¿Por qué el planeta Nibiru no ha acabado con el mundo? La NASA lo explica

"Nibiru no existe. La historia de Nibiru ha existido hace años y se recicla periódicamente en nuevas fábulas apocalípticas. Esta vez 2 millones de paginas web se han hecho eco", explica la NASA. 

Incluso el último eclipse total, que a menudo es fuente de miedos y supersticiones populares, fue utilizado como argumento para sustentar esta creencia.

¿Por qué el planeta Nibiru no ha acabado con el mundo? La NASA lo explica

No hubo fin del mundo el 23 de septiembre. Otra profecía no cumplida. Lo extraño es que esta vez sea la propia NASA la que salga al paso de ella y la desmienta. Se entiende, no obstante, que la agencia pusiera las cosas claras. La idea de que el planeta Nibiru iba a chocar sin remedio contra la Tierra se extendió como la pólvora y más de dos millones de páginas web se hicieron eco de la noticia. La posibilidad era imposible porque, básicamente, Nibiru no existe. 

"El planeta en cuestión, Nibiru, no existe, por lo que no habrá colisión. La historia de Nibiru ha existido hace años y se recicla periódicamente en nuevas fábulas apocalípticas", deja claro la agencia espacial estadounidense en una actualización en su web sobre otro anunciado 'fin del mundo' de 2012, como consecuencia del abrupto final del calendario maya en esa fecha.

La profecía sobre Nibiru, que se hizo pública hace algunos años y circula especialmente en la red durante las últimas semanas, asegura combinar astronomía, investigación científica y pasajes de la Biblia para respaldar su predicción.

Incluso el último eclipse total, que a menudo es fuente de miedos y supersticiones populares, fue utilizado como argumento para sustentar esta creencia y es definido como "el presagio del apocalipsis". Inicialmente, la teoría que defiende la existencia de Nibiru aseguraba que la catástrofe ocurriría en mayo de 2003.

Cuando nada sucedió, sus seguidores hicieron una nueva interpretación para programarla en diciembre de 2012, realizando la conexión con el fin de uno de los ciclos del calendario maya, informa la BBC.

Ahora en portada

Comentarios