Martes, 26.05.2020 - 20:39 h

Una obra de teatro enseña a casi 4.500 escolares cacereños a prevenir incendios y cómo actuar en caso de emergencia

Una obra de teatro enseña a casi 4.500 escolares cacereños a prevenir incendios y cómo actuar en caso de emergencia

La obra de teatro titulada 'Dos pillos y un bombero', que pone en escena la compañía 'Sin fin', enseñará a un total de 4.492 escolares de la provincia de Cáceres a prevenir incendios y otros accidentes domésticos y a saber cómo actuar en caso de emergencia en el hogar o la escuela.

Se trata del plato fuerte de la XI Semana de la Prevención que viene organizando el Servicio de Extinción y Prevención de Incendios (Sepei) de la Diputación Provincial en colaboración con la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB) y la Fundación Mapfre, cuyas actividades llegarán también a unos 356 adultos a través del reparto de guías de prevención en el hogar, en locales comerciales o en comunidades de vecinos.

La obra se representará tres veces en el Palacio de Congresos de Cáceres desde este lunes y hasta el miércoles, a las 11,00 horas con la asistencia de más de mil niños al día procedentes de diversos colegios de la capital cacereña y de localidades de la provincia que llegarán en autobús para disfrutar de esta actividad. El día 29 se trasladará al Teatro Alkázar de Plasencia donde habrá dos funciones, a las 9,30 y a las 11,30 horas y a las que asistirán unos 600 niños a cada una.

Los datos los ha dado a conocer este lunes el vicepresidente de la Diputación de Cáceres y diputado del Sepei, Alfonso Beltrán, quien ha destacado que este año las actividades se centrarán en los más pequeños de la casa para que, a su vez, "ellos se conviertan en educadores de su entorno familiar", transmitiendo a sus padres los pasos a seguir en caso de emergencia.

A través de esta obra de teatro, los niños aprenderán a identificar los riesgos que puedan encontrarse en su entorno diario como el hogar, el colegio y saber cómo actuar en caso de peligro. "Se trata del viejo truco de aprender jugando", ha señalado el representante de la APTB, Gabriel Muñoz, quien añadió que a la gente le falta información sobre cómo prevenir un incendio y por eso son importantes estas actividades de divulgación.

DATOS DE INCENDIOS

De hecho, en Extremadura un total de 78 personas tuvieron que recibir asistencia hospitalaria por quemaduras de diversa consideración durante el año 2014, 24 de las cuales eran menores de 15 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que ha dado a conocer el director de la oficina de Mapfre en Cáceres, Joaquín Gutiérrez.

Gutiérrez ha destacado también que un total de 182 personas perdieron la vida por un incendio en España en 2014, que más de 3.000 personas son hospitalizadas anualmente por una quemadura; y que el 55 por ciento de las víctimas mortales en incendios son personas mayores de 65 años, en su mayoría hombres, que fallecen como consecuencia bien de un incendio provocado por incidentes eléctricos, radiadores, chimeneas, braseros, el propio hábito de fumar en la cama, o bien de una explosión en la vivienda.

Unos datos que son superiores a los de años anteriores, si bien en 2015, a falta de cerrar las estadísticas, se prevé que estas cifras hayan disminuido en torno al 20 por ciento, y de ahí "la importancia que tiene la formación a la hora de prevenir un accidente, especialmente durante las primeras etapas educativas", señaló Gutiérrez.

Para concienciar a la población de la importancia de prevenir estos accidentes y conocer cómo hay que actuar ante situaciones de peligro por incendios, se pone en marcha esta campaña dirigida, sobre todo, al segmento con mayor riesgo y que más víctimas registra, el de mayores de 65, y también a los escolares para que ellos difundan en sus familias las pautas a seguir en caso de emergencia.

La XI Semana de la Prevención, que se desarrollará en la provincia de Cáceres hasta el 30 de septiembre, recorrerá un total de 35 ciudades españolas, con el objetivo de difundir pautas de autoprotección para que los ciudadanos tomen conciencia de los riesgos de incendios que pueden presentarse en sus hogares y en cómo evitarlos.

También se hará hincapié en la importancia de que los ciudadanos conozcan las pautas necesarias en caso de emergencia, una asignatura pendiente, y la necesidad de que instalen detectores en sus casas, el sistema más efectivo y económico para sobrevivir en caso de fuego por la noche y mientras se duerme. "Cuestan unos diez euros y se pueden comprar en cualquier hipermercado", recordó Muñoz.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING