de diseño generadas para afrontar la covid-19.

Inversiones territoriales

En el área de Territorio el Plan de inversiones metropolitanas, adaptado con una serie de actuaciones para combatir la crisis, prevé destinar 59,9 millones de euros.

En el nuevo presupuesto se contempla contar con 110 millones de euros del Plan de Sostenibilidad Ambiental (PSA), para impulsar servicios de movilidad sostenible y transición energética, con acciones que van desde la instalación de fotolineras para la recarga de vehículos, la creación de carriles bici, el impulsar transformaciones urbanísticas que privilegien a los peatones y la rehabilitación de equipamientos para mejorar la eficiencia energética.

El crecimiento del presupuesto para el 2021 es de un 19%

“Son inversiones dirigidas a actuaciones concretas vinculadas con la sostenibilidad ambiental y la lucha contra el cambio climático”, describió el gerente del AMB.

A este programa se le suma el Programa de actuaciones de mejora del paisaje natural y urbano (PSG), con 8,4 millones de euros para los años 2020-2023, que apunta a invertir en espacios fluviales metropolitanos, recuperar zonas degradadas e integrar infraestructuras entre los municipios.

En tanto para el mantenimiento de la infraestructura verde metropolitanas, integrada por parques urbanos, espacios naturales como las sierras de Collserola, Garraf y Marina y los ejes fluviales del Besòs y el Llobregat, se invertirán 19,7 millones de euros.

Tarifas de transporte sociales

Además de las aportaciones a los servicios de transporte público, el AMB destinará 44,3 millones para subvencionar las tarifas sociales y el transporte de las personas con movilidad reducida.

Por otra parte también se contempla invertir 14,4 millones de euros para el Plan de movilidad sostenible 2020-2023, que apunta a poner en marcha programas que mejoren la calidad del aire.

El AMB destinará un total de 1.491 millones de euros para la movilidad y el transporte.
El AMB destinará un total de 1.491 millones de euros para la movilidad y el transporte.

Hacia el residuo cero

El AMB continuará con sus programas de prevención y gestión de residuos, para impulsar su clasificación y tratamiento en aras de conseguir los objetivos de ‘residuos cero’. Para esta partida, perteneciente al área de Ecología, se contará con 183 millones de euros.

En cuanto a las dotaciones para atender a las competencias metropolitanas de la gestión del agua, se prevé un presupuesto de 104,3 millones de euros.

Otras áreas del AMB

El organismo sigue adelante con la redacción del Plan Director Urbanístico (PDU), que con una asignación de 2,2 millones de euros busca construir una red de ciudades desde una mirada metropolitana.

El Área de Relaciones Internacionales y de Cooperación mantiene sus programas para impulsar las redes metropolitanas a escala europea y mundial, para lo que contará con 2,2 millones de euros.

Además el AMB seguirá destinando el 0,7% de sus recursos propios para fondos de cooperación y de ayuda al Tercer Mundo.

Ayudas directas a la población

El AMB cuenta con una serie de acciones para ayudar económicamente a la ciudadanía que ha sido golpeada por la crisis. En el caso del Tributo Metropolitano, que se paga como recargo del IBI, su tipo impositivo ha quedado congelado para el año que viene.

Además, el AMB elaborará un nuevo método de cálculo que llevará a que los importes a pagar sean más ajustados. A pesar de que no se prevé incrementos, se calcula que el AMB ingresará 127,2 millones de euros por este impuesto.

Otra línea de ayuda a la población es la congelación de la Tasa Metropolitana de Tratamiento de Residuos (TMTR). Aquí también se aplicará un nuevo método de cálculo que logrará que un 40% de los comercios del área abonen menos. 

Los presupuestos se diseñaron para atender las emergencias sociales causadas por la pandemia.
Los presupuestos se diseñaron para atender las emergencias sociales causadas por la pandemia.
Robert Ramos

Para el año que viene, la recaudación de esta tasa se estima en 124,9 millones de euros, tal como en el 2020. En el caso de las personas en situación vulnerable que no puedan afrontarla el AMB contempla destinar un millón de euros para subvenciones.

Además, el AMB prevé la llegada de partidas de instituciones estatales y europeas, como los fondos FEDER de la UE (con 9,36 millones), que permitirán impulsar programas sociales y de infraestructuras.

El tercer presupuesto más grande de Cataluña

El grupo AMB tiene un presupuesto global de 2.230 millones de euros. Además de los 985 millones del organismo, también se incluyen las partidas de entidades autónomas como el Instituto Municipal del Taxi (IMET), el Instituto Metropolitano de Promoción del Suelo y Gestión Patrimonial (IMPSOL); y las sociedades en que tiene participación, como Transports de Barcelona SA, TMB o Ferrocarril Metropolitano de Barcelona SA, entre otras.

“Los presupuestos del grupo AMB son los terceros más grandes de Cataluña, tras los de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona”, precisa Torra.

A diferencia de los presupuestos del 2019 y 2020, las previsiones para el año que viene se beneficiaron de las disposiciones del gobierno estatal, que permiten a las administraciones locales disponer de una mayor capacidad de gasto y de endeudamiento para afrontar las necesidades sociales surgidas por la expansión del coronavirus.

“El principal activo del presupuesto es la recuperación de la actividad económica”, señala Ramon Torra, gerente del AMB

En este sentido, la expansión de las partidas se centró en los planes sociales y las inversiones en infraestructura. “El gasto en la estructura del AMB se mantiene en los mismos parámetros que en los últimos tres años”, indicó el gerente del organismo.

Sin embargo la expansión del gasto se centró en los planes sociales y las inversiones en infraestructura. En este sentido, “el gasto en la estructura del AMB se mantiene en los mismos parámetros que en los últimos tres años”, indicó el gerente del organismo.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.