Domingo, 19.11.2017 - 08:06 h

La FEC propone instalar más desfibriladores en lugares públicos y mejorar el servicio de ambulancias

La Federación Española del Corazón (FEC) recuerda que, cada 20 minutos, se produce un caso de muerte súbita en España. Situaciones en las que se podría intervenir con un desfibrilador automático cerca y con los conocimientos necesarios para manejarlo. Por eso, la FEC defiende la instalación de más dispositivos en lugares públicos y la implementación de unos servicios de ambulancia eficientes.

/COMUNICAE/

La Federación Española del Corazón (FEC) recuerda que, cada 20 minutos, se produce un caso de muerte súbita en España. Situaciones en las que se podría intervenir con un desfibrilador automático cerca y con los conocimientos necesarios para manejarlo. Por eso, la FEC defiende la instalación de más dispositivos en lugares públicos y la implementación de unos servicios de ambulancia eficientes.

La Federación Española del Corazón (FEC) constata que, cada 20 minutos, se produce un caso de muerte súbita en España. Recuerdan que se trata de situaciones en las que se podría intervenir con un desfibrilador a mano y, por supuesto, con los conocimientos necesarios para manejarlo. Por eso mismo, la FEC defiende la instalación de más dispositivos de este tipo en lugares públicos y la implementación de unos servicios de ambulancias eficientes como los que proveen empresas como vem.es. Los responsables de esta empresa valenciana recuerdan que “las personas atendidas con un desfibrilador externo automático (DEA) tienen mejor pronóstico que las que han sido atendidas dentro de un hospital”. El 80% de los ataques al corazón tienen lugar fuera del ámbito hospitalario y, en estos casos, sólo es posible actuar con estos dispositivos que pueden ser utilizados por personal no sanitario o por los profesionales de las ambulancias.

De todos modos, aunque su efectividad está sobradamente probada, el desfibrilador sigue siendo uno de los mecanismos menos utilizados. De hecho, “tan sólo el 18% de los casos de infartos en España son auxiliados por un desfibrilador externo automático (DEA) instalado en un lugar público”, recuerdan desde vem.es. Desde la Sociedad Española de Cardiología recuerda que estos pacientes “presentan reflejos más claros gracias a la inmediatez de la atención con el DEA”. Sin embargo, la principal diferencia se encuentra en la tasa de mortalidad hospitalaria. Esta es notablemente superior en los pacientes atendidos por una unidad de emergencias (34,4%) que en los que son tratados con un desfibrilador de uso público (9,5%).

Desde los servicios de ambulancias recuerdan que “es importante que una persona en parada cardiorrespiratoria reciba una atención rápida con un desfibrilador en un plazo máximo de cinco minutos”. Por eso es tan importante “contar con servicios de ambulancias eficientes y que den cobertura al máximo número de puntos del territorio nacional”, señalan desde Vem. Sobre todo porque estos vehículos cuentan con estos desfibriladores externos que se han demostrado de extrema importancia para salvar vidas. Fuente Comunicae

Ahora en portada

Comentarios