El Principado diseña un nuevo Plan de Calidad del Aire para Gijón y Carreño

El Principado diseña un nuevo Plan de Calidad del Aire para Gijón y Carreño

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Principado, Belén Fernández, ha presentado este jueves el nuevo Plan de Calidad del Aire para la aglomeración de Gijón, que surge tras la revisión del aprobado en 2014 e incluye medidas a ejecutar hasta diciembre de 2019, fecha en que volverá a evaluarse su eficacia.

El documento, que incluye medidas que afectarán a la industria, el tráfico y la actividad portuaria, describe cada una de las actuaciones que conlleva y su calendario de aplicación, así como una estimación de la mejora que se espera conseguir, con el fin de seguir reduciendo las emisiones contaminantes.

Así lo ha señalado la consejera, que ha presidido en este día en las instalaciones del puerto de El Musel la reunión de la Comisión de Seguimiento del citado Plan de Calidad, acompañada por los directores generales de Prevención y Control Ambiental, Elena Marañón, y de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez, según una nota de prensa del Principado.

Fernández ha comunicado que todas las estaciones de la red oficial de medición de la calidad del aire cumplen los valores normativos de partículas desde 2014 y que han disminuido notablemente los registrados en la estación de Argentina, hasta converger con el resto.

Además, ha señalado que en 2016 se registraron unas concentraciones medias anuales comprendidas entre los 20 microgramos por metro cúbico de las estaciones de Hermanos Felgueroso o Santa Bárbara y los 25 *g/m3 de Argentina.

Para ella, la mejora de los últimos años en los valores de contaminación por partículas en la zona Oeste de Gijón se ve corroborada por los registros de las estaciones de la red de empresas, cuyas concentraciones medias anuales y días con superación del valor límite para la concentración media diaria han ido descendiendo hasta situarse, el año pasado, en valores similares a las de la red oficial, a pesar de su proximidad a los focos de emisión industriales.

No obstante, en las zonas colindantes con las grandes industrias y el puerto de Gijón perdura la presencia de partículas sedimentables, relacionada con los almacenamientos de graneles. Por ello, el Principado plantea investigar su procedencia, así como instalar nuevos apantallamientos en determinadas zonas e intensificar las labores de limpieza.

Asimismo, ha apuntado a los estudios realizados sobre que la industria es la que más contribuye a los niveles de partículas registrados en la zona Oeste de Gijón, seguida del tráfico y la actividad portuaria. En cambio, en la zona Centro y Este la mayor contribución procede de las emisiones del tráfico, seguida del sector industrial.

A este respecto, ha visto convenientes actuaciones de mejora de la movilidad, como un plan municipal integral coordinado con el que el Principado desarrolla para favorecer la movilidad multimodal en el área metropolitana.

En cuanto al puerto, en cuyas instalaciones se generan partículas sedimentables por la acción del viento, ha resaltado que, entre las medidas del plan, se incluyen sistemas de riego inteligente, videovigilancia o una adecuación de la zona comprendida entre las actuales instalaciones de EBHI, en el muelle Marcelino León, y la regasificadora.

APLICACIÓN MÓVIL

También se propone, tras las campañas realizadas en el parque de El Lauredal en las que se han apreciado valores significativos de partículas PM10, el realizar una operación de medición y caracterización en ese entorno, que ayude a determinar su procedencia y el área afectada, con el fin de definir las medidas más adecuadas. Igualmente, se apuesta por adecuar la localización de determinados puntos de medida de calidad del aire, reubicando algunas de las estaciones de las empresas.

Además de estas, se contempla una serie de medidas destinadas a la ciudadanía, como pueda ser mejorar la información que la Administración pone a disposición del público y otras de concienciación, que permitan a la población conocer hábitos y costumbres beneficiosos para lograr un aire más limpio.

Asimismo, entre las mejoras de los sistemas de información a los ciudadanos, se prevé desarrollar una aplicación para dispositivos móviles que permita obtener datos actualizados sobre la calidad del aire y notificar, en su caso, la activación del protocolo para situaciones meteorológicas que dificulten la dispersión de partículas en la atmósfera.

Por otro lado, antes de la reunión de la Comisión de Seguimiento se realizó una visita a algunas de las actuaciones que El Musel ha llevado a cabo en los últimos meses, como la pantalla anticontaminación que se acaba de terminar en Aboño, tras una inversión de 278.000 euros, la limpieza de la parva 4 (69.800 euros), la pantalla para vientos del noroeste (34.000 euros), la pavimentación de la zona (208.000 euros) o el lugar donde se instalará la próxima pantalla vegetal, licitada a principios de año en 200.000 euros.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios