Miércoles, 08.04.2020 - 02:07 h

TEPCO rectifica a un empleado que afirma que Fukushima "no está controlada"

La operadora de la central nuclear de Fukushima, epicentro de la crisis atómica en Japón, rectificó hoy las declaraciones de un ejecutivo de la eléctrica que aseguró que actualmente la situación en la planta "no está bajo control".

Tokio, 13 sep.- La operadora de la central nuclear de Fukushima, epicentro de la crisis atómica en Japón, rectificó hoy las declaraciones de un ejecutivo de la eléctrica que aseguró que actualmente la situación en la planta "no está bajo control".

"Lo que ha querido decir nuestro empleado es que continuamente hay problemas con los tanques de almacenamiento (de agua contaminada) y que aunque el agua radiactiva sale, se queda en el puerto frente a la central", detalló la operadora TEPCO (Tokyo Electric Power) en un comunicado.

Horas antes, el ejecutivo de TEPCO Kazuhiko Yamashita aseguró en una reunión organizada en Fukushima por el principal partido de la oposición en Japón, el Partido Democrático (PD), que "en la situación actual (la central) no está bajo control".

La eléctrica, controlada por el Estado tras el accidente nuclear de 2011, se encuentra actualmente "tomando medidas" para paliar la filtración de agua contaminada al mar, cuyos vertidos diarios alcanzan las 300 toneladas, según datos del Gobierno.

Además, TEPCO detectó hoy alta radiación en un desagüe al mar proveniente de la central, lo que apunta a nuevas filtraciones desde los contenedores de almacenamiento con los que cuenta para extraer el agua contaminada que se acumula en los sótanos de los reactores.

Este último hallazgo, junto con las palabras del empleado de TEPCO, se han interpretado como un desmentido de los argumentos defendidos por el primer ministro nipón, Shinzo Abe, ante el Comité Olímpico Internacional el pasado fin de semana cuando se eligió a Tokio para organizar los Juegos Olímpicos de 2020.

Durante su intervención, Abe defendió que la situación en la planta está completamente bajo control y que los vertidos de agua contaminada han sido "completamente aislados" en torno a un área de 0,3 kilómetros cuadrados en torno a la planta, una versión que hoy corroboró TEPCO en su comunicado.

A las críticas sobre el estado de la planta se unió también el exmiembro del Regulador Nuclear de EE. UU. Lake Barret que tras visitar la central de Fukushima instó hoy en Tokio a TEPCO a realizar mayores esfuerzos a la hora de informar sobre el estado de la planta.

"Recomiendo mayores esfuerzos no sólo en el control técnico de vertidos de agua, sino para mejorar los métodos de comunicación con el mundo sobre la situación de la central", afirmó a la televisión local NHK el experto, que participó en el accidente nuclear en Three Mile Island (EE. UU.) de 1979.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING