Lunes, 11.12.2017 - 05:13 h

Como elegir ropa de cama y hogar

Algunos aspectos que se pueden tener en consideración cuando se esté por comprar ropa de cama

/COMUNICAE/

Aspectos a considerar a la hora de elegir la ropa de cama
Escoger la ropa de cama no se trata siempre de algo fácil, no solo se tienen que considerar detalles como que combinen bien con la habitación, si no también que sean útiles a la hora de dormir. Por ello, aquí van algunos aspectos que se pueden tener en consideración cuando se esté por comprar ropa de cama.

Tamaño de la cama: Incluso si se está pensando que se trata de algo fácil, un factor tan sencillo como el tamaño del colchón se pasa por alto, y aun si se tomas en cuenta, es importante recordar que no solo es el tamaño del colchón, si no las medidas de la cama en 3D, ya que seguro se quiere que la ropa de cama cubra bien el colchón sin que caiga por algún lado rozando con el suelo.

Refinar bien las opciones: El comprar ropa de cama es una excelente forma de cambiar como luce una habitación, pero no siempre es la mejor idea comprar muchos juegos de sabanas, por ejemplo en una oferta. El detalle que muchas veces se pasa por alto en la ropa de cama es que como todo, ocupan espacio, y puede ser un verdadero problema guardar varios juegos de cama en un mismo cajón, por ello, mejor refinar las opciones.

Lo ideal sería tener 3 a 4 juegos de ropa de cama que combinen con los estores digitales, y una opción para su elección es analizar el tipo de tela, la durabilidad, textura, facilidad de lavado y claro, también el precio.

Tipos de ropa de cama: Existen diferentes opciones en cuanto al material del que se desee elegir la ropa de cama, como las fabricadas con bambú, que son una opción ecológica. Las de franela que resultan ideales para temporada de invierno, las de algodón que son transpirables y de este modo excelentes para dormir bien en verano.

El tipo de tela perfecta a elegir depende de la variabilidad del clima de la zona donde se vive, así como de analizar qué tan cambiable es cada material a factores externos, por ejemplo, algunas se arrugan fácilmente como las sabanas hechas de algodón. En síntesis, se debe analizar qué tanto se deberá de cuidar un juego de sabanas para que se mantenga como nueva.

Ocurre lo mismo a la hora de eligir fundas de sofá, de lo que se hablará próximamente. Fuente Comunicae

Ahora en portada

Comentarios