Viernes, 21.02.2020 - 20:18 h

111-105. Hayward surgió con los puntos ganadores para los Jazz

El alero Gordon Hayward lideró el ataque de los Jazz de Utah que se impusieron en la prórroga por 111-105 a los Timberwolves de Minnesota en el duelo de equipos de la División Noroeste que buscan conseguir su pase a la fase final.

Redacción Deportes EEUU, 15 mar.- El alero Gordon Hayward lideró el ataque de los Jazz de Utah que se impusieron en la prórroga por 111-105 a los Timberwolves de Minnesota en el duelo de equipos de la División Noroeste que buscan conseguir su pase a la fase final.

Hayward anotó 26 puntos, incluidos 18 en el cuarto periodo y en la prórroga, mientras que el ala-pívot Paul Millsap también aportó puntos decisivos en los minutos finales del tiempo extra que permitieron a los Jazz (21-22) la segunda victoria en los últimos cinco partidos que han disputado.

Millsap, que logró un doble-doble de 16 puntos, 11 rebotes y su mejor marca como profesional de ocho recuperaciones de balón, al final compensó el falló que tuvo en el tiempo reglamentario cuando falló la penetración a canasta que le pudo haber dado antes la victoria a los Jazz.

El ala-pívot titular del equipo de Utah robó dos veces el balón en el minuto final del partido, anotó una canasta y dio un pase con balón elevado a Hayward, que hizo un mate espectacular.

Los Jazz consiguieron los seis últimos puntos de la prórroga y aseguraron la victoria, la cuarta consecutiva en su campo del EnergySolutions Arena.

El base Devin Harris también realizó una buena labor al aportar 18 puntos, mientras que el escolta novato Alec Burks, que entró en la rotación de los reservas por C.J. Miles aportó 15 tantos, su mejor marca como profesional.

El pívot Al Jefferson, que al concluir el partido viajó a Misisipi para asistir al entierro de su abuela, después de haber aportado un doble-doble de 12 puntos, 13 rebotes y recuperó dos balones.

De nuevo el ala-pívot Kevin Love fue el líder indiscutible de los Timberwolves (22-22) al conseguir un doble-doble de 25 puntos, 16 rebotes y una asistencia.

Mientras que el pívot montenegrino Nikola Pekovic llegó a los 20 tantos y el base Luke Ridnour consiguió un doble-doble de 18 puntos y 13 asistencias.

La gran labor de Ridnour justificó, que a pesar de la ausencia del base novato español Ricky Rubio por lesión por lo que resta de temporada, los Timberwolves no quisieron recibir al veterano Derek Fisher de Los Ángeles Lakers por el ala-pívot Michael Beasley, que recibió las informaciones de su posible salida del equipo con poco agrado.

El entrenador de los Timberwolves, Rick Adelman, tuvo que hablar con el jugador antes del partido para reiterarle que el equipo lo necesitaba, pero para que jugase tanto en defensa como en ataque.

Adelman reconoció que estaban dispuestos a hacer todo lo posible para que el jugador se sintiese a gusto y en plenitud dentro de la plantilla.

El base puertorriqueño José Juan Barea a pesar que sólo disputó 18 minutos con los Timberwolves se convirtió en el mejor reserva y sexto jugador al aportar 11 puntos.

Barea anotó 4 de 8 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, y 1-2 desde la línea de personal, además de repartir cuatro asistencias.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING