Viernes, 21.02.2020 - 12:54 h

La audiencia nacional procesa a los seis presuntos piratas somalíes acusados de atacar el atunero ‘izurdia’


El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ha decretado el procesamiento de los seis presuntos piratas somalíes que fueron detenidos en octubre de 2012 por un buque militar holandés y que están acusados de haber atacado el atunero vasco ‘Izurdia’.
El magistrado atribuye a los seis presuntos piratas -Adane Yusuf Ali, Abdi Ali Salad, Adilahi Ise Jama, Yahye Omar Ali Hasan, Ali Mahamed Ali y Ali Mahamed Hirsi- un delito de piratería, según se recoge en el auto de procesamiento.
Los hechos tuvieron lugar en la mañana del 10 de octubre de 2012, cuando el atunero, con 32 tripulantes a bordo, se encontraba faenando frente a las costas de Somalia. La embarcación española fue atacada por un esquife en el que había “seis o siete personas que emplearon armas automáticas y RPG, y con las que hicieron disparos”.
El atunero de Bermeo (Vizcaya) inició entonces una serie de maniobras evasivas ante los disparos de los atacantes. Toda la tripulación excepto el capitán y el jefe de operaciones, que se mantuvieron en el puente de mando, se refugiaron en la sala de máquinas.
Los agentes de seguridad privada con los que contaba el barco realizaron varios disparos de advertencia que no amedrentaron a los presuntos piratas, quienes continuaron con su aproximación al barco. Los miembros de la seguridad privada decidieron entonces realizar “fuego intenso”, lo que finalmente puso en fuga a los atacantes. El ataque duró en total cerca de 30 minutos.
ARRESTO DE LOS PIRATAS
Los presuntos piratas se toparon al día siguiente, el 11 de octubre, con el buque de guerra holandés ‘Rotterdam’, que movilizó su helicóptero para darle alcance. Cuando el aparató si sitúo sobre el esquife, pudo ver como los presuntos piratas tenían varios fusiles AK-47 así como lanzagranadas y armas de pequeño calibre.
A pesar de que desde el helicóptero militar se realizaron dos disparos de advertencia, la embarcación continuó con su huida. Los militares tuvieron que realizar varias ráfagas de disparos más hasta conseguir que los piratas se detuvieran.
Los piratas, antes de ser abordados, lanzaron al mar todo el armamento. Los somalíes fueron arrestados por el ‘Rotterdam’ y fueron posteriormente entregados a la fragata española ‘Castilla’. Finalmente fueron trasladados desde Yibuti a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).
El auto de Gómez Bermúdez destaca que en el esquife no se encontró ninguna aparejo para la pesca ni ninguna mercancía “que indiquen que desarrollaban una actidad legal”. Si se hallaron, entre otros elementos, varios bidones de gasolina, dos cuchillos y 30 metros de cuerda, lo que para el juez “son indicios de que los procesados se dedicaban a la piratería”.
“A la misma conclusión se llega del hecho de que una vez fue detectada la embarcación por la marina holandesa esta no atendiera a las señalas de detención”, señala el auto hecho público hoy.
14 PIRATAS EN ESPAÑA
En su comparecencia ante el juez Gómez Bermúdez el 2 de noviembre de 2012, los presuntos piratas negaron los hechos y aseguraron que estaban buscando a un compañero que se había caído al agua. Fueron apresados a 220 millas de la costa somalí.
Esta fue la tercera ocasión en que presuntos piratas detenidos frente a las costas de Somalia eran llevados ante la Audiencia Nacional. Los piratas Abdu Willi y Raageggesey Hassan Aji fueron condenados por el Tribunal Supremo a sendas penas de 403 años por participar en el secuestro del atunero “Alakrana”, que tuvo lugar en octubre de 2009.
En total, tanto de forma preventiva como condenados, en España hay encarcelados un total de 14 presuntos piratas somalíes.
Los seis acusados de atacar el buque ‘Izurdia’ deberán comparecer el próximo 13 de septiembre ante el juez Gómez Bermúdez para que les sea comunicado su procesamiento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING