Martes, 10.12.2019 - 08:32 h

Decenas de personas se concentran en Vigo en memoria de las víctimas del accidente de O Porriño

Decenas de personas se han concentrado a las 12,30 horas --convocados por los comités de Adif y Renfe de Pontevedra-- en la estación de Vigo-Guixar en memoria de las víctimas del accidente ferroviario de O Porriño ocurrido ahora hace un año, en el que fallecieron cuatro personas y hubo medio centenar de heridos.

En esta conmemoración con motivo del primer año de la tragedia, se encontraban presentes los dos hijos del interventor de Renfe de Vigo que falleció en el accidente, así como trabajadores, vecinos y alcalde de la ciudad olívica, Abel Caballero, entre otros.

Precisamente, para este sábado está convocado otro acto en recuerdo de los fallecidos que se celebrará en O Porriño. La concentración tendrá lugar a las 20.00 horas, en la calle Peña, frente al paso a nivel del centro del pueblo, a muy pocos metros de donde, el 9 de septiembre de 2016, el Tren Celta descarriló.

Por su parte, el sindicato ferroviario CGT ha denunciado este sábado que un año después del siniestro ha habido "pocos cambios en la mejora de seguridad" en el ferrocarril gallego, y reclama cambios en las infraestructuras "para que no vuelva a suceder".

Así, señala que "una de las causas" del accidente fue que el vehículo llevaba instalado el sistema ASFA convencional, y aunque ahora todos los trenes Vigo-Oporto circulan con ASFA digital, "es cierto que en las vías gallegas siguen circulando vehículos de viajeros con ASFA básico" como los vehículos S/596 que hacen el recorrido Vigo-Valença, Vigo-Pontevedra y Ourense-O Carballiño. A estos se unen algunos trenes S/440, que hacen el recorrido Vigo-Ourense-Ponferrada.

Al respecto, lamenta este sindicato que "la mayoría" de las inversiones se destinan a la alta velocidad y el Eje Atlántico mientras por Galicia circulan trenes "de 30 años y sistemas de seguridad de los años ochenta".

INVESTIGAR CAUSAS

Asimismo, CGT espera que las conclusiones de la investigación de la CIAF "no se quede en las causas técnicas de una sobrevelocidad y un posible error humano y que investiguen porque se cometió ese error", "comparando las normas de seguridad vigentes en España y Portugal y si los códigos de señales que el maquinista portugués fue encontrando (verde y amarillo) antes de llegar a O Porriño", las cuales "coinciden con otras parecidas en la normativa portuguesa que tengan otro significado (verde y amarillo intermitente) y que puede dar lugar a una confusión".

Además, CGT se muestra crítico con el hecho de que maquinistas españoles y portugueses conduzcan en países distintos de donde trabajan habitualmente, pues esta medida "no supone ninguna mejora en la operativa diaria", ya que "no se mejoran ni los tiempos de viaje ni la seguridad ni la calidad de servicio".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING