Lunes, 27.05.2019 - 06:09 h

Un total de 270 personas trabaja contra el fuego de Fermoselle (Zamora), que continúa en nivel 2

Un total de 270 efectivos, 114 de ellos pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias (UME) además de 13 aeronaves, continúa el trabajo contra el fuego, todavía activo, que afecta a la localidad zamorana de Fermoselle, en el entorno de Arribes del Duero. La proximidad a los núcleos urbanos y la previsión de viento durante toda la jornada del lunes ha provocado que la Junta de Castilla y León haya decidido mantener el nivel 2 en este incendio.

Un total de 270 personas trabaja contra el fuego de Fermoselle (Zamora), que continúa en nivel 2

"Ha sido un fin de semana de un trabajo intenso", ha señalado el delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro. Unas labores de extinción que no se detendrán durante este lunes, ya que continúan dos puntos bastante peligrosos cerca tanto de Fermoselle como de Pinilla, en la provincia de Salamanca, "y el riesgo de reproducción es muy alto, ya que habrá viento y la lluvia parece que no se presentará", ha descrito el delegado.

El perímetro afectado "está todavía muy caliente" por lo que los efectivos están preparados para cualquier tipo de reproducción "tras una noche complicada y constantes reproducciones", ha señalado. Respecto a estas últimas, se ha descartado que hayan sido provocadas, no así como el propio incendio inicial.

Los medios aéreos, un total de 13 en la mañana de este lunes, son una baza importante en estos trabajos de extinción, puesto que las llamas afectan a una zona muy complicada de acceso, al estar en plenos Arribes del Duero. En la jornada de este lunes, patrullas de Burgos y León están ayudando a los efectivos zamoranos.

Además, trabajan en el dispositivo 14 técnicos, 21 agentes medioambientales, ocho brigadas de especialistas en lucha contra incerndios, dos brigadas de refuerzo, cinco máquinas bulldozer, 14 autobombas, 14 cuadrillas de tierra y la unidad de intervención de la UME.

"Son muchas horas de trabajo, jugándose la vida", ha valorado Castro, quien también ha agradecido la ayuda de los vecinos de la zona afectada.

Aunque todavía es pronto para determinar el perímetro arrasado por las llamas, el delegado ha apuntado que se calculan en principio más de 1.500 hectáreas "siendo prudentes, pero lo primero es que los técnicos apaguen en fuego para luego hacer el cálculo. Lo que está claro es que ha afectado a un parque natural que es la zona de más alto valor de la provincia y tardará mucho tiempo en recuperarse", ha lamentado.

Las carreteras cortadas este domingo por el fuego ya han sido abiertas al tráfico, pero los efectivos continúan aún trabajando en los fuegos producidos tanto en Salamanca como en Portugal, fruto de las llamas del incendio zamorano, que cruzó ambas fronteras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios