Domingo, 20.10.2019 - 16:49 h

La ONG MOAS suspende su operación de rescate en el Mediterráneo

La ONG maltesa Migrant Offshore Aid Station (MOAS) ha anunciado este lunes que suspende sus operaciones de rescate de migrantes y refugiados en el Mediterráneo central, frustrada por el hecho de que "ningún país preste atención a personas que se merecen protección".

Hace tres años, MOAS inició una misión que ha ido variando de zona y en la que han sido rescatadas un total de 4.000 personas. El barco 'Phoenix' ha subido a bordo desde el mes de abril de este año a 7.826 personas que "huyen de la violencia, la persecución y la pobreza" y terminan a merced de traficantes "sin escrúpulos".

"Las personas siempre han sido el centro de la misión de MOAS: personas que sueñan con una vida mejor en un lugar seguro, así como las que se implican con un compromiso total para impedir su muerte en el mar", ha afirmado en un comunicado la directora de la organización, Regina Catrambone.

Sin embargo, la ONG considera que las condiciones han cambiado y actualmente hay "muchas preguntas sin respuesta", como por ejemplo la situación que atraviesan los migrantes que se encuentran atrapados o son devueltos a Libia. Algunos han relatado "una pesadilla de abusos, violencia, tortura, secuestro y extorsión".

Asimismo, "MOAS no quiere ser parte de un escenario en el que ningún país presta atención a las personas que se merecen protección, en lugar de centrarse únicamente en impedirles que lleguen a costas europeas".

Por estos motivos, la ONG ha tomado la decisión de "suspender" las tareas de búsqueda y rescate en el Mediterráneo, ha anunciado Catrambone, quien no obstante ha querido matizar que este cambio no significa una capitulación y que seguirán trabajando para ayudar a "quienes escapan de situaciones insoportables".

MOAS enviará su barco a la bahía de Bengala para tratar de asistir a las personas "vulnerables" que están huyendo de Birmania, especialmente a los ronhingya, una minoría que está considerada por la ONU como "la más perseguida del mundo".

Con este anuncio, ya son cuatro las ONG que han anunciado en el último mes que interrumpen sus trabajos en la zona central del Mediterráneo, después de Médicos Sin Fronteras, Save The Children y Sea Eye. Tan sólo permanecen activas las operaciones de Proactiva Open Arms, Sea Watch y SOS Méditerranée.

Todas estas organizaciones han coincidido en cuestionar la controvertida labor de los guardacostas libios y la falta de compromiso de los gobiernos europeos ante una crisis que ha dejado más de 2.400 muertos en el Mediterráneo este año, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios