Miércoles, 18.10.2017 - 14:03 h

Junta hará un estudio de alternativas ferroviarias o tranviarias para conectar el aeropuerto con la ciudad

La Junta se ha comprometido a elaborar un estudio de alternativas de conexión entre el aeropuerto de Sevilla con la ciudad mediante infraestructuras ferroviarias, tranviarias o de otro tipo, para encontrar "la solución más óptima que pueda plantearse", según ha indicado el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, quien apunta que ese tramo se podría ejecutar mediante un viaducto, aunque no hay nada decidido al respecto.

Junta hará un estudio de alternativas ferroviarias o tranviarias para conectar el aeropuerto con la ciudad
Junta hará un estudio de alternativas ferroviarias o tranviarias para conectar el aeropuerto con la ciudad

En declaraciones a Europa Press, el consejero ha explicado que la Junta se comprometió a hacer un estudio de alternativas sobre la conexión con el aeropuerto, a través de la Dirección General de Movilidad de la Junta y "ver cuál es la solución óptima" que pueda desarrollarse.

En ese sentido ha recordado que en el proyecto de eje ferroviario transversal de Andalucía "la salida lógica es a través de Santa Justa y hacia el aeropuerto", y donde "en lugar de solución subterránea, podría desarrollarse esa salida mediante un viaducto", alternativa que "podría ser una solución eficiente, al ser eficaz en lo que pretende y al menor coste posible".

"Ése sería uno de los temas, pero habría que ver qué concluye el estudio de alternativas, si es mejor una solución ferroviaria o tranviaria", ha indicado el consejero, quien precisa que la Junta está aún en la fase de encargo del estudio de alternativas y soluciones óptimas que pudieran plantearse, que nos comprometimos a hacer, para ver si sería una solución ferroviaria o tranviaria".

"LAS TRES LÍNEAS A LA VEZ ES ALGO INABORDABLE"

Sobre el metro de Sevilla, el consejero ha recordado que actualmente se encuentran en desarrollo las obras de conexión de la línea 1 del Metro con el tranvía de Alcalá de Guadaíra, que representará "un ramal más del metro".

En ese sentido, ha apuntado que se ha tenido que interrumpir el servicio de metro entre la estación de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la estación término de Olivar de Quintos, a raíz de las obras de ampliación del ferrocarril metropolitano hasta Alcalá de Guadaíra. Ha valorado que la interrupción "se ha hecho en fechas de vacaciones para que tenga el menor impacto posible en la población".

López ha precisado que esta ampliación a Alcalá "no termina con las aspiraciones" de tener más líneas de metro en Sevilla, pero ha dejado claro que "desarrollar las tres líneas pendientes a la vez es inabordable", por lo que se muestra partidario de desarrollar la línea 3 del metro, y en concreto desarrollar el tramo entre Pino Montano y Prado de San Sebastián "es la que atiende a mayor cantidad de población y la que tiene más sentido hacer".

López ha criticado la actitud del PP y de los dirigentes políticos, de forma que, tras recordar al ahora ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, cuando "se ponía en la boca del metro a recoger firmas", ha apuntado que "en el caso de Sevilla, hubo que esperar al Gobierno de Zapatero para que hubiera metro; hay que ser coherente entre lo que decimos y hacemos, y cuando Zoido fue delegado en Andalucía y Arenas vicepresidente del Gobierno siempre había negativa reiterada del Gobierno para cooperar y financiar para el desarrollo del metro de Sevilla".

"En el PP eran muy vehementes pidiendo más líneas pero no estuvieron cuando podían haber hecho algo, y hubo que cambiar de gobierno para materializar ese compromiso", ha añadido López.

Sobre el futuro de siguientes líneas del metro, López ha explicado que "si vamos a hacer otras líneas, la línea Pino Montano-Prado es la que tiene más sentido hacer y es la más planteable", de forma que el consejero, una vez terminado el ramal de Alcalá, plantea primero acometer el tramo Pino Montano-Prado de San Sebastián, hasta el intercambiador.

En ese sentido, ha abogado por "plantear un esquema que reproduzca lo que dio lugar al nacimiento de la primera línea, con un apoyo del Gobierno de España, como lo hizo en Madrid, Valencia o Barcelona".

Así, ha dejado claro que, "si hay compromiso del Gobierno central y también del Ayuntamiento de Sevilla, la Junta tirará del carro y estará en condiciones de desarrollar no las tres líneas que quedan, que es algo inabordable, pero sí plantear, una vez terminadas las obras de Alcalá, la construcción del tramo con más interés desde el punto de vista social y que transportaría a más pasajeros, como sería el Prado-Pino Montano, para así dar respuesta a lo que tiene más demanda social".

En ese punto, insiste, no obstante, en la necesidad de que para ello haya un compromiso del Gobierno central y un acuerdo, apuntando que "las administraciones están hablando en ese sentido, pero no hay concreción para que se haga".

En declaraciones a Europa Press, el consejero ha explicado que la Junta se comprometió a hacer un estudio de alternativas sobre la conexión con el aeropuerto, a través de la Dirección General de Movilidad de la Junta y "ver cuál es la solución óptima" que pueda desarrollarse.

En ese sentido ha recordado que en el proyecto de eje ferroviario transversal de Andalucía "la salida lógica es a través de Santa Justa y hacia el aeropuerto", y donde "en lugar de solución subterránea, podría desarrollarse esa salida mediante un viaducto", alternativa que "podría ser una solución eficiente, al ser eficaz en lo que pretende y al menor coste posible".

"Ése sería uno de los temas, pero habría que ver qué concluye el estudio de alternativas, si es mejor una solución ferroviaria o tranviaria", ha indicado el consejero, quien precisa que la Junta está aún en la fase de encargo del estudio de alternativas y soluciones óptimas que pudieran plantearse, que nos comprometimos a hacer, para ver si sería una solución ferroviaria o tranviaria".

"LAS TRES LÍNEAS A LA VEZ ES ALGO INABORDABLE"

Sobre el metro de Sevilla, el consejero ha recordado que actualmente se encuentran en desarrollo las obras de conexión de la línea 1 del Metro con el tranvía de Alcalá de Guadaíra, que representará "un ramal más del metro".

En ese sentido, ha apuntado que se ha tenido que interrumpir el servicio de metro entre la estación de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y la estación término de Olivar de Quintos, a raíz de las obras de ampliación del ferrocarril metropolitano hasta Alcalá de Guadaíra. Ha valorado que la interrupción "se ha hecho en fechas de vacaciones para que tenga el menor impacto posible en la población".

López ha precisado que esta ampliación a Alcalá "no termina con las aspiraciones" de tener más líneas de metro en Sevilla, pero ha dejado claro que "desarrollar las tres líneas pendientes a la vez es inabordable", por lo que se muestra partidario de desarrollar la línea 3 del metro, y en concreto desarrollar el tramo entre Pino Montano y Prado de San Sebastián "es la que atiende a mayor cantidad de población y la que tiene más sentido hacer".

López ha criticado la actitud del PP y de los dirigentes políticos, de forma que, tras recordar al ahora ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, cuando "se ponía en la boca del metro a recoger firmas", ha apuntado que "en el caso de Sevilla, hubo que esperar al Gobierno de Zapatero para que hubiera metro; hay que ser coherente entre lo que decimos y hacemos, y cuando Zoido fue delegado en Andalucía y Arenas vicepresidente del Gobierno siempre había negativa reiterada del Gobierno para cooperar y financiar para el desarrollo del metro de Sevilla".

"En el PP eran muy vehementes pidiendo más líneas pero no estuvieron cuando podían haber hecho algo, y hubo que cambiar de gobierno para materializar ese compromiso", ha añadido López.

Sobre el futuro de siguientes líneas del metro, López ha explicado que "si vamos a hacer otras líneas, la línea Pino Montano-Prado es la que tiene más sentido hacer y es la más planteable", de forma que el consejero, una vez terminado el ramal de Alcalá, plantea primero acometer el tramo Pino Montano-Prado de San Sebastián, hasta el intercambiador.

En ese sentido, ha abogado por "plantear un esquema que reproduzca lo que dio lugar al nacimiento de la primera línea, con un apoyo del Gobierno de España, como lo hizo en Madrid, Valencia o Barcelona".

Así, ha dejado claro que, "si hay compromiso del Gobierno central y también del Ayuntamiento de Sevilla, la Junta tirará del carro y estará en condiciones de desarrollar no las tres líneas que quedan, que es algo inabordable, pero sí plantear, una vez terminadas las obras de Alcalá, la construcción del tramo con más interés desde el punto de vista social y que transportaría a más pasajeros, como sería el Prado-Pino Montano, para así dar respuesta a lo que tiene más demanda social".

En ese punto, insiste, no obstante, en la necesidad de que para ello haya un compromiso del Gobierno central y un acuerdo, apuntando que "las administraciones están hablando en ese sentido, pero no hay concreción para que se haga".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios