Sábado, 16.12.2017 - 21:33 h

La cerrajeria de hoy en día

La cerrajería es un oficio que no debe temer la posible falta de demanda en ningún momento

/COMUNICAE/

Cerrajería: Un trabajo que no se queda en el pasado
La cerrajería es de las pocas profesiones que evoluciona a la par de los nuevos mecanismos tecnológicos que de un modo u otro se pueden aplicar a temas de seguridad en propiedades. Si bien todas las profesiones cambian y pueden llegar a desaparecen tarde o temprano, la cerrajería es un oficio que no tiene que temer la falta de demanda, al menos hasta que llegue el día en el que todos confiemos unos en los otros. Mientras esa utópica llega, contar con cerrajeros Calpe Profesionales es necesario para mantener seguros los bienes inmuebles.

Hace cien años, un ladrón podía abrir una puerta ajena por la noche utilizando nada más que dos trozos de alambre y mucha pericia, así de sencillo era también el trabajo de los cerrajeros de aquel entonces. Hoy, sin embargo, un ladrón ya no puede actuar de manera tan habilidosa, algunas puertas no se abren ni taladrando y, asimismo, los cerrajeros, como por ejemplo los cerrajeros de Torrevieja de hoy en día no son artesanos, son técnicos e ingenieros cuya demanda de los clientes es crear cerraduras y sistemas de seguridad que permitan dejar cerrado un hogar o negocio sin preocupaciones.

La tecnología ha permitido hacer las cerraduras con estructuras más complejas y en donde la finalidad no es mantener cerrada una puerta, sino dependiendo del caso, establecer una barrera de seguridad difícil de traspasar con las técnicas de robo más comunes por parte de delincuentes.

Por otra parte, y casi de manera irónica, los cerrajeros, explican desde cerrajeros Campello, también deben tener los conocimientos necesarios para abrir puertas de hogar o coches para cuando se han perdido u olvidado dentro las llaves. Esto, buscando la mayor profesionalidad posible, se traduce en un trabajo rápido y con daños mínimos o nulos la puerta con la que se trabaja.

Por supuesto, lo anterior no quiere decir que cualquier ladrón pueda vulnerar la seguridad de un hogar tan fácil como llegar e irse, especialmente si se tiene un buen cerrajero profesional que adecue la seguridad de sus puertas y ventanas de manera correcta, lo que permite olvidarse de las preocupaciones. Lo que sí quiere decir es que en casos de descuidos como el de olvidar las llaves, dependiendo de la complejidad de la cerradura, un cerrajero no siempre podrá abrir una puerta de manera tan sutil, aunque en la gran mayoría de los casos, un cerrajero solucionará problema. Fuente Comunicae

Ahora en portada

Comentarios