Miércoles, 17.01.2018 - 18:51 h

Bomberos del SEPA realizaron 100 rescates de montaña en 2016

Bomberos del SEPA realizaron 100 rescates de montaña en 2016

El municipio en el que se produjeron la mayoría de los rescates fue Cabrales (término municipal en el que se integra la mayor parte del macizo central del Parque Nacional de Picos de Europa), donde se realizaron un total de 35. En Cabrales se encuentra uno de los tres puntos más transitados por los turistas que visitan el área, la Ruta'l Cares. Los otros dos son Los Lagos de Covadonga, y el entorno de Fuente con la subida hacia Horcados Rojos.

El segundo concejo con más rescates ha sido Lena (municipio en el que se encuentra parte del Macizo de Ubiña), con 8. En Cangas de Onís se produjeron 7, los mismos que en Somiedo, mientras que 4 rescates se contabilizaron en los municipios de Aller y Caso.

No existe un cálculo oficial del coste que al cabo del año suponen los rescates de montaña para el Gobierno asturiano. Las tasas autonómicas publicadas establecen un precio de 1.250 euros la hora en caso de que se movilice el helicóptero multifunción, y de 2.027 si se trata del helicóptero medicalizado. En la mayor parte de los casos, la duración de las operaciones no suele sobrepasar la hora.

Existen excepciones, tanto en lo que se refiere al tiempo empleado como a la dificultad técnica. Una de ellas fue la del rescate de un escalador lesionado en la pared del Urriellu, el pasado 29 de octubre. A principios de enero, el afectado recibió un aviso de cobro del SEPA por un importe cercano a los 6.000 euros.

Esta última intervención fue una de las cinco, desde que comenzó la legislatura, en las que el Gobierno asturiano emitió un expediente de cobro al rescatado. El importe total de las cinco fue de unos 15.000 euros. Los cobros se aplican en caso de que la actividad realizada esté tipificada en la ley como de riesgo (caso de la escalada) o bien que el rescatado haya cometido una imprudencia manifiesta.

Estos cobros han levantado una agria polémica en el entorno de los aficionados al montañismo en Asturias. La Federación autonómica de Deportes de Montaña (Fempa) ha criticado duramente la medida.

IMPRUDENCIAS EN EL CARES

Uno de los aspectos más cuestionados por la Fempa ha sido la catalogación de la escalada como deporte de riesgo y no así la del senderismo, muchas veces practicado por personas sin experiencia y sin los materiales ni equipamientos necesarios.

En declaraciones a Europa Press, el guía de montaña de Picos de Europa Víctor Sánchez se refería recientemente a las "numerosas" situaciones de riesgo que se producen habitualmente en la Ruta'l Cares por la falta de información e inexperiencia de quienes se aventuran a hacer este itinerario cabraliego. Entre ellas, mencionaba las personas que no controlan la previsión meteorológica, que no llevan calzado adecuado, que no llevan comida ni agua, o que intentan realizar la excursión llevando un carricoche.

Muñoz recuerda que durante los veraños de 2008 y 2009 hubo un puesto de de Cruz Roja en Poncebos, una iniciativa que no se volvió a retomar. El guía llegó a presentar un proyecto para especializar y profesionalizar al personal del puesto, tanto en cuestiones de rescate como a nivel informativo. También planteaba que los efectivos allí destinados tuvieses autoridad legal para impedir a determinadas personas la realización de la ruta por incumplir los mínimos de seguridad y prevención. El proyecto fue rechazado.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios