Miércoles, 18.10.2017 - 14:01 h

MÉDICOS SIN FRONTERAS SUSPENDE TEMPORALMENTE LA BÚSQUEDA Y RESCATE DE SU BUQUE PRUDENCE

Médicos sin Fronteras (MSF) anunció este sábado que ha decidido suspender temporalmente las actividades de búsqueda y rescate de su buque Prudence, aunque seguirá dando apoyo médico en el Aquarius, el buque que gestiona junto a SOS Méditerraneé, actualmente en aguas internacionales.
La ONG tomó esta decisión después de que las autoridades libias restringieran el acceso de los buques humanitarios a las aguas internacionales, lo que para MSF provocará “más muertes en el mar” y “más gente atrapada en Libia”.
El Centro de Coordinación de Rescate Marítimo de Roma (MRCC) advirtió a MSF sobre los riesgos de seguridad asociados con las amenazas emitidas públicamente por la Guardia Costera Libia contra buques de búsqueda y salvamento (SAR) que operan en aguas internacionales.
La coordinadora de operaciones de MSF, Annemarie Loof, denunció que “si los buques humanitarios son expulsados del Mediterráneo, habrá menos barcos en el área para recatar a la gente de morir ahogados”, mientras que “aquellos que no se ahoguen serán interceptados y devueltos a Libia”, el cual, “sabemos que es un lugar sin ley, con decisiones arbitrales y violencia extrema”.
Por último, señaló que “MSF se niega a ser cooptado en un sistema que tiene como objetivo a todo costo impedir que la gente busque seguridad” y pidió a la Unión Europea y a las autoridades italianas que detengan la implementación de estrategias mortales de contención que atrapan a la gente en un país en guerra que no tiene en cuenta su protección o necesidades.

Médicos sin Fronteras (MSF) anunció este sábado que ha decidido suspender temporalmente las actividades de búsqueda y rescate de su buque Prudence, aunque seguirá dando apoyo médico en el Aquarius, el buque que gestiona junto a SOS Méditerraneé, actualmente en aguas internacionales.
La ONG tomó esta decisión después de que las autoridades libias restringieran el acceso de los buques humanitarios a las aguas internacionales, lo que para MSF provocará “más muertes en el mar” y “más gente atrapada en Libia”.
El Centro de Coordinación de Rescate Marítimo de Roma (MRCC) advirtió a MSF sobre los riesgos de seguridad asociados con las amenazas emitidas públicamente por la Guardia Costera Libia contra buques de búsqueda y salvamento (SAR) que operan en aguas internacionales.
La coordinadora de operaciones de MSF, Annemarie Loof, denunció que “si los buques humanitarios son expulsados del Mediterráneo, habrá menos barcos en el área para recatar a la gente de morir ahogados”, mientras que “aquellos que no se ahoguen serán interceptados y devueltos a Libia”, el cual, “sabemos que es un lugar sin ley, con decisiones arbitrales y violencia extrema”.
Por último, señaló que “MSF se niega a ser cooptado en un sistema que tiene como objetivo a todo costo impedir que la gente busque seguridad” y pidió a la Unión Europea y a las autoridades italianas que detengan la implementación de estrategias mortales de contención que atrapan a la gente en un país en guerra que no tiene en cuenta su protección o necesidades.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios