Domingo, 17.12.2017 - 09:18 h

El informe colombiano concluye que el avión de LaMia tenía poco combustible y demasiado peso

La investigación colombiana ha confirmado la hipótesis inicial. Las conversaciones entre los pilotos y la torre de control de Rionegro ya evidenciaron que el avión no contaba con el combustible suficiente para recorrer la distancia que separa Santa Cruz (Bolivia) y Medellín (Colombia).

Bocanegra ha desvelado que, de acuerdo con estas pesquisas, el plan de vuelo reflejaba la falta de combustible, pues preveía una parada técnica en el aeropuerto boliviano de Cobija que no se hizo. Las conversaciones de cabina revelan que los pilotos sopesaron, una vez pasado éste, aterrizar en otros tres lugares.

Uno de ellos, ha contado el jefe de Aerocivil, era el aeropuerto colombiano de Leticia, pero lo descartaron porque pensaron que no les darían pista. "Hoy sabemos que sí estaba disponible y que les hubieran dado permiso para aterrizar", ha lamentado.

Los pilotos, ya plenamente conscientes de que no llegarían a su destino, solicitaron aterrizar en Rionegro. La torre de control intentó desviar otros vuelos para dar pista al avión de LaMia, pero no llegó a tiempo. Se estrelló a la altura del departamento colombiano de Antioquia.

Además, Bocanegra ha señalado como otra de las posibles causas del accidente aéreo el exceso de carga. De acuerdo con el informe de Aerocivil, recogido por la prensa local, el avión pesaba 42.148 kilos frente a los 41.800 permitidos.

Bocanegra ha aprovechado la rueda de prensa para insistir una vez más en que las únicas autoridades competentes para investigar lo ocurrido son las colombianas. Bolivia ha difundido esta semana su propio informe, en el que acusa directamente a LaMia y al piloto.

"FACTOR HUMANO"

Con todo ello, las autoridades colombianas han descartado que el accidente se debiera a un fallo técnico". "Todo está involucrado dentro de un factor humano", ha sostenido, por su parte, el secretario de seguridad aérea de Aerocivil, el coronel Freddy Bonilla.

Bonilla ha explicado que la falta de combustible, principal causa del siniestro aéreo, se debió a una mala gestión, ya que no se siguió el plan de vuelo estipulado, que advertía de la necesidad de hacer una escala para repostar.

Por eso, una vez descartados el fallo técnico, el "sabotaje" e incluso "un intento suicida", "la investigación se orientará en aspectos como organización, vigilancia y supervisión operacional, planificación del combustible, toma de decisiones y supervivencia".

Las autoridades bolivianas ya han detenido a varias personas en relación con este accidente, incluida la funcionaria que dio luz verde al plan de vuelo. El informe definitivo de Aerocivil se conocerá el próximo mes de abril.

El accidente del avión de LaMia, en el que viajaba el equipo de fútbol brasileño Chapecoense, se ha cobrado la vida de 71 de las 77 personas que iban a bordo, entre tripulación y pasaje. Las otras seis lograron sobrevivir, aunque algunas con lesiones importantes.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios