Sábado, 21.10.2017 - 18:10 h

Podopediatría para los pies infantiles

La salud podológica de los más pequeños de la casa es algo a tener en cuenta a la hora del correcto crecimiento de los mismos. La podología pediátrica consiste en el cuidado y revisión de los pies de los niños a medida que van creciendo y desarrollándose como personas adultas.

/COMUNICAE/

La salud podológica de los más pequeños de la casa es algo a tener en cuenta a la hora del correcto crecimiento de los mismos. La podología pediátrica consiste en el cuidado y revisión de los pies de los niños a medida que van creciendo y desarrollándose como personas adultas.

¿Cuál es el principal problema? La mayoría de los niños que atienden en Clínica Medicalia acuden allí por un calzado inadecuado acorde a su edad y desarrollo, dolores plantares o pies planos. A consecuencia de ello, en la etapa adulta, surgen ciertas complicaciones que les acompañarán durante el resto de su vida. Los inicios de estos cuidados arrancan cuando son bebés.

Podopediatría: ¿Cómo tratar los pies de los bebés?
Una de las claves de la podopediatría es permitir que los niños gateen con total libertad, es decir, que lo hagan descalzos. De esta manera, tanto los músculos de los pies y las piernas empiezan a tonificarse de forma correcta. Una vez empiezan a caminar, lo mejor es contar con el calzado adecuado. Los niños crecen a un ritmo rápido, y los zapatos que hace un mes les estaban perfectos, puede que hoy ya no lo estén. Es por esto por lo que se recomienda a los padres estar atentos y cambiar el calzado de los niños cuando sea necesario.

También es imprescindible un control periódico para evitar la aparición de complicaciones futuras. Una evaluación precoz de la forma de la pisada puede ayudar en la detección de patologías futuras. Los tratamientos correctores y preventivos de Clínica Medicalia serán de gran ayuda a los padres preocupados por la salud de sus hijos.

Tener un buen apoyo plantar garantiza el buen desarrollo psicomotriz del niño. Las caídas frecuentes, los tropiezos, el dolor en la planta del pie o el cansancio prematuro serán signos para acudir a un podólogo de confianza. Hay que recordar que los niños están en plena etapa de crecimiento, por lo que los problemas plantares que puedan presentar se consolidarán en la etapa adulta si no se les pone remedio. Un correcto diagnóstico es la base para permitir el desarrollo del niño.

Recomendaciones extra para el cuidado de los pies
Otra de las cuestiones en cuanto a salud podológica es la higiene. Desde Clínica Medicalia recomiendan lavar los pies de los niños tres veces por semana. Los padres también tienen que prestar atención a las uñas de los niños. Si no llevan una limpieza y cuidados adecuados, podrían encontrarse con problemas adicionales, como los hongos. Para ello, es necesario cortarlas de forma recta y evitar uñas encarnadas

En podopediatría la prevención es la clave. Además, es necesario enseñar a los niños el hábito de higiene diaria para evitar el pie de atleta y las posteriores infecciones. Desde Clínica Medicalia, recomiendan la visita periódica a un podólogo para poder llevar un control de la salud de los más pequeños. Fuente Comunicae

Ahora en portada

Comentarios