Sábado, 18.11.2017 - 03:52 h

La Guardia Civil rescata a un conductor atrapado por la crecida de un río en Guillena

La patrulla en servicio de Santiponce (Sevilla) ha rescatado con vida a un conductor que se vio sorprendido y atrapado en su vehículo por la crecida del río Rivera de Huelva a su paso por la localidad de Guillena debido al desembalse del Gergal.

La Guardia Civil rescata a un conductor atrapado por la crecida de un río en Guillena

Según ha informado el Instituto Armado en un comunicado, la patrulla de servicio recibió un aviso alertando de la emergencia mencionada sobre las 19,41 horas del pasado día 21, por lo que rápidamente se dirigió al lugar.

Al llegar, los agentes observaron a un varón de mediana edad que se encontraba en mitad del cauce del río, sentado en el marco de la ventanilla y agarrado al techo de su vehículo, que estaba parcialmente sumergido, corriendo peligro de ser arrastrado por la corriente, que no paraba de crecer.

Al parecer, el aumento del caudal sorprendió a esta persona cuando intentaba cruzar el río, de forma que fue arrastrado por la crecida del agua debido al desembalse por tareas de mantenimiento en los desagües de fondo que se están realizando.

Los guardias civiles observaron que a esta persona "comenzaban a flaquearle las fuerzas", dado que el nivel del agua no dejaba de subir, alcanzándole hasta el cuello, a lo que se suma que presentaba síntomas de hipotermia debido a la baja temperatura del agua, circunstancias que ponían en peligro su vida.

Por ello, se dio aviso urgente a los servicios de rescate y se solicitó el cierre de las compuertas de la presa para que disminuyese el nivel del agua y la fuerte corriente.

Tras valorar la fuerza de la corriente en dicho momento, la temperatura del agua y las escasas fuerzas de la persona que se encontraba en situación de riesgo, los agentes se prepararon para entrar en el río.

En ese momento, inesperadamente, tres ciudadanos presentes en la orilla opuesta se tiraron al agua, lo que multiplicaba los riesgos de que ocurriera una tragedia.

Los guardias civiles se lanzaron rápidamente al agua y consiguieron dar alcance a uno de los vecinos, poniéndolo a salvo, mientras que el otro componente logró llegar nadando al vehículo y subió al techo a la persona accidentada y a los otros dos vecinos.

SIGNOS DE HIPOTERMIA

Una vez que la situación se encontraba bajo control y sin riesgo para la vida de ninguno de los implicados, esperaron hasta la llegada de la dotación de bomberos que, junto con los agentes actuantes, procedieron al rescate, sin víctimas, tanto del principal afectado y conductor del vehículo como de los otros tres implicados.

El rescatado fue trasladado por los servicios de emergencias sanitarias al hospital con serios signos de hipotermia debido al tiempo que había permanecido bajo el agua de la Rivera de Huelva, dándose la circunstancia de que, además, padece alguna cardiopatía anterior, lo que agravaba su estado de salud.

Los tres ciudadanos que se habían metido en el agua resultaron ilesos, no siendo necesaria su evacuación a centros sanitarios, mientras que los agentes sufrieron leves signos de hipotermia y uno de ellos una lumbalgia aguda, seguramente producida por el frío y el esfuerzo realizado, no causando baja para el servicio.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios