Martes, 19.11.2019 - 08:32 h
Trump y el bloqueo de 400 millones de dólares

Seis días que pusieron al hombre más poderoso del mundo contra las cuerdas

Tras la transcripción de la conversación en la que presiona a Kiev para que investigue a Joe Biden, el terremoto político cobra intensidad.

EEUU copa la atención de los inversores mundiales
Seis días que pusieron al hombre más poderoso del mundo contra las cuerdas. / Pixabay

"Se está hablando mucho del hijo de Biden, y de que Biden detuvo una acusación y mucha gente quiere saber de eso, así que cualquier cosa que pudieras hacer con el Fiscal General sería maravilloso (...) Biden fue por ahí alardeando de que había frenado las investigaciones, así que si pudieses mirarlo...". 

El párrafo anterior forma parte de la transcripción de la llamada telefónica que el presidente de EEUU, Donald Trump, mantuvo con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, cuyo contenido difundió ayer la Casa Blanca ante el terremoto político generado por la 'trama de Ucrania'. La conversación demuestra que Trump presionó a Kiev para que investigase al ex vicepresidente Joe Biden -que lidera la carrera por la nominación demócrata con un 31% de apoyo- y a su hijo Hunter, a quien el mayor productor de gas de Ucrania, Burisma Holding, contrató en abril de 2014. Una contratación llena de irregularidades que, según Trump, llevó al 'número dos' de la Administración Obama a presionar a Kiev para que destituyera al fiscal Viktor Shokin y archivase cualquier investigación contra su hijo.

Tras las recientes filtraciones de la charla entre Trump y Zelenski y después de que el Partido Demócrata anunciase el martes la apertura de una investigación previa al proceso de 'impeachment' por "traicionar la seguridad nacional" y "violar la Constitución" -según una fuente de Inteligencia, Trump amenazó a Zelenski con retener cientos de millones en ayuda militar para obligarle a investigar a Biden-, la publicación de la transcripción ha agravado un terremoto político en el que hay cinco fechas clave:

18 de julio. Según medios estadounidenses, el presidente ordena a un asistente de la Casa Blanca que retenga casi 400 millones en ayuda militar a Ucrania.

25 de julio. El presidente Trump charla con el líder de Ucrania en una conversación telefónica de 30 minutos.

9 de septiembre. El Congreso recibe la queja de un denunciante anónimo sobre la llamada telefónica, pero la Administración Trump impide que vea la denuncia.

11 de septiembre. El Pentágono y el Departamento de Estado autorizan la transferencia de la ayuda militar para Ucrania.

23 de septiembre. Trump confirma que retuvo la ayuda ucraniana, argumentando que lo hizo por la "corrupción", un mal endémico en Ucrania.

24 de septiembre. Trump sostiene que la ayuda fue retenida para que países europeos incrementen su asistencia a Ucrania en la guerra contra las milicias separatistas prorrusas. 

Pelosi: "Claramente, el Congreso debe actuar"

Los demócratas ven en la transcripción una prueba explícita de la supuesta confabulación de Trump con un gobierno extranjero, mientras que los republicanos cerraron ayer filas en torno a su líder y tachan el proceso de "caza de brujas". La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, fue tajante: "Claramente, el Congreso debe actuar".

Según cálculos de medios estadounidenses, más de 200 de los 235 legisladores demócratas de la Cámara Baja han hecho público su apoyo a iniciar un proceso de 'impeachment', una amenaza a la que ya se enfrentó Trump por la trama del 'Rusiagate' (la coordinación con el Kremlin por parte del equipo de campaña del magnate para perjudicar a Hillary Clinton). Bastaría el apoyo 218, la mayoría simple de la Cámara de Representantes para iniciar el procedimiento, pero la mayoría republicana en el Senado, que debe también aprobarlo, supone que la iniciativa no saldrá adelante.

La clave de la 'trama ucraniana' reside en probar si Trump bloqueo o no fondos de asistencia de Washington a Ucrania como medida de presión, tal y como asegura un miembro de los servicios de inteligencia. Según una encuesta de YouGov, el 55% de los estadounidenses apoyaría la destitución si se confirmara que el presidente suspendió la ayuda militar a Ucrania para presionar a Kiev. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING