Los rusos llegaron primero, el experimento de Galileo y otras sorpresas de la Luna

¿Sabías que no fue EEUU quien primero llegó al satélite sino la Unión Soviética? ¿ Y que los astronautas hicieron un experimento enunciado por Galileo en el siglo XVII? Por cierto, ¿y de quién es ese trozo inmenso de minerales?

Luna 2, satélite ruso

El triste fallecimiento de Neil Armstrong, primer hombre en la Luna, ha despertado el interés sobre la conquista de ese satélite. He aquí algunas curiosidades.

1. Los rusos llegaron primero en 1959. Los soviéticos tenían un programa llamado Luna, que supuso el envío de varias naves no tripuladas. Algunas de ellas se pasaron de órbita y se estrellaron en el sol, como el Luna 1. En cambio el Luna 2 logró impactar con el satélite. Ese fue el primer objeto terrestre en la Luna. Más tarde, en 1966, se logró un aterrizaje suave pero sin tripulación, con el Luna 9, que envió fotos a la Tierra.

2. Cuando Armstrong y Aldrin estaban sobre la superficie lunar, un artefacto soviético alunizó pero se estrelló contra una montaña. Era el Luna 15.

3. El satélite solo ha sido hollado por doce astronautas entre 1969 y 1972. Todos norteamericanos. Ha habido misiones de Rusia, China, India y la Agencia Espacial Europea.

4. La Luna es de todos. Se creó un Tratado del Espacio Exterior por el cual la Luna y todo lo que hay ahí fuera no tiene propietario. Se pueden hacer expediciones siempre que sean con motivos pacíficos. El problema es que ese tratado solo ha sido ratificado por cinco países, y no prohíbe instalar armas de destrucción masiva el plataformas orbitales alrededor de la Luna.

5. Los griegos llamaban a este satélite Selene. Por eso se llamarían a los habitantes de la Luna los 'selenitas'. Selene era una diosa, y a su vez hermana de Helios, el sol. Los romanos la llamaron Luna. Para unos, era la derivación latina de la diosa griega. Para otros, Luna procede de Lux (luz), que a su vez procede del griego Leukos(blanco).

6. Los astronautas demostraron que Galileo tenían razón. El sabio italiano decía en el siglo XVII que si soltáramos una bola de plomo y una pluma de ave en el vacío, ambos caerían al suelo con la misma aceleración. Lo único que detenía a la pluma en la Tierra era el rozamiento con el aire. ¿Y en la Luna, que no tenía atmósfera? Uno de los experimentos que realizó el astronautaDavid Scott, del Apolo 15, consistió en dejar caer un martillo y una pluma de halcón. Lo hizo en una retransmisión en directo. En el video se muestra sin lugar a dudas que los dos objetos caen al suelo lunar al mismo tiempo.

Ahora en portada

Comentarios