OFRECIDO POR ENDESA
María Malaxechevarría Grande, Directora General de Sostenibilidad de Endesa, nos da las claves del nuevo Plan Estratégico de Sostenibilidad 2021-2023.
María Malaxechevarría Grande, Directora General de Sostenibilidad de Endesa, nos da las claves del nuevo Plan Estratégico de Sostenibilidad 2021-2023.
ELENA BUENAVISTA

María Malaxechevarría, Directora General de Sostenibilidad de Endesa: “Una empresa que no integre una visión sostenible no va a sobrevivir”

La compañía demuestra su compromiso en la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente en una hoja de ruta donde apuesta por una transición energética basada en las renovables, el impacto positivo en los entornos donde desarrolla su actividad, la descarbonización y la electrificación. Una guía hacia el futuro alineada con las demandas de los organismos internacionales.

Un fuerte compromiso con la sostenibilidad y lucha contra el cambio climático: esos son los pilares en los que se basa Endesa desde hace muchos años para desarrollar su ejercicio. Por eso, la compañía española apuesta por un modelo de negocio futuro que proteja al medioambiente, un objetivo que recoge el reciente Plan de Sostenibilidad de Endesa 2021-2023.

Con esta hoja de ruta, Endesa busca acelerar la descarbonización, para lograrla por completo en el año 2050, y la digitalización de su red. Unas metas para las que el plan estratégico a tres años aumenta las inversiones un 25% versus el plan anterior, alcanzando los 7.900 millones de euros.

La compañía quiere potenciar su estrategia de transición energética, con una inversión de 3.300 millones (un aumento del 20% sobre el plan previo) para así incrementar un 50% de su parque de energías renovables, hasta 11.500 MW. Ello permitirá que el 89% de la producción peninsular esté libre de emisiones de CO2 a finales de 2023. Además, el plan recoge otros 2.600 millones de euros de inversión para impulsar la digitalización de la red, lo que supone un salto del 30%.

Para conocer más a fondo estas metas hablamos con María Malaxechevarría Grande, Directora General de Sostenibilidad de Endesa, que nos da las claves del nuevo Plan Estratégico de Sostenibilidad 2021-2023. Una hoja de ruta alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS) y las demandas sociales en todo el mundo.

P.: ¿Por qué es tan importante aplicar una visión sostenible al modelo de negocio de Endesa?

R.: Endesa está aplicando esta visión sostenible tanto desde el punto de vista estratégico, como a nivel operativo. Primero hacemos un análisis de materialidad e identificamos cuáles son los principales puntos relevantes, para así después poderlos incluir dentro de nuestro plan estratégico.

"Endesa está aplicando la visión sostenible tanto desde el punto de vista estratégico, como a nivel operativo"

Pero esto no se queda ahí, sino que también lo aplicamos al día a día, a nuestras operaciones. Intentamos desarrollar proyectos que estén compartidos con el entorno y que creen valor tanto para la zona local como para nosotros. Así nos aseguramos de que el proyecto tiene un impacto positivo en la comunidad, que es aceptado por la misma.

¿Por qué hacemos esto? Endesa trabaja en esta línea desde hace mucho, pero todos los temas de sostenibilidad han incrementado su importancia de un tiempo a esta parte, sobre todo desde el punto de vista del legislador o el regulador. Los inversores también lo están exigiendo y están empezando a discernir en sus carteras de inversión entre empresas sostenibles y empresas no sostenibles. Aquellas empresas que no sean sostenibles no van a encontrar financiación en el medio largo plazo.

Y, sobre todo, porque lo pide la sociedad, es una demanda social. La revolución tecnológica que estamos viviendo está empoderando al ciudadano para que tenga más conocimiento y pueda llevar sus demandas a la compañía, exigiéndole ciertos requisitos y demandas para que se incorporen en sus operaciones. Una empresa que no integre esta visión, no va a sobrevivir.

Creo que las grandes empresas como Endesa tienen que ser un ejemplo para la sociedad, tractores para el resto de compañías más pequeñas y del resto de sectores para que todos seamos sostenibles.

P.: ¿Cuáles son los principales ODS en los que está basado el nuevo modelo de negocio sostenible de la compañía?

R.: Nuestro propósito como compañía es la lucha contra el cambio climático y el compromiso con la sostenibilidad. Todo está enfocado al ODS 13 de acción por el clima. Lo hacemos también con compromisos relacionados con el ODS 7, de energía asequible y no contaminante, con una apuesta muy decidida por las renovables; y el ODS 9 y 11, de innovación y ciudades sostenibles, con un desarrollo de nuestras redes inteligentes y de una apuesta decidida por toda la infraestructura del plan de recarga para favorecer la electrificación del transporte.

Estos son impactos más directos, pero hay otros. Por ejemplo, a través de nuestro compromiso con el ODS 4 de educación de calidad y el ODS 8 de trabajo decente, a los cuales contribuimos no sólo como empresa, sino también a través de la Fundación Endesa, donde desarrollamos proyectos relacionados con dichas metas.

"Nuestro propósito como compañía es la lucha contra el cambio climático y el compromiso con la sostenibilidad"

P.: La meta es llegar a una descarbonización total en 2050, ¿qué medidas se están aplicando desde Endesa para lograr el objetivo?

R.: Aspiramos a una descarbonización completa a 2050, con una hoja de ruta, que incluye objetivos intermedios ambiciosos. Tenemos uno muy relevante para 2030 de una reducción de emisiones específicas de CO2 del 80%, tomando 2017 como base de referencia. Este objetivo supone un nivel de emisiones de CO2 que está alineado con el criterio Science Base Target Initiative (SBTI) para limitar el incremento de temperatura global a 1,5ºC.

Vamos a hacer una apuesta muy importante en renovables, invirtiendo un total de 7.900 millones entre 2021 y2023, lo que permitirá que nuestra capacidad renovable aumente un 50%. Además, destinaremos 2.600 millones para la digitalización y la automatización de nuestra red de distribución, de forma que permita esa mayor penetración de energías renovables y la electrificación de la demanda.

Para lograr la descarbonización hay dos elementos fundamentales: primero la descarbonización del mix energético y luego la electrificación de la demanda de otros sectores que utilizan todavía combustibles fósiles. Para alcanzar esta segunda meta, invertiremos en la modernización de nuestra red de distribución, así como en un plan de infraestructuras de puntos de recarga, donde aspiramos a tener en el año 2023 unos 56.000 puntos de recarga desplegados por toda la geografía nacional.

"Tenemos más de 100 objetivos, de los que hacemos un seguimiento anual para analizar su cumplimiento. Este plan es a tres años, de 2021 a 2023, y acompaña al Plan Industrial", asegura la Directora General de Sostenibilidad de la compañía.
"Tenemos más de 100 objetivos, de los que hacemos un seguimiento anual para analizar su cumplimiento. Este plan es a tres años, de 2021 a 2023, y acompaña al Plan Industrial", asegura la Directora General de Sostenibilidad de la compañía.
ELENA BUENAVISTA

P.: ¿Cuáles son los pilares del Plan de Sostenibilidad de Endesa 2021-2023?

R.: Tenemos más de 100 objetivos, de los que hacemos un seguimiento anual para analizar su cumplimiento. Este plan es a tres años, de 2021 a 2023, y acompaña al Plan Industrial.

En primer lugar, partimos de un modelo de negocio sostenible, en el que apostamos por una descarbonización de nuestro mix energético y una electrificación de la demanda y donde integramos los aspectos de sostenibilidad en la gestión diaria de nuestras operaciones.

Uno de los pilares fundamentales es nuestro doble compromiso. Con nuestras personas, que son nuestros empleados, donde les aseguramos la equidad, la diversidad, la inclusión, el desarrollo personal. Y por supuesto con las comunidades, con los entornos donde desarrollamos todos nuestros proyectos y nuestras operaciones.

"Partimos de un modelo de negocio sostenible, en el que apostamos por una descarbonización de nuestro mix energético y una electrificación de la demanda"

Adicionalmente, existen otros cuatro aspectos fundamentales donde actuar: extender la sostenibilidad a nuestra cadena de suministro, donde estamos exigiendo a nuestros proveedores una calificación en temas de derechos humanos y medioambientales, e integramos lo que denominamos el ‘factor K de sostenibilidad’ en las licitaciones. Así exigimos ciertos aspectos que tienen que cumplir, como la contratación de mano de obra local.

El segundo punto es garantizar todo lo relacionado con la salud y la seguridad laboral de nuestras personas. Esto ya se ha visto con la pandemia, cómo gracias a nuestras inversiones en el entorno digital hemos podido garantizar la continuidad del empleo de una forma segura en el entorno. También minimizamos nuestro impacto ambiental y, por último, elegimos estándares de calidad y comportamiento ético y transparencia en todas nuestras operaciones y gobierno corporativo.

P.: ¿Qué es el ‘factor K’?

R.: En la valoración de las licitaciones de obras siempre hay una puntuación para la parte económica y otra para la parte técnica. Endesa además ha incorporado el ‘factor K de sostenibilidad’. Este criterio nos permite añadir, dependiendo del tipo de contrato, ciertas exigencias en materia medioambiental, de derechos humanos, sociales, etc, que pesan un porcentaje determinado en la valoración global de la licitación para contratar el servicio de una compañía u otra. De este modo, si se cumplen los requisitos del ‘factor K’, se incrementa la valoración de una compañía posicionándose por encima de otras que ofertan sus servicios incluso por un precio menor.

El ‘factor K’ lo incluimos hace un par de años. Es bastante exitoso y exigente para los proveedores, pero es una forma fantástica de extender nuestro compromiso sostenible a las operaciones corporativas del día a día mostrándoles que no contratamos a cualquiera, sino a los más sostenibles.

P.: Dentro de la transición energética en la que se ve inmersa la compañía, ¿cuál será el futuro de la generación de energía?

