Miércoles, 22.11.2017 - 14:12 h

La falta de motivación y el miedo al fracaso, principales barreras del bilingüismo en españa

España es el país europeo donde antes se empieza a estudiar inglés, pero su nivel continúa por debajo de la media

/COMUNICAE/

España es el país europeo donde antes se empieza a estudiar inglés, pero su nivel continúa por debajo de la media

A pesar de que los españoles comienzan a estudiar inglés desde edades tempranas, España ocupa los últimos puestos de la Unión Europea en el ranking de conocimiento del idioma. Según el Estudio Europeo de Competencia Lingüística, el 63% de los jóvenes españoles no comprende el inglés oral cuando termina la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), el 58% no entiende lo que lee en inglés y el 50% tiene serias dificultades para escribirlo.

Con motivo del Día Europeo de las Lenguas, la plataforma online de enseñanza de idiomas para niños en edad temprana, Lingokids, quiere nombrar los motivos por los que los españoles no logran mejorar el conocimiento del inglés. Entre ellos destacan la falta de motivación, el miedo al fracaso y la falta de competencia en los profesores.

"Es bueno y recomendable que se comience la enseñanza de idiomas desde edades tempranas, pero hay que saber enfocarlo, poniéndonos en la piel de los niños", afirma Marieta Viedma, educadora y cofundadora de Lingokids. "La presión que hay -desde infantil hasta terminar Secundaria por memorizar y acumular conocimiento sin comprender, hace que los alumnos pierdan la ilusión por el idioma. Lo ven como una obligación, hay que cambiar esta percepción. Para que haya motivación, se debe enseñar la gramática y expresiones comunes desde las diferencias culturales o desde el juego".

Asimismo, es fundamental la práctica continua del idioma fuera de las aulas, con el apoyo de profesionales, recursos audiovisuales o nuevas plataformas digitales. "Para los niños, los recursos digitales funcionan muy bien, es una forma de desconectar de la clase tradicional y la teoría. Los juegos, historietas y vídeos captan la atención de los niños, y a través del entretenimiento pueden lograr una mayor comprensión del idioma en todos sus aspectos, oral, escrito, gramatical y auditivo", añade Marieta. "Si además otras de sus barreras para aprender es el miedo al fracaso o la vergüenza a practicar en público, es muy bueno tener la posibilidad de practicar en casa, en un entorno donde se siente cómodo y sin presión". Fuente Comunicae

Ahora en portada

Comentarios