Miércoles, 14.11.2018 - 02:36 h
Tras el referéndum ilegal del 1-O

De Cataluña a Madrid: el procés fuerza la fuga de 3.000 empresas, 1.830 a la capital

Solo en el primer trimestre de este año 1695 empresas han decidido abandonar la región, cifra ocho veces superior a la del año pasado. 

Salidas y entradas de empresas por regiones

El 'procés' ha supuesto un fuerte varapalo para el tejido empresarial en Cataluña. La inestabilidad política que ha vivido la región desde que se celebrara el referéndum ilegal del 1 de octubre ha provocado que numerosas empresas decidieran abandonar Cataluña y se mudaran a otras regiones españolas. 

La cifra se ha agudizado durante este trimestre tras la constitución, el 17 de enero, del nuevo Parlament surgido tras las elecciones del 21-D, en la que era elegido nuevo presidente de la cámara Roger Torrent, de Esquerra Republicana de Catalunya, contando la mesa del Parlament con mayoría independentista. La situación daba un paso más a mediados de mayo cuando el candidato propuesto por JxCat, Quim Torra, era elegido nuevo presidente de la Generalitat, casi cinco meses después de los comicios del 1 de diciembre.

Evolución de salidas y entradas de empresas en el primer trimestre

Solo en el primer trimestre de este año, 1.695 empresas decidieron abandonar Cataluña, un número ocho veces superior al de las 220 compañías que apostaban por hacer las maletas en el primer trimestre de 2017, según el estudio sobre cambios de domicilio publicado por informa D&B.  A esta fuerte huida hay que sumarle las que optaron por tomar las mismas decisiones en el último trimestre del año pasado y que ascienden hasta las 1.298 empresas. Es decir, en un semestre Cataluña ha perdido casi 3.000 compañías como consecuencia de la inestabilidad política.   

Esta salida, en términos netos, es inferior puesto que algunas empresas (pocas) han decidido acudir a Cataluña para fijar su domicilio social, pese a que Foment ha promovido un paquete fiscal 'a la madrileña' para atraer empresas huidas. En concreto, el número ha sido de solo 94 en el primer trimestre del año, es decir, Cataluña cuenta con 1.601 empresas que han cambiado su domicilio social entre enero y marzo.  

En este escenario de éxodo empresarial de Cataluña, hay una clara beneficiada: Madrid. La capital de España ha captado 1.830 empresas procedentes, únicamente, de Cataluña. Es decir, prácticamente dos de cada tres empresas que ha abandonado la región ha sido para fijar su domicilio social a Madrid. El segundo destino, como han hecho los grandes bancos, ha sido la Comunidad Valencia, que ha acogido a 323 compañías. 

CaixaBank, por citar un ejemplo, fue una de las que decidió emigrar a Valencia. Gonzalo Gortázar, su consejero delegado, respiraba tranquilo tras la decisión puesto que el banco paraba el golpe porque, al cambiar raudo la sede cuando la "intranquilidad" de la clientela comenzaba a ocasionar fugas de depósitos tras la celebración del referéndum, se frenaron los reembolsos y "revirtió" la tendencia.

Pero, ¿cuánto dinero han dejado de facturar las compañías? La cuantía es suculenta puesto que las empresas que huían de Cataluña han sumado cerca de 14.500 millones en facturación en el primer trimestre de año. De estos, 11.800 millones en ventas son empresas que se han mudado a Madrid puesto que solo en el primer trimestre, 29 grandes sociedades han facturado más de 50 millones de euros. 

Nathalie Gianese, directora de estudios de Informa D&B, ha señalado que "el número de empresas que trasladaron su domicilio a otra comunidad viene creciendo de forma constante desde 2013, pero entre 2016 y 2017 se aprecia un salto más significativo, de 4.142 a 5.290, un 28% más".  En el primer trimestre de 2018, la tendencia alcista se mantiene, registrándose un incremento más del 130% en la cifra de empresas que se mudan a otra autonomía, un total de 2.695 sociedades.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios