DESCUBREN QUE VARIOS MINERALES BÁSICOS PARA LA VIDA LLEGARON A LA TIERRA GRACIAS A LOS COMETAS

- Según mediciones realizadas por la nave Rosetta. Investigadores de la Agencia Espacial Europea (ESA) sugieren que los cometas pudieron ser los responsables de transportar a la Tierra materiales prebióticos como el fósforo o la glicina (un aminoácido), elementos cruciales para el posterior surgimiento de vida en el planeta.
Así se deduce de los datos obtenidos por la misión Rosetta de la ESA sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, cuya órbita siguió durante más de dos años y al cual envió una pequeña sonda para realizar mediciones en superficie.
En concreto, Roseta detectó estos dos elementos prebióticos en varios isótotpos de xenón U, la mezcla primigenia de dicho gas noble que habría llegado a la Tierra mientras comenzaba a formarse el Sistema Solar.
La investigación sugiere que el 22% del xenón presente una vez en la atmósfera terrestre podría proceder de cometas, mientras que el resto habría llegado a través de asteroides.
Los resultados de todos estos trabajos se han plasmado en un artículo que publica este viernes la revista 'Science', cuyo autor principal es Bernard Marty, del Centro de Investigación Petrográfica y Geoquímica (CRPG) del CNRS y la Universidad de Lorraine (Francia).
HIPÓTESIS
Según explicó, “el xenón es el gas noble estable más pesado y quizá el más importante, debido a los muchos isótopos que origina en distintos procesos estelares. Cada uno de ellos ofrece información adicional sobre nuestros orígenes cósmicos”.
De acuerdo con el investigador, “la combinación de xenón presente en la atmósfera de nuestro planeta contiene mayor cantidad de isótopos pesados que de isótopos ligeros, ya que los elementos más leves escapan con mayor facilidad de la atracción gravitacional de la Tierra.
Al corregir la composición atmosférica del xenón para tener en cuenta este efecto de escape en los años setenta, los científicos calcularon la composición de la mezcla primigenia de este gas noble, conocida como xenón U, que una vez estuvo presente en la Tierra, explicó.
Este xenón U contenía una mezcla similar de isótopos ligeros a la de los asteroides y el viento solar, pero incluía unas cantidades significativamente menores de isótopos pesados.
“Por estos motivos, sospechamos desde hace mucho tiempo que el xenón en la atmósfera temprana de la Tierra podría tener un origen distinto al del promedio de este gas noble que se encuentra en el Sistema Solar”, comentó Martí.
Una de las explicaciones a dicho fenómeno es que el xenón del Sistema Solar procedería directamente de la nube protosolar (masa de gas y polvo que dio lugar al sol y a los planetas), prosiguió, mientras que el xenón que se encuentra en la atmósfera terrestre habría llegado a nuestro planeta en una etapa posterior, a través de cometas que estarían formados por una combinación de materia diferente.
Los resultados de las mediciones realizadas por Roseta parecen confirmar esta teoría.

Ahora en portada

Comentarios