Domingo, 19.11.2017 - 00:57 h

La campaña de vigilancia del uso del cinturón finaliza con 7.956 personas controladas y 104 denuncias

La campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI), llevada a cabo por la Dirección General de Tráfico (DGT) entre los días 11 y 17 de este mes de septiembre, se ha saldado en la provincia de Huelva con el control de 7.956 conductores y pasajeros y un total de 104 denuncias formuladas.

Entre los datos más destacados que arroja esta campaña, señalar que 64 de las denuncias han sido por no llevar el cinturón de seguridad el conductor del vehículo y 40 por no llevarlo abrochado alguno de los pasajeros. Esto significa que de los 7.956 conductores y pasajeros obligados a usar el cinturón de seguridad y que circulaban por las carreteras de la provincia en los 4.916 vehículos controlados a lo largo de esta campaña, casi el 99 por ciento lo tenía correctamente abrochado, ha informado la Subdelegación del Gobierno en una nota.

Respecto al uso del SRI, de los 271 niños menores de 1 metro 35 centímetros que han sido controlados en esta campaña, 4 no tenían colocados este sistema de seguridad.

Desde la Jefatura Provincial de Tráfico se ha resaltado el trabajo desarrollado en esta campaña, que ha coincidido con el comienzo del curso escolar, por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así como la participación de las policías locales de la ciudad de Huelva, Aljaraque, Beas, La Palma del Condado y Rociana del Condado.

UN SEGURO DE VIDA

El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida. Por este motivo, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías. Además, la utilización correcta del mismo es imprescindible para que cumpla el cometido para el que fue creado.

Desde mediados de septiembre, están en funcionamiento en España las primeras cincuenta cámaras de control del uso del cinturón de seguridad que detectan si los conductores no hacen uso de este elemento de protección. Durante dos meses los conductores que hayan sido captados por dichas cámaras únicamente recibirán una carta informativa, pero pasado este plazo se iniciará el correspondiente procedimiento sancionador.

En la vigilancia que se hace desde el aire con los helicópteros de los que dispone la DGT se aprecia como muchos ocupantes del vehículo hacen un uso incorrecto del cinturón o circulan sin llevarlo puesto.

Ahora en portada

Comentarios