Viernes, 15.12.2017 - 13:11 h

El 40% de créditos rápidos solicitados en 2016 proceden de Madrid y Cataluña

El 40% de créditos rápidos solicitados en 2016 proceden de Madrid y Cataluña

Los préstamos online se han convertido en una verdadera alternativa de financiación en los últimos años. Desde el comienzo de la crisis, las entidades bancarias empezaron a investigar hasta los más pequeños detalles personales de sus clientes para aseverarse de que éstos podrían devolver el dinero solicitado. Por ello surgieron numerosas plataformas virtuales con el objetivo de ofrecer créditos a cualquier persona que lo necesite, sobre todo, a aquellas que tienen verdaderas dificultades económicas. Estas páginas web han experimentado un crecimiento vertiginoso, no solo en el número de portales que ofrecen este servicio, sino en la cantidad de solicitudes que éstos reciben. 

Las comunidades donde se conceden más créditos rápidos son Cataluña y la Comunidad de Madrid, agrupando entre ambas un 39,28% del total de préstamos concedidos durante el pasado año en nuestro país, según los datos de la compañía de servicios financieros QuéBueno.es. La mencionada cifra supera al número de créditos aprobados en un total de 15 autonomías del territorio nacional. Sin embargo, si valoramos las estadísticas en relación al número de habitantes, las Islas Canarias son las que cuentan con el porcentaje más alto en España. En el mismo caso se encuentra Cantabria, que a pesar de situarse en la 15ª posición respecto a los créditos concedidos totales, ocupa la 4ª posición si tenemos en cuenta su población. Por su parte, Extremadura es la comunidad donde menos microcréditos rápidos se conceden. 

Los créditos rápidos pueden ser una ayuda para hacer frente a necesidades urgentes o imprevistos económicos, motivo por el cual más se solicitan. Lo que significa que una gran parte de los usuarios de estos servicios solo hacen uso de sus prestaciones en casos puntuales y esporádicos. Cabe recordar que ésta es la principal utilidad que deberían de tener los préstamos de este tipo; nunca deberían usarse de manera excesiva, habitual y repetitivamente. En caso de necesitar un dinero extra, siempre debemos tener en cuenta ciertas características personales como la estabilidad laboral o el nivel de endeudamiento que se tiene hasta dicho momento. Es fundamental estar seguros de poder devolver el dinero en el plazo indicado. 

Muchas personas solicitan un préstamo porque se encuentran ante una situación en la que tienen que desembolsar una gran cantidad de dinero que no esperaban. Este es el caso de las facturas que aumentaron su cuantía (11,83%), de las compras alimenticias de fin de mes (8,37%), de multas de tráfico o reparaciones urgentes de vehículos (7,78%) o pago de alquiler (6,12%). 

Las fechas cuando más créditos se solicitan, aumentando en un 30% respecto al resto del año, son los meses de agosto y septiembre, que coinciden con la vuelta de vacaciones y el comienzo del curso escolar. Los gastos en la educación de los hijos suelen ser imprescindibles y obligatorios en la economía familiar y éstos no son precisamente baratos, ya que en España oscilan entre 200 y 400 euros por niño. Eso se hace notar en que los hogares con hijos a su cargo representan más de un 37% del total de los solicitantes de minicréditos al instante. Durante el 2016, los préstamos solicitados en dichos meses duplicaron a los del mismo periodo del año anterior, según los datos de QuéBueno.es. 

Otra de las épocas que más gastos implica es la llamada “cuesta de enero”, periodo de tiempo que transcurre en el primer mes del año después de las fiestas navideñas, en las que desembolsamos una gran cantidad de dinero entre viajes; cenas de empresa, familiares o de amigos; compra de adornos, regalos u otras necesidades. Para que ésta se haga mucho más llevadera, merece la pena seguir una serie de consejos para ahorrar en tus compras navideñas. 

En primer lugar, es recomendable hacer una lista de compra con los productos o artículos que necesitaremos y repartir la adquisición de éstos en diferentes periodos para conseguir el mejor precio posible y un mayor ahorro total. Algunos alimentos navideños tradicionales como el marisco aumentan considerablemente su precio justo antes de Navidad, por lo tanto conviene comprarlos antes y congelarlos. El mismo proceso se puede repetir con bebidas, latas, condimentos o envasados. 

En el caso de los menús, deben ser reales y asequibles, es decir, podemos buscar alternativas a productos alimenticios habituales por otros más económicos y que sean igual de apetecibles. En vez del solomillo, podemos cocinar pierna de cerdo al horno o un rollito de carne de lomo relleno. También podemos cambiar el típico pavo por magret de pato o pollo relleno. No debemos sobresalirnos de nuestras posibilidades económicas, ya que los mejores delicatesen se preparan con una guarnición perfecta que acompañe al plato. 

Para comprar todo lo que necesitemos debemos acudir al hipermercado y es fundamental que allí busquemos diferentes descuentos o promociones. La comparación entre precios también es una buena oferta para gastar un poco menos de lo que teníamos planeado en un principio. 

Siguiendo estos sencillos pasos podremos evitar la necesidad de solicitar préstamos y endeudarnos aunque sea a corto plazo o al menos ayudará a que el crédito sea de menor cantidad. 

Ahora en portada

Comentarios