R.: En el Plan Industrial de Endesa este año se ha incluido nuestra visión sobre el sector energético. Seguimos creyendo en una penetración de las energías renovables muy potente que permita alcanzar esa descarbonización para el año 2050, con una estimación de inversión de 25.000 millones a 10 años. El 40% estará destinado a las renovables, y otro 40% a nuestras redes de distribución, garantizando la automatización y la digitalización.

"Para el año 2050, la estimación de inversión es de 25.000 millones a 10 años. El 40% estará destinado a renovables"

Además, estamos incorporando los criterios de economía circular. Es importante hablar de una “descarbonización desmaterializada”. Para alcanzar una economía completamente descarbonizada, no solo tienes que tener en cuenta que el flujo de energía tiene que ser renovable, sino también el impacto de los materiales a lo largo de toda la cadena de valor, tratando de minimizar el uso de los mismos, extendiendo la vida útil de los productos y finalmente reincorporándolos a nuevos ciclos productivos.

P.: ¿Y cómo se plantea Endesa el futuro de la electrificación?

R.: Estamos apostando por un cliente mucho más electrificado y dinámico, que sea activo en el sector energético. Nos focalizamos en la digitalización y la plataformización para poder dar respuestas a las necesidades de estos nuevos clientes.

Recientemente hemos sacado la tarifa única de Endesa, que es un modelo de suscripción, algo totalmente novedoso dentro del sistema eléctrico. Una tarifa plana que se ajusta a las necesidades del cliente a través de las aplicaciones de la Inteligencia Artificial. La energía se vuelve un servicio que evoluciona con las demandas de nuestros clientes.

Apostamos además por una electrificación del transporte, para lo que es necesario una infraestructura de recarga muy potente; queremos un despliegue a 10 años de 576.000 puntos de recarga.

P.: ¿Cómo consigue Endesa dejar una huella positiva en las comunidades locales con las que trabaja?

R.: Lo hacemos a través de nuestros planes de valor compartido. En la zona donde vamos a operar se realiza una radiografía socioeconómica del entorno local y se identifican quiénes son los principales grupos de interés, nos reunimos con ellos y les el proyecto con antelación. Después, vemos conjuntamente cuáles son las necesidades del entorno con el fin de poder maximizar nuestro impacto positivo en la zona.

"Ponemos los medios y trabajamos mano a mano con los ayuntamientos de las zonas para buscar el desarrollo económico"

En el 95% de los casos, la gran preocupación del entorno donde desarrollamos nuestros proyectos es el tema de la formación y la mejora de la empleabilidad. Por eso desarrollamos proyectos con ellos para formar a sus ciudadanos. Hasta el momento dichos planes han estado focalizados en la formación para operación de parques renovables así como montadores de paneles solares, para así favorecer la contratación de personal del entorno ya formado en la construcción de nuestros parques e incluso es otros posteriores de nuestros competidores.

A través del ‘factor K de sosteniblidad’, incluido en la licitación de la construcción del parque, aquel proveedor que contrate a un porcentaje X de gente local, puede llegar a obtener una puntuación mayor.

Ponemos los medios y trabajamos mano a mano con los ayuntamientos de las zonas para buscar el desarrollo económico de esas comunidades. Al final ganamos todos: el contratista se ahorra costes al enrolar a gente ya formada; la comunidad local mejora su empleabilidad y adquiere formación; y nosotros tenemos una aceptación positiva del entorno.

Además, estamos impulsando iniciativas en las que ponemos el acento en compartir él. Son los proyectos ‘agrivoltaicos’, que consisten en una hibridación de las plantas fotovoltaicas con el sector primario, de forma que protegemos las especies del entorno. Por ejemplo, con la plantación de especies aromáticas debajo de las placas solares.

Otra buena muestra es el proyecto de Carmona. En este municipio sevillano, hemos puesto en marcha dos plantas fotovoltaicas que cuentan con más de 250.000 paneles fotovoltaicos bajo los que están pastando las ovejas de los pastores locales. Con esta sinergia conseguimos que se beneficien tanto el ganado, como el mantenimiento de las propias instalaciones, ya que los animales realizan una labor de desbroce y limpieza del suelo necesaria en las instalaciones fotovoltaicas.

"Los proyectos 'agrivoltaicos' son una hibridación de las plantas fotovoltaicas con el sector primario, de forma que protegemos las especies del entorno"

P.: ¿Qué son los Pilares ESG?

R.: Los Pilares ESG son la hoja de ruta en la que te basas para garantizar la sostenibilidad o la permanencia de largo plazo de la operativa de tus operaciones. Estamos hablando del pilar medioambiental, donde sobre todo nos centramos en la lucha contra el cambio climático y en minimizar el impacto que puedan tener nuestras operaciones en los entornos donde nos encontramos; el pilar social del compromiso con nuestras personas y nuestras comunidades locales, con el objetivo de tener una aceptación positiva de nuestras operaciones así como la extensión de la sostenibilidad a nuestra cadena de proveedores; y por último el pilar de Buen Gobierno donde nos aseguramos un comportamiento ético y transparente. Todo ello queda reflejado en nuestro plan de sostenibilidad 2021-2023, recientemente aprobado por los órganos de gobierno de la compañía.