Sábado, 25.11.2017 - 03:05 h

Los cadáveres hallados en el pantano de Susqueda presentan signos de violencia

Los dos cuerpos aparecieron desnudos y el hombre llevaba una mochila a la espalda cargada de piedras, aumentando los indicios de un doble crimen.  

La autopsia para conocer si son los cadáveres de Marc H.L. y Paula M. P., jóvenes desaparecidos hace un mes, se realizará mañana.

Te interesa leer: Los dos cadáveres hallados en el pantano de Susqueda son un hombre y una mujer

El dispositivo de seguridad rescata los cadáveres en Susqueda.

Los dos cadáveres hallados ayer en el pantano de Susqueda, donde se buscaba a los dos jóvenes desaparecidos el pasado 24 de agosto, presentan síntomas claros de violencia, según fuentes de la investigación, pendientes de que las autopsias confirmen la identidad.

Los cuerpos aparecieron desnudos y el que corresponde a un hombre llevaba una mochila a la espalda cargada de piedras, lo que aumentaría los indicios de que se trata de un doble crimen.

Los investigadores trabajan como si se tratase de un homicidio, extremo que deberán confirmar las autopsias, programadas finalmente para mañana, y que se realizarán no sin dificultad ante el mal estado de los cadáveres, que han estado más de un mes bajo el agua.

El inspector Jordi Domènech, al frente del área de desaparecidos de los Mossos d'Esquadra, ya confirmó ayer sobre el escenario que todo apunta a que los cuerpos corresponden al de Marc H.L., de 23 años y vecino de Arenys de Munt (Barcelona), y Paula M.P., de 21 años y vecina de Cabrils (Barcelona).Una búsqueda de más de un mesDesde el 26 de agosto, la policía catalana estaba buscando a los dos jóvenes que fueron a practicar kayak ese fin de semana y de los que su familia no tenía noticia desde el día 24.El pantano había sido rastreado desde entonces en varias ocasiones por los buceadores de los Mossos d'Esquadra, los Bomberos de la Generalitat y la Guardia Civil, y en las últimas semanas, los Mossos mantenía un dispositivo que buscaba tanto en el agua como en la zona por tierra.El 1 de agosto un perro detectó un rastro de los dos jóvenes, pero desde entonces no había trascendido ningún otro hallazgo de relevancia.El lunes 28 de agosto se había localizado el Opel Zafira en que viajaba la pareja con toda su documentación, enseres y varios escritos, así como el kayak desinflado, donde había varias piedras, el domingo 27.Los jóvenes fueron vistos por sus familias por última vez el jueves 24 de agosto, y la última imagen que se tiene de ellos es una captura de un cajero automático de La Cellera de Ter (Girona) que fue difundida por Mossos en su Twitter.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios