Una casa de hielo, lo último en 'habitats' de la NASA para Marte

Una casa de hielo, lo último en 'habitats' de la NASA para Marte

La 'Mars Ice Home' es una gran estructra inflable con forma de iglú, que está rodeada por una cubierta de hielo de agua. Tiene varias ventajas que hacen que sea un concepto atractivo.

En primer lugar, es ligero y puede ser transportado e implementado con una sencilla robótica; luego la estructura se llena con agua antes de que llegue la tripulación. Incorpora materiales extraídos de Marte, y como el hielo de agua potencialmente podría ser convertido en combustible para cohetes ascendentes, la estructura podría ser a la vez un tanque de almacenamiento que puede ser rellenado para la próxima tripulación.

Otro beneficio importante es que el agua es un material rico en hidrógeno, blindaje excelente para los rayos cósmicos galácticos, y muchas áreas de Marte pueden tener abundante hielo de agua justo debajo de la superficie.

Los rayos cósmicos galácticos son uno de los mayores riesgos para las largas estancias en Marte. Esta radiación de alta energía puede pasar a través de la piel, las células o dañar el ADN aumentando el riesgo de cáncer o enfermedad por radiación aguda.

La radiación del espacio es un reto importante para el diseño de puestos avanzados potenciales en Marte. Por ejemplo, un enfoque podría imaginar hábitats enterrados debajo de la superficie de Marte para proporcionar protección contra la radiación. Sin embargo, enterrar los hábitats antes de que las tripulaciones lleguen requeriríra equipo robótico pesado que tendría que ser transportado desde la Tierra, informa la NASA.

El concepto de hogar de hielo equilibra la necesidad de proporcionar protección contra la radiación, sin los inconvenientes de un hábitat subterráneo. El diseño maximiza el espesor de hielo por encima de la tripulación para reducir la exposición a la radiación, permitiendo que la luz pase a través del hielo y los materiales circundantes.

"Todos los materiales que hemos seleccionado son translúcidos, por lo que un poco de luz exterior puede pasar a través y hacer que el inquilino se sienta como si estuviera en una casa y no en una cueva", explica uno de los científicos que han desarrollado el diseño.

Además de identificar los posibles materiales, una limitación clave para el equipo fue la cantidad de agua que, de manera razonable, podría extraerse de Marte. Los expertos que desarrollan sistemas para la extracción de recursos en Marte indican que sería posible llenar el hábitat a una velocidad de un metro cúbico por día. Esto permitiría que el diseño de casa de hielo para ser llenado completamente en 400 días. El diseño podrían ampliarse si el agua pudiera extraerse a tasas más altas.

Ahora en portada

Comentarios